El inocente

Niña con pajarito (Etienne Adolphe Piot)

Recuerdas un hecho de tu infancia. Eras muy pequeño y alguien te regaló un pájaro, que en un descuido se te escurrió de la mano y se puso a revolotear por el comedor. Después de una alocada persecución lograste sujetarle de nuevo, pero tu ímpetu, el deseo de recuperarlo, fue excesivo y le causaste sin quererlo la muerte. Recuerdas tu desconsuelo, tu doloroso estupor, al contemplar en la mano el cuerpecito aún tibio del pájaro muerto, y el sentimiento de vergüenza que te hizo correr a esconderte, y mentir luego, cuando te preguntaban por él, diciendo que no sabías donde estaba. ¡De qué podía ayudarte la convicción de que no habías querido dañarle si el resultado había sido su muerte! Como Edipo, como el cazador del cuento de Muni, entonces supiste que esa culpa vinculada a la inocencia es la más incomprensible de todas.

Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado
Publicado en Pintura, Varios | Etiquetado | 3 comentarios

Dos vidas

Two lives - Juliane Köhler

dos_vidasUna excelente película que mantiene el interés de principio a fin y de la que es difícil hablar sin desvelar lo que se debe ir descubriendo a la vez que la familia de la protagonista, tan expectantes como los que estamos delante de la pantalla. Impecable guión del director, un alemán llamado Georg Maas que firma Dos vidas juntamente con su compatriota Judith Kauffmann, en el que los siempre estimulantes interrogantes no surgen de ocultaciones artificiosas sino del desarrollo natural de la trama. Ni siquiera conviene saber el subgénero al que pertenece esta película: Hay que ir a verla a ciegas, dispuesto a pasar un par de horas sin pestañear, a disfrutar de la emoción que transmite la extraordinaria interpretación de Juliane Köhler, de la presencia de Liv Ullmann y de buenos secundarios, y a salir del cine reflexionando y con alguna pregunta sobre el amor y la sangre que también interesa a los que no vivimos historias tan extraordinarias como las de esas Dos vidas.

Sigue leyendo

Publicado en Cine | 2 comentarios

Descubriendo America (VII) – Senza mamma (Puccini)

Suor Angelica es una ópera menor de Puccini, la segunda de las que integran Il trittico, pero contiene una de las arias más emocionantes compuesta por ese experto en emocionar. Suor Angelica, recluida en un convento por haber tenido un hijo sin estar casada, acaba de enterarse de que ese niño al que no volvió a ver, ha muerto. Y le canta esta Senza mamma

Sigue leyendo

Publicado en Opera | Etiquetado | 6 comentarios

Quino, perro viejo

Quino perro viejo

Sigue leyendo

Publicado en Humor | Etiquetado | 12 comentarios

El Porgy & Bess de Cape Town en el Liceo (15/7/14) – Pobres pero tampoco honrados

Pocas ganas de hablar de una función lamentable, aunque daría para mucho, especialmente para algunas reflexiones sobre la entusiasta respuesta de una buena parte del numeroso público que asistió anoche. Baste decir que, a la salida, unos jóvenes angloparlantes muy felices, ridiculizaban el canto operístico, balando como hizo continuamente Crown. Pero lo peor no fueron los cantantes. Como en el chiste de Kenny G (*), las dos balas se las hubiese merecido el director de orquesta (de cuyo nombre tampoco pienso acordarme), por su desanimado y desalmado trabajo al frente de una orquesta que no sonaba nada mal, por su falta de vigor, manifiesta en un increíblemente plano I got plenty o’ nuttin’ y por una interpretación más propia de un salón vienés que de un barrio marginal de Carolina del Sur o del innecesario e irrelevante Soweto de esta pobre pero tampoco honrada producción. Si a este buen señor le ha gustado alguna vez y sigue sintiendo la música, no lo parecía. Las dos balas para él, pero un rebote para el director escénico, y no por sus aportaciones ambientales, ni por hacer que la sirena de un barco se convierta en los silbatos de unos policías que caminan sobre las aguas, ni por su Bess/Dr.Jeckill, ni por el detalle de autenticidad de la monja cooperante en la última escena, ni por habernos dejado sin una triste tabla de planchar, sino por tomar el escenario por el plató de Operación Triunfo, por olvidarse de lo que es la acción dramática y por contribuir a que una canción como Bess, you ‘is my woman lograse lo imposible e imperdonable: no emocionar. Porque si esos dos directores hubiesen hecho bien su trabajo, es muy probable que hubiesen sido perdonables los balidos de Crown, las caladas de Bess, las ostentoreidades de Porgy y que a Sportin’ Life se le fuese el aire por los pies (aunque la masacre cometida con este último personaje y con It ain’t necessarily so tampoco tiene perdón, habría que comprar más balas). Hasta Gershwin salió ayer malparado. En ausencia de teatro y de ritmo, la opera se quedó en una sucesión de las bonitas canciones que todos conocemos (y que mi vecina tarareaba), separadas por ruidosos y larguísimos interludios, con algún bailecito de cuando en cuando para recordarnos lo buenos que son los negros bailando. Lo mejor de la noche, a distancia, el Oh lawd, i’m on my way final que recogió el único aplauso unánime y merecido, porque hizo vibrar a todos y porque para algunos, era el punto final de una función para olvidar.

(*) Estás en una habitación con Sadam Hussein, Adolf Hitler y Kenny G. Tienes un arma, pero sólo dos balas. ¿Con quién las gastas?
Con Kenny G. Las dos.
Publicado en Liceu, Opera | 16 comentarios

Canciones estupendas (23) – Alone again (naturally) (Gilbert O’Sullivan)

Alone again

Una música despreocupada y discretamente melancólica, pero no triste, y el “naturalmente” que apostilla la queja del título, sugieren más una reflexión irónica o burlona sobre la propia soledad que el lamento de un novio abandonado en el altar que está pensando en suicidarse en cuanto acabe de recordar otras desgracias familiares. Pero es esto último lo que cuenta Sólo otra vez (naturalmente), la estupenda canción que hizo internacionalmente famoso a Gilbert O’Sullivan a principios de los setenta. Y lo cierto es que el cantante hubo de precisar que Alone Again no era una canción cómica, y, negando nada autobiográfico en ella, prohibió que se usase en karaokes y anuncios, “porque significa mucho para algunas personas”
Sigue leyendo

Publicado en Canciones estupendas | Etiquetado | 10 comentarios

II Encuentro de quesesteros, un encuentro con muchos quesestos

Collage kalamar Quesesteros 2014

Será que a los quesesteros les duele verme privado del placer de concursar, pero lo cierto es que el regalo con que apareció kalamar y puede verse arriba, ya iba acompañado de la venenosa pregunta, “¿Qué es esto?”. A la que, para mayor congoja, añadió inmediatamente “Y si no lo sabes, es que no visitas mi colección de collages

Sigue leyendo

Publicado en Concurso "¿Qué es esto?" | 20 comentarios

Porgy & Bess – Tercer Acto

Porgy & Bess 3bPrimera escena

La tormenta ha pasado ya, y todos dan por muertos a Jake y Crown, rezando por ellos y consolando a Clara. Sportin’Life insinúa que Crown está vivo y que se avecina una pelea, y, efectivamente, después de que Bess haya cantado una estrofa del Summertime al bebé de Clara y se haya retirado, entra Crown, gateando hacia la casa de Porgy. Al pasar bajo su ventana, aparece en ella un brazo armado con un cuchillo que se clava en su espalda, y cuando se yergue tambaleándose, Porgy se asoma y le coge el cuello, estrangulándolo tras un forcejeo y proclamando luego: “Bess, Bess, you got a man now”, “ahora tienes un hombre”.

Sigue leyendo

Publicado en Jazz, Opera | Etiquetado | Deja un comentario

Porgy & Bess – Segundo Acto

Primera escena 

Ha pasado un mes. Jake y los pescadores cantan un espiritual proponiéndose remar esforzadamente hasta llegar a la tierra prometida mientras reparan sus redes y se preparan para salir al mar. It take a long pull to get there, Hay que remar mucho para llegar hasta allí.

Sigue leyendo

Publicado en Jazz, Opera | Etiquetado | 8 comentarios

Porgy & Bess – Primer Acto

Porgy & Bees Cape Town 1-1

La ópera se inicia con una breve obertura en la que el piano interpreta el “Jasbo Brown Blues”. Jazbo Brown fue un músico semilegendario del Delta Blues.

Sigue leyendo

Publicado en Jazz, Opera | Etiquetado | 9 comentarios

Pinturas con pipa de Jan Steen (y fin)

Cuidado con la abundancia

Cuidado con la abundancia

El violinista que pone música a esta caótica escena es su autor, Jan Steen (1626-1679), el que seguramente fue el pintor cómico más importante en el siglo XVII. El cuadro es representativo de sus mejores obras, pinturas cargadas de humor y de colorido, entre festivas y moralizantes, que a menudo se basan en proverbios o refranes populares. El costumbrismo de Steen no retrata la vida cotidiana sino que la teatraliza, recurriendo para ello a múltiples símbolos cuyo exacto significado no siempre se conoce hoy. En esta pintura, no hay duda, por ejemplo, de la cita bíblica del cerdo y las rosas, pero no está tan claro a que alude el pato a hombros o el mono jugando con el reloj. O si esa pipa del suelo, entera, puede ser un símbolo fálico, por forma y por paronimia de pipa, tubo. Como tampoco es muy claro cuánto hay de guiño y cuanto de reconvención en ésta y en tantas escenas suyas, quizás porque, cómo se ha dicho, “las pinturas de Steen eran como su forma de vida y su forma de vida era como sus pinturas” en las que, con toda intención, él aparecía muy frecuentemente burlándose y perdonándolo todo, a los demás y a sí mismo.

Sigue leyendo

Publicado en Pintura | Etiquetado | 8 comentarios

Pinturas de Gerard ter Borch, algunas con pipa (y muchas con Gesina o su madre)

También conocido (bastante menos de lo que merece) como Terburg, Terborgh y Terborch, Gerard ter Borch (1617-1681) fue uno de los más grandes artistas del siglo de oro neerlandés y su estilo ejerció una notable influencia en Vermeer. Autor de espléndidos retratos, lo mejor de su no muy abundante obra es pintura de género, pero no escenas rurales con grupos de campesinos más o menos numerosos y groseros, sino interiores con personas de clase acomodada en sus ocupaciones o entretenimientos, cuadros cargados de contenido psicológico que plantean muchas preguntas y sugieren mucho más de lo que se ve. Sin embargo, en sus primeros años pintó escenas de la vida de los soldados en los que era posible encontrar y se encuentra alguna pipa, como es el caso de la Mujer bebiendo vino con un soldado dormido, unos segundos después y en un plano más distante de la Mujer bebiendo vino, una obra que sirve ya de primer ejemplo de lo dicho y de lo todavía no dicho: su sensacional habilidad con las texturas y los ropajes en general y con el satén en particular.

Sigue leyendo

Publicado en Pintura | Etiquetado | 18 comentarios

Pinturas con pipa (y con instrumentos musicales) de Jan Miense Molenaer

Alegre grupo en una taberna

Alegre grupo en una taberna

Jan Miense Molenaer (1610-1668) nació el mismo año y en la misma ciudad holandesa que van Ostade, Haarlem, y es probable que ambos coincidieran como alumnos en el estudio de Frans Hals. Su estilo, influido al principio por el del maestro, evolucionó con el tiempo hacia el de su condiscípulo, también por dedicarse a escenas de costumbres, en las que encontramos fiestas, tabernas y fumadores. Pero Molenaer era también de la añada de Teniers, y si en los cuadros de este último pocas veces faltaba el personaje orinando en un rincón, en los suyos es frecuente hallar una pareja entregada a sus quehaceres amorosos, como sucede arriba, en ese Alegre grupo en una taberna, con la señora encima de la mesa.

Sigue leyendo

Publicado en Pintura | Etiquetado | 10 comentarios

Pinturas con pipa (y alguna sin) de Adriaen van Ostade

Campesinos de juerga en una taberna (1635)

Campesinos de fiesta en una taberna

Adriaen van Ostade (1610-1685), que se cree fue discípulo de Frans Hals,  es considerado el creador del género “campesino holandés” con que los rústicos de su país empezaron a decorar los salones de los burgueses, siempre más como éstos los imaginaban que como realmente eran. Por eso, en sus primeros cuadros, en contraste con los de Teniers, los personajes eran toscos cuando no grotescos, los colores oscuros y las escenas a menudo sórdidas, y luego, van Ostade evolucionó hacia una pintura más risueña y amable en el fondo y en la forma, respondiendo a la idealización nostálgica de la vida rural de los urbanitas compradores. Basta comparar los Campesinos de fiesta en una taberna del encabezamiento de ese apunte, un oleo de 1635, con este otro cuadro del mismo título de 1673,

Sigue leyendo

Publicado en Pintura | Etiquetado | 12 comentarios