Los ensayos

El libro. El primero que salvaría de la quema, sin la menor duda, para tener qué leer y releer toda la vida. Y el que inevitablemente debe inaugurar este blog, porque rebosa amor, humor y arte.

Escrito con una naturalidad y una proximidad deliciosas, hay quien lo devora en tres semanas mientras que a otros nos dura tres años, porque una página puede dejarte con la sonrisa instalada y la bombilla encendida para todo el día.

Son, al menos, tres libros en uno. Por un lado,  Montaigne nos regala una selección de sus numerosas lecturas, un impagable “digest” de los antiguos. El pensamiento de Epicuro, Sócrates, Platón, Séneca y unas cuantas docenas de sabios, que probablemente no serán de fácil lectura, va apareciendo a lo largo de la obra, muchas veces confundido con el del propio Montaigne.

Éste, su pensamiento, es obviamente el aspecto central del libro. Su visión de la vida, iluminada desde una lúcida, humilde, y serena aceptación de la muerte, es expuesta de forma un tanto anárquica, siempre agradable y natural, porque no estamos ante el discurso de un sesudo filósofo sino siguiendo las agudas y libres reflexiones de un personaje tan inteligente como, por que no, “en el buen sentido de la palabra, bueno”. Políticamente conservador, liberal y revolucionario sin embargo en la distancia corta (“rebeldía moral y respeto por la tradición” dice Argullol) , es capaz de nadar y guardar la ropa bajo la sombra de la Inquisición y consigue decir lo que quiere, sin prejuicios y sin apenas exigir lectura entre líneas. Con el tiempo, la Iglesia incluyó “Los Ensayos” en su índice de libros prohibidos, pero si alguna obra pudiera cambiar el mundo y debiera ser de lectura obligada al menos para docentes, esta sería una de ellas, si no la primera.

Y tenemos finalmente al hombre, que con su deslumbrante humildad, su bonhomía, su sagacidad, y con una sinceridad, honestidad y naturalidad avasalladoras se hace cada vez más presente y  palpable a medida que avanza el libro hasta acabar convertido en el amigo. Un auténtico lujo. Y como literatura, un constante placer: “No conozco ningún otro libro que parezca menos escrito. Es el lenguaje de la conversación trasladado a un libro. Cortad esas palabras, sangran; son vasculares y vivas.”(Emerson)

Dos advertencias:

– Montaigne es tan espontáneo y poco pretencioso, que empieza sus ensayos con algunos capítulos bastante banales, que pueden echar atrás a más de uno.

– La edición de Acantilado, además de otros méritos para eruditos (y de una práctica cinta como punto de lectura), emplea el lenguaje actual y se lee estupendamente. He ojeado alguna otra, infumable, y la de la “Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes” que dejo al final tampoco es muy atractiva.

Dos enlaces: Reseñas de Babelia y de la editorial.

http://www.elpais.com/articulo/narrativa/Esplendido/Montaigne/elpepuculbab/20071215elpbabnar_5/Tes

http://www.acantilado.es/catalogo/los-ensayos-352.htm

Dos opiniones de peso desde dos mundos:

Josep Plá: “No me canso de leer los Ensayos de Montaigne. Paso con ellos horas enteras, de noche, en la cama. Me producen un efecto plácido, sedante, me dan un delicioso reposo. Encuentro en Montaigne una gracia casi continua, llena de incesantes e inagotables sorpresas. Una de ellas proviene del hecho de que Montaigne tiene una idea muy precisa de la insignificante posición del hombre en la tierra”

Orson Welles: “Lo leo cada semana, a la manera en que la gente lee la Biblia, no durante mucho rato. Abro mi Montaigne, leo una página o dos, por placer, sin más”

Otras dos opiniones, desde otros dos mundos:

Friedrich Nietzsche: “Que un hombre así haya escrito, ciertamente ha aumentado el placer de vivir en este mundo”

Gustave de Flaubert: “No conozco otro libro más tranquilo y que provoque mayor serenidad”


________________________________________________________________

De la primera frase al útimo parrafo:

“Lector, éste es un libro de buena fe”

“…que la muerte me encuentre plantando mis coles, pero despreocupado de ella, y aún más de mi jardín imperfecto.”

“Igual que nuestro nacimiento supuso para nosotros el nacimiento de todas las cosas, nuestra muerte conllevará la muerte de todas las cosas. Por eso, tan insensato es llorar porque de  aquí cien años no viviremos, como hacerlo porque cien años atrás no vivíamos”

“No creo que en nosotros haya tanta desdicha como vanidad, ni tanta malicia como sandez; no estamos tan llenos de mal como de inanidad; no somos tan miserables como viles.”

“…si la salud y la claridad de un buen día me sonríen, soy un hombre honesto; si un callo me oprime el dedo del pie, soy ceñudo, desagradable e inaccesible”

“Y muchas veces es menos malo perder la viña que litigar por ella.”

“Si alguien me preguntase por la primera cualidad en el amor, le respondería que es saber aprovechar el momento; la segunda, otro tanto, y también la tercera.”

“Hasta el momento, todos los milagros y acontecimientos extraños se esconden ante mí.”

“Si a tu médico no le parece bien que duermas, que tomes vino o determinada comida, no te preocupes. Te encontraré otro con una opinión distinta.”

“Y en el más elevado trono del mundo, estamos sentados sobre nuestro trasero.”

“Concédeme, Latona, gozar con salud de aquello que esté a mi alcance, y, te lo ruego, con la mente incólume; evítame una vejez ignominiosa y privada de cítaras” (Horacio)


Dudo que haya otro escritor tan inteligente y noble a la vez como el admirable “Señor de la Montaña”. Así es como lo llamaba Cervantes, quien acabó su Quijote con un sencillo “Vale”,  la forma latina de desear salud. Montaigne es tan honestamente humilde y humano, que acaba su obra deseándose lo mejor para lo que le queda de vida con una cita… ajena.

________________________________________________________________

“Los Ensayos” de la “Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes”: http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/01372719700248615644802/index.htm

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clásicos, Ensayo, Literatura, Pensamiento y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Los ensayos

  1. Assur dijo:

    No podies començar amb millor tema per a un post, ja que no va poder ser fins l’altre dia que vaig anar a la llibreria a buscar el “Tristram” que em vas recomanar, i com que em ve molt de gust llegir assaig, vaig comprar-me, també, el primer llibre dels tres dels “Assaigs”, de Montaigne, traduïts i anotats pel valencià Vicent Alonso i editat, en 4ª edició (la primera és de l’any 2006, o sigui que per ser un assaig no està gens malament) per Proa.

    • José Luis dijo:

      Doncs ja ens dirás com et va. La edicio de Acantilado es boníssima, i de fet, ultimament he llegit varias cosas de ella (dos o tres de Zweig i no recordo que més), i molt bé.
      El “Tristram” i els “Assaigs” tenen en comú que se’n van per les branques sense cap vergonya, que en Montaigne titula “de las moscas” i pot acabar parlant dels esquimals, però en el cas de Sterne les digressions son la norma i bona part de la gracia del seu llibre. Intueixo que t’agradarà. Suposo que els “Assaigs” ja els has llegit; en cas contrari preparat a gaudir. I si no ho saps ja, el capítol més llarg del segon llibre es la “Apologia de Ramon Sibiuda”, un professor i teòleg català.

  2. nati dijo:

    Lo tendré en cuenta.
    Me encantan las citas que citas.

    • José Luis dijo:

      Si te gustan las citas, Los Ensayos son una auténtica mina, porque Montaigne está continuamente refiriéndose a las que ha leído, y las hay sensacionales. De memoria, y no recuerdo de quién: “El que teme sufrir ya sufre”. Y luego están las suyas, que he puesto una muestra escogida en cinco minutos, conque imagina. Pero lo mejor del caso, es que se hace un flaco favor a “Los ensayos” si sólo se habla de sus frases como inevitablemente hacemos todos, porque el libro es muchísimo más que eso.

  3. Pilar Pons dijo:

    Felicitats pel blog , per ara no llegiré aquest llibre que recomanes perque amb sa fieta no tenc es temps
    necessari i tenc sa intuició de que ara no és el moment , que he d’estar una mica més madureta .
    Però en parles amb tanta emoció que me fa moltes ganes , així que algun any caurà.

    besades i ens veiem més tard

    Pilar

    • José Luis dijo:

      Gracies Pilar! Tens tota la raó de fer mes cas de la teva intuïció que de mi, que soc perillós com ja saps 🙂 Cada cosa te el seu moment, i em penso que Montaigne t’agrada més quan coincideixes amb ell amb el que has aprés al llarg de la vida. Ara no sé com es exactament però també diu que aprenem a viure quan estem acabant… Bé, aprenem la teoria, clar…

  4. kalamar dijo:

    hola! al centre on treballo només tenen el llibre tercer. S’ha d’anar per ordre o no cal? és el d’Edicions 62, trad. Joaquim Molas.

  5. allau dijo:

    Excel·lent aperitiu! Ja friso per començar a llegir-lo.

  6. pfp dijo:

    hola Jose Luis, me permito entrar a tu casa desde lo de Allau, aunque te conozco de casa del Joaquim, y del Maac y de Titus…
    mañana mismo enfilo para la librería, creo que Montaigne va a ser también de los míos.
    aprovecho para desearte feliz año, saludos afectuosos. Pilar

    • José Luis dijo:

      Hola Pilar! Ya sabes lo tristes que nos ponemos los blogueros cuando nos llega alguien nuevo a casa, de manera que haces bien en llamar con tanto cuidado 😉

      No sé que opinión te habrás hecho de mí con las perlas que voy dejando por ahí, y puede que mi única virtud sea lo mucho que me gustan “Los ensayos”, lo cual digo sólo a medias en broma. Es un libro especial, es de verdad como un amigo, con sus dias buenos y no tanto, pero se te mete en el alma, y me citan a Montaigne y sonrío. Y daría para un blog él solito, tres entradas por página…

      Lo de Montaigne como patrón de los blogueros, si es un invento de Allau, habria que promocionarlo, que está muy bien encontrado y sería un lujo. En todo caso, haremos un club.

      Gracias por alegrarme con tu llegada

  7. Josefina dijo:

    Voy a leerlo, me has animado mucho con tu reflexión. Me gusta y, seguro, será una compañía placentera y serena.
    Gracias José Luis.

    • José Luis dijo:

      De verdad, me alegra más pensar que he animado a alguien a leer a Montaigne, que si me dijeran que van a comprar un libro mio, si lo hubiera escrito. O sea que muchas gracias por la parte que me toca, Josefina 😉

  8. Tomás Ruiz dijo:

    Me alegro mucho de esta coincidencia de gustos. La lectura Montaigne es sencillamente deliciosa. Le he dedicado varios comentarios en mi blog porque merece la pena: El más personal es una visita que hice a su Castillo. Espero que te guste. Un saludo.
    http://elsurcodeltiempo.blogspot.com.es/2009/06/v3-viaje-al-castillo-de-michel-de.html

    • José Luis dijo:

      Vengo de ver tu interesante blog, y las ocho entradas que tienes dedicadas a Montaigne. Bueno; yo sólo le dediqué una, ésta, pero es la primera, y creo que le admiramos igual, igual que cualquiera que le lea.

      Muchas gracias y un saludo

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s