Y tú… ¿adagias o allegras?

Hace ya bastantes años tuve durante un tiempo por compañera de trabajo a una chica estupenda, Yoyes, que entre otras virtudes tenía la de no haber oído en su vida ni una nota de música clásica. Lo cual despertó inmediatamente mi espíritu proselitista, y como por aquellos días un colega me había regalado el “Giulio Cesare” de Händel dirigido por René Jacobs (eso es un amigo y no aquel otro al que se lo presté, y hasta hoy), se me ocurrió proponerle que le dedicara un rato, recomendándole especialmente el “Se pietà” y el “Va tacito” convencido de que si algo le iba a gustar eran esas arias, sobre todo la segunda:

Bueno, pues…

…mi sorpresa fue mayúscula cuando al día siguiente me vino entusiasmada, diciendo que lo mío era un poco rollo, pero que las canciones más marchosas le encantaban, y una de las que más este “Empio, dirò” que podemos oír aquí de nuevo a la contralto Jeniffer Larmore que es quien hace de Julio Cesar en esta sensacional versión.

Los angloparlantes tienen un verbo que me gusta mucho, el “to realize”, menos pomposo que eso de “ser consciente” y mejor que el “darse cuenta” para expresar lo que significa enterarse de verdad de algo, es decir, no solo saberlo y almacenarlo en una o dos neuronas perdidas en la (relativa y variable) inmensidad del neuronal, sino tenerlo presente, vivo, haberlo hecho “real”.  Pues bien: Mira que soy ya viejo, y he tenido que liarme con este blog para “realizar” que mucha gente prefiere lo enérgico a lo sublime, y que personas con buen gusto pueden llamar soso, cansino y palizas a James Taylor y hasta reservarse la opinión por no ofender, y que el danzón de Márquez puede irse a freír monas si al lado aparece el Mambo de Bernstein. Y que menos mística y más madera.

Otra cosa es que quizá el bando de los tiernos sea una mayoría consecuentemente más silenciosa, y un poco por curiosidad y otro poco por saber con quién me juego las pestañas se me ha ocurrido hacer una nueva encuesta. Comprendo que mi furia electoral puede parecer excesiva, pero como luego se verá, se trata de un interesante estudio sociológico.

Oigamos para empezar un adagio, el “Adagio sostenuto” de la Sonata no 14 en do sostenido menor “Quasi una fantasia”, op.27 nº 2 de Ludwig van Beethoven, título breve donde los haya, pero aún así reducido popularmente a “el claro de luna de betoven”, con lo que por fin aparece aquí el Hijo del Padre, de la mano de Ivan Moravec, uno de mis pianistas de cabecera, que aquí no nos estamos de nada.

La semana pasada hubiera asegurado que el personal en pleno estaría ahora totalmente anonadado tras tamaña belleza, pero hoy ya no sé cuantos estarán pensando que sí, que muy bien,  pero que prefieren cosas más moviditas, como el allegro muy allegro que sigue, último movimiento “Allegro di Molto” de la sinfonía No 94 en Sol mayor, “Sorpresa” de Haydn, en la estupendísima interpretación de la London Philharmonic Orchestra dirigida por Eugen Jochum.

Aunque Haydn es otra de las encarnaciones de la divinidad, puedo estar de acuerdo en que la comparación queda sesgada por el inmenso peso de Beethoven, pero eso compensará la mayor pasividad que nos caracteriza a los adagiosos. Porque esa es la encuesta: Adagio o Allegro. Vale que escoger es una barbaridad y que depende del día y todo eso, pero resulta que en el equipaje solo nos cabe una. Y ahora viene lo del estudio sociológico: Hay que indicar el sexo del votante, puesto que la tesis, absolutamente original, es que LAS CHICAS SON GUERRERAS; maac también, pero es un caso aparte. Si el resultado me gusta, es decir, si ganamos los adagiosos o/y se demuestra que las chicas (y maac) sois guerreras, haré una entrada para comunicarlo y celebrarlo. En caso contrario, todo quedará aquí como triste testimonio de la frivolidad imperante.

_________________________________________________________________

Dedicado a Josefina y Angels. Y a Yoyes.

_________________________________________________________________

ACTUALIZACION (el mismo dia)

Como puede comprobarse, maac el navaja ha acudido inmediatamente a la convocatoria, y haciendo honor a su condición ha cuestionado la mayor, y debo darle la razón: Lo más adecuado para enfrentarse a un adagio es un presto. No cambio la encuesta ni el titulo, primero porque “adagias o prestas” podría alejar visitantes y deprimirme aún más, y segundo por pereza y porque ya nos entendemos: El que lo prefiera, que decida entre adagio y presto, que aquí abajo hay un par de buenos.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Barroco, Clasicismo, Clásica, Música, Romanticismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

29 respuestas a Y tú… ¿adagias o allegras?

  1. maac dijo:

    Qué pregunta más difícil y, a la vez, tan fácil, puesto que ya has votado por mí. Así que como has decidido que soy guerrera, yo, para llevarte la contraria, y como buena guerrera, voto adagio.

    • José Luis dijo:

      Bueno, pero me das la razon de que eres guerrero, aunque no tanto, porque no has votado en chica para acabar de manifestar tu disconformidad (vaya imagen que tienes.) Por cierto, ayer ví en la tele un olmo inmenso en la plaza de un pueblo, que le daban un premio o algo así.

  2. maac dijo:

    Venga, ya está bien, me pondré serio por una vez en la vida.

    Si hubieras puesto presto versus adagio seguramente hubiera elegido presto; pero frente a allegro y andante, que tienden más a lo ñoño,-aunque no necesariamente-, siempre adagio y despejamos definitamente la ñoñez, sobre todo si es de Mahler.

    Aunque también es verdad que con los adagios cabe la posibilidad de encontrarnos con el plastazo total.

    Por lo tanto, la mejor respuesta es un depende.

    Como depende no es posible no hay más remedio que votar adagio.

    Tú es que no conoces a Maazel, con él aprendes a relativizar los tiempos (acabo de llegar de su Aida).

    • José Luis dijo:

      Vale. Dime un presto que hubieras opuesto al claro de luna.
      A Maazel lo ví hace mil años en Madrid, con un bolero de Ravel muy personalizado… y aqui un par de veces, la última con una Pastoral que me gustó y otra “cosa” suya que hizo tocar a James Galway absolutamente.. mala.

      • maac dijo:

        No me imagino a Maazel con un bolero de Ravel personalizado ¿dónde lo llevaba?
        Creo que ya es hora de ir a dormir o te destrozaré la entrada, si no lo he hecho ya.

      • maac dijo:

        Hubiera puesto seguramene el presto del Cuarto Concierto de Brandemburgo, el tercer movimiento del Concierto Italiano o algo más manido como el Verano de Las Cuatro Estaciones.
        Pero el Claro de Luna ya tiene su presto, es que Beethoven estaba en todo:

      • José Luis dijo:

        Seguimos:

        No escogí nada del barroco por equilibrar, pero tienes razón en que cualquiera de los prestos que dices hubiera venido bien, y con el de la misma sonata la hubiera podido poner entera, cosa que estuve apunto de hacer con adagio y allegro de la patética.

        el truco “[youtube…]” y “rel=0”, no sé porque hace dias que no funciona en los comentarios, y ahora parece que salen los videos directos sólo poniendo el enlace, que es lo que he hecho con el tuyo.

        El pulgar positivo en tu comentario es mio (obvio porque por ahora estamos solos), y no es porque esté de acuerdo en que me destrozas el post, sino por lo del bolero, que tampoco es mala idea para una maacchorrada: Maazel y sus personalizaciones. Y le pones el bolero donde te apetezca.

  3. maac dijo:

    Brandenburgo, más bien.

  4. Josefina dijo:

    José Luis… ¿sabes? El día empieza nostálgico para mi con esta preciosa entrada tuya.
    Tocaba el piano y el Claro de Luna fué un logro después de mucho estudiar cuando era joven. Hoy contemplo ese piano que me ha acompañado toda mi vida y lo encuentro precioso, aunque a duras penas sale algo bien ahora. Hoy probaré co n “Adios al piano”
    también de Beethoven. Se me han deslizado dos lágrimas (una de cada ojo, claro), porque me emociona lo que implica oir esta música y todos los recuerdos…
    Gracias, muchas gracias José Luis.

  5. Angels dijo:

    Me gustan más los Allegros (soy muy previsible) y Haydn es un poco frivolón pero me gusta .ahora estoy escuchando a Barenboim que es el rey (en Beethoven) y me ratifico,
    Me gustan más los allegros o prestos me dan unos ánimos que no veas.Adiós y un abrazo y otro para Barenboim

  6. kalamar dijo:

    Por supuesto, allegro,
    con nueva propuesta vuestra,
    me apresto.
    kalamar en guerra!

  7. lourdes dijo:

    Jose Luis yo ni realize ni nothing….soy una analfabeta musical, así que eligo por instinto primitivo….Adagio, podría oir el claro de luna durante mucho tiempo, pero el allegro sólo para limpiar más rápido la casa (una vez y hasta otro día).

    • José Luis dijo:

      maac tenía razón. Para limpiar la casa, mejor el presto, que hasta suena a limpiatodo. Y a ritmo de adagio… como tengas que pagarla no te arriendo la ganancia. Respecto a tu analfabetismo musical, ahora ya será menos, siempre es relativo y tiene sus ventajas. Una, la ausencia de prejuicios, y la otra lo que te (nos) queda por descubrir. Un petonet 🙂

      • maac dijo:

        No está mal la idea de utilizar la música como un elemento decorativo más dentro de nuestras tareas cotidianas, algo así como lo que pretendió Satie con su música de mobiliario. Me pregunto qué música pondríamos para hacer nuestras tareas de desalojo ¿Qué tal en Navidad usar El tamborilero por Raphael?

        Yo quisiera poner a tu pies
        algún presente que te agrade Señor,
        mas, Tú ya sabes que soy pobre también,
        y no poseo más que un viejo tambor.
        (rom pom pom pom, rom pom pom pom)

  8. kalamar dijo:

    JL, siempre tan malpensao, mi rubor sale cuando me premian con versos de primera!

  9. José Luis dijo:

    La encuesta me está fallando. Dejo aquí otro presto de categoría, muy bueno para pasar el polvo, que hasta tiene un área de reposo y observación, a ver si llevo el resultado a mi huerto.

    • Judit dijo:

      Buenas, siento decirte que yo voté, ya hace unos días, por el Adagio…ni siquiera si me hubieras puesto los dos Beethovens juntos habría votado el presto…Por qué? Pues porque el Claro de Luna es el Claro de Luna, y yo lo definiría como adagio cañero…Yo me considero guerrera, pero es que hay adagios que lo son mucho más que algunos prestos…o así es como yo lo veo. En cuanto a la música idónea para el marujeo…pues para mí toda la que se pueda cantar…Odio tanto marujear que sólo cantando puedo compensar…y para pasar el polvo (entiendo que del mueble al plumero o gamuza, para otras interpretaciones habría que buscar otras bandas sonoras…!) hoy he tenido una experiencia con una selección de arias del Mesías, que he cantado a grito pelao mientras recogía los restos de la birthday party de mi hija…Aunque después me he pasado a la Rosario (en su CD Muchas flores, que me encanta!!). No es posible comparar, pero el caso es que hoy me han servido para lo mismo: para hacer más llevaderas las tareas del hogar…Un petó i bona setmana!!

  10. Pingback: Cantando en la ópera (8) – El duelo de El empresario teatral | Ancha es mi casa

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s