Homilius: Algo más que el predicador de Bach (según dicen)

“Homilius”, según los rescoldos de mi penoso latín de cuarto de Bachillerato, sería el nominativo de Homilius-Homilii, y podría querer decir “el que hace homilías” o “el predicador”, y, elucubraciones al márgen, eso es lo  que en cierto modo fue el sajón Gottfried August Homilius (1714-1785), pues siendo discípulo de Bach, es más probable que las preciosidades que compuso tuvieran algo que ver con sus enseñanzas, que no con que ambos bebieran de la misma poción mágica en la cantina de la academia.

Nacido en Rosentahl hijo de un pastor luterano, Homilius fue en efecto alumno de Bach en Leipzig, para ejercer luego en Dresde como organista, cantor en la Iglesia de la Cruz  y director musical de las tres principales iglesias de esa ciudad. En vida y hasta bien entrado el siglo XIX fue bastante famoso, pero luego cayó en el olvido y ha tenido que esperar hasta mediados del siglo XX para ser reconocido como uno de los más importantes compositores de música sacra de su época, con más de diez pasiones y de 150 cantatas, un par de oratorios y numerosos motetes y obras corales en su haber.

El caso es que la historia de la música sitúa a Homilius  un paso por delante (nunca por encima!) de su maestro, como principal exponente del  Empfindsamer Stil junto con los dos hijos mayores de Bach (Wilhelm Friedemann y Carl Philip Emmanuel), Johann Joachim Quantz y el portugués Carlos Seixas. Este Empfindsamer Stil, literalmente estilo sensible pero conocido como estilo expresivo, persigue destacar las variaciones de humor y los contrastes emocionales que se producen de forma natural, por contraste con la barroca Affektenlehre (Doctrina de los afectos) en la que a lo largo de una composición o movimiento debía mantenerse uno sólo de los seis afectos que se reconocían: amor/odio, alegría/tristeza, sorpresa/deseo.

Así será sin duda, pero cuando Homilius compuso lo que sigue, no parecía estar muy Empfindsamer, o al menos, yo no sé percibir muchos cambios de ánimo en la soprano Vasilijka Jozovsek que es quien canta la deliciosa aria Dir sei Ehr und Preis gegeben de la cantata Der Herr ist Gott, der uns erleuchtet. Pero para poder disfrutarla en paz, es preciso resolver antes el enigma: Esa cosa aproximadamente rosa de arriba a la izquierda no es que ya me haya dado del todo, sino lo que sale en Google-imágenes cuando buscas Empfindsamer Stil.

Tampoco desde el otro lado es el asunto tan claro. Por ejemplo, en uno de los momentos más impresionantes y espectaculares de la Pasión según San Mateo de Bach, el So ist mein Jesus nun gefangen, alternan al menos dos de los affekten teóricamente inmiscibles, tristeza y odio, con las bruscas intromisiones en el apenadísimo duo de un coro absolutamente cabreado que pide la liberación del preso y con el amenazador final con que concluye, clamando por el aniquilamiento de los asesinos.

No es lo más adecuado para un devoto de Suzuki, pero el que da primero da dos veces y para escuchar esta pieza he elegido la versión de Karajan, que me dejó tocado en su momento: Gundula Janowitz y Christa Ludwig, que no está nada mal la pareja, la Berliner Philharmoniker, los  Wienner Singverein y la estereofonía que arrasaba en los 70.

Volvemos a Homilius, con un coro de otra cantata en el que tampoco se le ve muy por la labor de distinguirse de su maestro. También es un estreno mundial (en su momento, en 2005, no aquí…) como las cuatro que vienen en este mismo disco de Carus, sello claramente implicado en la recuperación de este gran compositor: Coral Selig seid ihr, wenn ihr geschmähet werdet de la cantata del mismo nombre.

Puede que en estas obras no exista todavía o puede que yo no sepa ver en ellas lo que caracteriza al Empfindsamer Stil, que por otro lado, no se reduce a lo dicho respecto a su interés en combinar los cambios de humor naturales. Paralelamente, también empezó a dar más importancia a lo que hasta entonces era el acompañamiento del bajo contínuo, simple sostén de la línea melódica principal, aumentando el valor de lo que se correspondería con la mano izquierda del piano. El final de ese camino llegó con Haydn y el ditematismo clásico, en el que las notas graves y las agudas tienen el mismo valor melódico.

En el fragmento que sigue, las notas graves hacen quizá algo más que de bajo contínuo, pero tampoco consigo verlo muy alejado de Bach. Lo cual es garantía de que sigue siendo maravilloso.  Se trata del Aria Ich weiß, an wen ich glaube de la cantata Heilig ist unser Gott, der Herr Gott Zebaoth. Canta la mezzosoprano Anne Buter.

En resumen, Homilius predicó a Bach muy bien, y luego, como todo el mundo, quiso añadir algo suyo y según dicen los que saben, fue el puente entre el barroco y el clasicismo. Y este disco no me parece muy representativo de ese hecho, pero es una joya. Para despedirlo, la coral Gott fähret auf mit Jauchzen que también da el nombre a la cantata (lo cual es de agradecer y aún lo sería mucho más si no dispusiésemos del maravilloso corta y pega). Dresdner Kreuzchor y Dresdner Barockorchester dirigidos por Roderich Kreile como en todo lo anterior.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Barroco, Música y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Homilius: Algo más que el predicador de Bach (según dicen)

  1. Angels dijo:

    !!Comprendo tu estado anímico !! nos has puesto unas maravillas que ensanchan el alma (por si no la tuvíeramos bastante ensanchada ) ¿cómo ,se te ha ocurrido esta idea? Son preciosidades de don Juan Sebastián (influido por Homilius) . Me he quedado alelada (con permiso de la RAE). !Que te dure mucho tiempo esta inspiración y mientras recibe un abrazo y hasta luego.

    • José Luis dijo:

      Mi inspiracion se limita a casar lo mejor con lo mejor: Si juega el Barça, toca Bach o discípulos. Y con estas respuestas voy a acabar más ancho que alto (que tampoco me falta mucho)

      La RAE tendría que darte premio por seguir usando una palabra tan bonita: alelada mejor que pasmá, ¿no?

  2. kalamar dijo:

    Muy Empfindsamer y Houmiliante debe ser jugar con el Braza y tú tan ancho! No sé cuándo le toca sufrirlos a los mallorquinistas, pero la ida fue un 1-1 muy digno. Suerte que nos pones a este aventajado alumno, con el que sólo hay posibilidad de sentirse de maravilla.

  3. Angels dijo:

    la mención a la rae ;es porque por la noche estuve viendo un reportaje del cambio de presidente ,y me enteré de algunas chorradas, como por ejemplo ,que a la y griega se la tendrá que llamar ye. Y para estas chorraditas han hecho un nuevo diccionario.bueno no sigo más porque mi ordenador hace el burro .tengo que clikar la tecla de las mayúsculas para que me salgan minúsculas,!ah y tambien lo del solo que irá siempre sin tilde (yo lo llamaba acento) acabo por que esto es una lata Adiós

  4. maac dijo:

    La manía de ir calificando y clasificando, luego pasa lo que pasa, que teóricamente es una cosa y en la práctica otra distinta. En el coro “Selig seid ihr, wenn ihr geschmähet werdet” sí parece que se intuye algo preclásico pero no sabría decirte exactamente qué, igual ha sido sugestión.

  5. Angels dijo:

    He visto y escuchado a Jarussky y me reafirmo en mi opinión (hacer una parodia de Carmen) tiene narices!! .Afina ,es cierto pero !dejemos-lo correr ! .Como diria alguna inconveniencia me callo y Adiós hasta mañana.

  6. Pingback: Tercer centenario de Homilius | Ancha es mi casa

  7. Pingback: “Sin duda alguna nuestro mayor compositor de música religiosa” ® | Ancha es mi casa

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s