Violencia de género y violencia mental

En las pasadas 48 horas dos mujeres han sido asesinadas por sus parejas. En el último telediario que he visto, ni media palabra sobre la nacionalidad de los criminales. En la prensa, en letra pequeña, logro enterarme de que ninguno de los dos es español,  ni de nacimiento ni de crianza.

Que la ley caiga sobre ellos y que los poderes públicos hagan todo lo posible por evitar todos los crímenes y cualquier forma de violencia, especialmente la ejercida sobre el débil, aunque esto último resulta un añadido casi superfluo, porque la víctima suele ser, y en cierto sentido siempre es el débil.  Que se haga lo posible y lo imposible. Pero contra toda violencia. Y si en ese empeño hay que luchar contra la educación y las “culturas” en las que a un ser humano se le atribuyen derechos sobre otro, por razón de sexo, de etnia, de creencias o de  lo que se quiera, que se haga.

Hoy, estos viles asesinatos debieran haberse publicitado en los países en que se criaron los agresores. Y si el problema es global (que lo es, y va vinculado a los genes, a la pobreza y a la ignorancia), que los telediarios nos informen a diario de las mujeres que son asesinadas por sus parejas en todo el mundo.  Pero que dejen de señalar con el dedo a mi parcela del mundo, en la que sin duda hay que seguir trabajando para que nos consideremos todos seres humanos antes que hombres o mujeres pero que no es la que ha generado y alimentado a estos individuos.

Podría argumentarse, con razón, que esta información pretende concienciar al conjunto de la sociedad para que esté vigilante y a las mujeres en riesgo para que sepan que deben y pueden escapar de él. Pero, si así fuera, ¿por qué omiten un dato tan relevante como la nacionalidad de los asesinos? ¿Hay campañas preventivas destinadas a ese sector de la población que las estadísticas demuestra más implicado en estos crímenes?

Lo más lamentable de todo, después de las muertes: La prensa publica lo que vende, y esta falacia que se nos predica a diario, vende.  Falacia, media verdad, mitad tragedia, mitad negocio, porque aunque estuviera de acuerdo, ningún político se atrevería a repetir lo que digo aquí, por no poner en peligro el voto de media población, a la que consideran tan tonta como a la otra media.

El suplemento, curiosamente hoy mismo: Ordenan repetir el juicio en el que una mujer fue absuelta por el asesinato de su marido. El tribunal popular la eximió de responsabilidad por ser la victima indefensa y acobardada de un maltratador. Parece que en el veredicto había contradicciones y eso es lo que ha llevado al fiscal a recurrir. Pero lo cierto es que todavía no he oído hablar nunca de eximentes ni atenuantes cuando el criminal es el varón. Y  no se puede decir esto y salir vivo sin hacer una proclama que sin embargo es una obviedad: No hay más justificación para la violencia que la legítima defensa, ni mayor agravante que el machismo y el abuso de superioridad, de manera que al que diga “la maté porque era mía”, doble caña. Y por el contrario, es muy posible que una mujer maltratada y sojuzgada no encuentre más salida que el parricidio. Pero, subrayado esto ¿es que nunca jamás se da el caso de que una señora haya martirizado y desquiciado a un marido cobarde que no ha sabido contener sus (naturales) impulsos agresivos? ¿Alguien cree que puede seguir hablándose de violencia de género cuando un caballero se ha llevado por delante a la mujer y a los hijos antes de tirarse por la ventana?

Conclusión:  ¿Con tanta descalificación genérica no se está ejerciendo una cierta violencia mental contra los ciudadanos normalitos? ¿No creéis, queridos amigos y amigas, que con la pretendida cruzada contra la violencia de género nos quieren llevar un poquito al huerto a todos y a todas?

Consciente de haberme metido en un buen jardín, pero muy a gusto de haber escrito lo que pienso, atentamente,

JL

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a Violencia de género y violencia mental

  1. kalamar dijo:

    99% víctimas mujeres, 1% víctimas hombres, si esto no es violencia de género, en la pareja, ponle otro nombre y segimos hablando. En las clases medias y más pudientes también hay violencia, por cierto.

    • José Luis dijo:

      Claro que el 99-1 es cierto. Las mujeres no pecais por ahí. Y contra las mujeres o contra quien sea, la violencia física es patrimonio masculino en una proporción seguramente similar. No estoy cuestionando la existencia del problema sino el uso que se hace de él, flagelando por intereses políticos a una sociedad que como tal ya se ha posicionado claramente al respecto. Tampoco hace falta cambiarle el nombre para seguir hablando, aunque sí que discrepo de que esa calificación se aplique instantáneamente cuando una mujer es asesinada por su marido, por ejemplo, en el caso del enloquecido que acaba con toda la familia de una tacada. Y sobre todo, me indigna que engrosen las estadísticas que nos culpabilizan a todos y a todas como sociedad con crimenes que se han producido aquí pero que no han nacido de élla. Que siga la lucha y que protejan a los indefensos en vez de malgastar energias y buscar votos denunciando lo que no hemos hecho y queriendo convencernos de lo que ya estamos convencidos, que parece que es lo único que saben hacer: ponerse medallas acusando.

      También es evidente que se da en clases altas, con iguales genes y no siempre poco ignorante, pero en cualquier caso, la violencia existe y existirá y por lo general será el fuerte el que abusará del debil en todas las clases. Lo que se asocia a la pobreza y a la ignorancia son las culturas o los ambientes en los que se considera normal que eso sea así. Y entiende la ignorancia en el sentido más amplio, porque cualquiera que considere que tiene derecho a abusar de su fuerza, es un ignorante. Aunque esté forrado o haya leido a Kierkegaard.

      • kalamar dijo:

        nada mosca, JL. hablemos: quién se pone medallas y gana votos con qué? dame detalles pq últimamente no miro el TN, me provoca taquicardia. Ayer en la radio, 7.00 Fuentes (periodista flojillo, para mí) abre el programa diciendo que una nena se viste, se va al cole y le dice a la seño que papá ha matado a mamá, me puse a llorar.

      • José Luis dijo:

        Se ponen medallas los que denuncian, porque parece que con eso ya son los buenos de la película. Perderían votos los que se atrevieran a tocar este asunto sin temor, como yo me puedo llevar un varapalo (ahora mismo tendré que defender que no soy xenófobo) por decir algo que me parece evidente, y pese a todos los preámbulos que he hecho: Caña al mono, pero quiero que se publiquen estadísticas comparativas para no sentir que pertenezco a una sociedad con tanto energúmeno como pretenden. Y mas caña al mono. Y más protección y educación real y menos sloganes.

        El submundo que muestra esa noticia es real, y a diario, nos las cuenten o no, se producen centenares de historias como esa. Esta nos duele más porque es la nuestra y nos enteramos. A mí, me duele un poco menos pensar que esta, (la de mañana ya veremos) no es tan nuestra, porque la bestia de turno no fue educada aquí.

        Me alegro de que no estés mosca, pero no estoy muy seguro de haber hecho bien sacando este asunto aquí.

      • kalamar dijo:

        me sigues sin responder,
        ¿quién se pone medallas?, con apellidos por favor.
        Apellidos catalanísimos tienen unos cuantos alumnos agresivos que corren por mi centro. Una agresividad que aflora ante cualquier frustración.
        Maac,
        la violencia machista no es una moda, siempre ha estado ahí.

      • José Luis dijo:

        No tengo apellidos que darte, pero me cabrea mucho ver gente que se rasga las vestiduras y con eso lo da todo por hecho. De todas formas, ese asunto concreto, el, digamos, “progresismo verbal” o el “qué bueno soy dado los buenos deseos que tengo” no era el asunto de esta página. Me molesta, repito, que nos carguen con mochuelos que no nos tocan y que el acusador, por el hecho de serlo, saque el beneficio moral de quedar como el fenómeno de la historia. Y esa podría ser una de las razones por las que se omiten datos para mí muy relevantes, magnificando el crimen, no el individual sino el social, y aumentando así la gravedad de la denuncia y el orgullo del denunciante. Lo cual, obviamente, no incluye a todo el que alce la voz contra esto, pero sí a los que omiten datos. Eso es algo que me molesta en todos los terrenos, cuando se oculta lo que no conviene para la tesis que se quiere demostrar, y aparece el aburrido y esteril maniqueismo.

        Lo de los machitos catalanes agresivos, ¿por qué me lo dices?

        Aunque se lo dices a maac, creo que tampoco ha dicho exactamente que saquen este asunto porque esté de moda.

        Parece que en este asunto, la menor discrepancia es interpretada como un intento de defender lo indefendible y no es eso. No sé si has leido las respuestas a allau y a maac, donde creo que he podido precisar más lo que pienso. Pedirte que lo vuelvas a leer, es demasiado. Creo que mejor lo dejamos para un café… aunque no me importa seguir aquí, claro, sólo que en directo todo suena mejor.

        Hoy he recogido el “Relato soñado” que me recomendaste.

        MUAAASssssssssssss

      • kalamar dijo:

        bon dia, JL
        por qué te sientes aludido cuando se acusa? Son unos cuantos los bestias y unas cuantas las que dejan que la situación llegue demasiado lejos, aunque sea por puro terror.
        Lo de los machitos catalanes es una realidad de mi centro, que tiene alumnos de todos los continentes.
        VA! organiza ese café, que nos veremos las caras! :mrgreen:
        El Relato Soñado no lo leí, ya me lo dejarás, sino la de Casanova, magnífica.

      • José Luis dijo:

        A nadie le gusta que hablen mal de los de su pueblo, sobre todo si no se lo merecen.

        El café, vale, pero café-café; nada de tila. Ya se hará, aunque me parece que ya no me va a apetecer hablar de esto nunca más. 😉

  2. imma dijo:

    Crec que mes que un jardí has entrat en un pantanal però estic molt d’acord amb el que dius en el sentit de que la cultura o nivell cultural de les persones provoca comportaments que poden ser absolutament incomprensibles desde la nostra òptica, També molt d’acord a que es fa sempre referència a la violéncia del home envers la dona però no entrem a valorar el perquè d’aquesta reacció, perquè un home pot arribar a “tirar la seva vida per la borda” matant la parella i o els fills ?? quin es el grau de desesperació al que ha arribat per actuar així ?? estem totalment segurs que la dona es sempre la víctima ??
    I amb això no estic defensant aquests comportaments ni molt menys, ni estic defensant els comportaments agressius ja siguin físics o psicològics, ja siguin del home a la dona o de la dona al home però si estic molt d’acord a que la lectura ràpida d’aquests tipus de noticies porten a conclusions en molts casos, equivocades o tergiversades.

    • José Luis dijo:

      Si, un bon pantanal, ja ho dius be, especialment per escriure, perquè parlant no es tan difícil entendres. Fixat com tu mateixa has de aclarir que la teva reflexió sobre els motius del agressor no es exculpadora, i saps perfectament que la dona morta es sempre la víctima, però el teu dubte, que vol tractar de veure totes les vessants del problema, i que per tant es el millor punt de partida per resoldre’l, pot ser perfectament malentès. I després estan els companys de viatge que s’apunten quan dius el que penses…

      Es una qüestió molt sensible i de la que molta gent en vol treure profit o no picar-se els dits, però a mi em venia de gust dir la meva… i així haurem de quedar per prendre un cafè si es que no ens posem d’acord aquí, que em temo que kalamar s’ha mosquejat una mica amb mi…

  3. allau dijo:

    José Luis, es un tema realmente complejo, pero no estoy nada de acuerdo con tu planteamiento en el que detecto posturas que suenan xenófobas. Das a entender que los maltratos se producen entre gentes de otras “culturas” o que han nacido en otros países, cuando reconocerás que no siempre es así, que disponemos de estupendos maltratadores de pata negra criados en suelo patrio. Es duro e injusto asociar cualquier comportamiento negativo con una cultura o lugar de procedencia. Como supongo que la mayoría somos producto de una inmigración más o menos reciente, no nos tendría que costar ponernos en la piel del recién llegado y pensar como nos sentaría que nos colgasen una etiqueta por el único motivo de nuestra tierra de origen.

    Pareces molesto por estas campañas contra la violencia de género (o como quieras llamarla, el nombre es para mí lo de menos) que, según tú, sólo las captan aquellos para las que no están destinadas. No tengo ni idea como mejorar su eficacia, pero no me parece mal que se nos conciencie absolutamente a todos y que andemos con ojo sobre nuestro propio comportamiento. Nada más peligroso que hablar de gente “normalita”. Seguro que, si haces una encuesta por la calle, el 99,9% se autodenominará “normalito”. Los racistas, los sexistas, los violentos y los feos siempre son los otros, estas cosas en mi casa no pasan. Hasta que pasan.

    • José Luis dijo:

      No soy xenófobo y quisiera que me concretases donde detectas esa postura. Claro que tenemos pata negra patrios. Mírate el Forges que he escogido.

      “Es duro e injusto asociar cualquier comportamiento negativo con una cultura” Cierto, según lo que entendamos por cultura. En todo caso, por eso no quiero que la asocien con la mía. Mi sociedad hoy no educa en la idea de que un sexo es superior al otro.

      No cuelgo la etiqueta a los inmigrantes, porque en todo caso sería una ínfima minoría la que ejerce la violencia. Tampoco quiero que nos la cuelguen a los varones como colectivo. No me gusta que me cuelguen una etiqueta por mi sexo de origen. Y si el asesino es un inglés multimillonario que estaba de vacaciones aquí, también quiero que excluyan a su pobre víctima de la suma con que nos regalan los oídos.

      Asocio la violencia a la ignorancia. Y la ignorancia es facilitada por la miseria. En ese sentido, no acusaría sino que exculparía a esos violentos.

      Trabajo con una población en la que más del 50% son inmigrantes. Mi impresión es que, al menos en esa zona, son bastante mejores que los nacionales, y algunos admirables. Me acuerdo permanentemente de que mi padre se vino a Barcelona con una mano detrás y la otra adelante hace sólo 90 años. Ya soy algo viejito (+5) y solo veo seres humanos. Violentos y pacíficos, extranjeros y nativos, hombres y mujeres.

      Coincidencia total: “Andemos con ojo sobre nuestro comportamiento”. Y sobre los valores en que educamos a nuestros críos. Uno de ellos, el atreverse a pensar y a discrepar, y a analizar con lupa las verdades oficiales y establecidas.

      No son todos los que están, claro. El asesino se considera normalito, pero eso no hace asesino al normalito. No sé si tanto como el 99,9, pero por ahí andará el porcentaje de población que no se cree con derecho a levantar la mano ni la voz a su mujer y al que a diario se le insta a dejar de hacerlo y se le persuade de que estamos en una sociedad llena de machos asesinos. Aunque eso sea a raíz de que el turista millonario o el inmigrante parado hayan asesinado a su pareja. Y dudo muchísimo que estas cosas dejen de pasar porque nos cuenten que estamos a punto de batir un nuevo record. Eso es todo.

      Gracias por darme motivos para intentar defender un poco mejor mi postura.

      • allau dijo:

        No voy a insistir, porque el asunto se ha desparramado de tal manera que me veo incapaz de decir algo de forma coherente. Quizás es que no consigo comprender qué pretendías denunciar en este apunte.

      • José Luis dijo:

        No es asunto para sacar aqui, ahora lo veo claro, entre otras cosas por la cantidad de derivaciones que genera, efectivamente. Pero lo que me ha movido lo he repetido hasta la saciedad: Se omite el origen de los agresores, quizá sólo para evitar acusaciones de xenofobia, cuando es un dato de gran importancia al menos para diagnosticar el estado de nuestra sociedad.

  4. maac dijo:

    JL, no termino de entender lo que quieres decir. La violencia, que es cierto que tiene que ver con nacionalidades y culturas, no podemos circunscribirla a un sector de la población porque existe un peligro real de discriminación por cuestiones religiosas o de etnia, y no es que no sea políticamente correcto, que no lo es, es que además estarían pagando justos por pecadores, meteríamos en el saco a muchas personas que no se lo merecen. En cuanto al sexo del violento está clarísimo que el hombre es siempre el que da más fuerte, somos más violentos, estamos programados para ser así, no sé si genética o socialmente, pero es un hecho, y no es que la mujer no sea violenta, que también lo es, pero utiliza otros métodos que dejan menos huella, cuyos efectos estoy seguro que en gran parte desconocemos porque seguramente son más perversos. Somos más animales de lo que nos parece, somos animales al 100%, no lo terminamos de creer, pero lo somos.
    Los medios de comunicación se mueven por oportunidad o por modas, de pronto hay un accidente de avión espectacular y padecemos unas cuantas semanas en que en el mundo no hay otra cosa que accidentes de avión; mañana un perro mata a un niño y lo mismo: un mes de perrros asesinos ¿Alguien sabe cuántas muertes por Gripe A ha habido en los últimos meses? Yo conozco dos casos cercanos y ambos afectaron a personas menores de treinta años, pero ahora da igual, ahora eso no es noticia, recordemos que hubo un tiempo en que conocíamos en tiempo real los casos que había en Francia, Italia, Alemania o cualquier otro país de Europa.

    • José Luis dijo:

      Rubrico todo lo que dices respecto a la violencia o agresividad masculina que yo había resumido diciendo que era natural. Y en cuanto a animalidad, creo que ya que comenté por algún lado lo que había dicho Freud respecto a la mínima y epidermica capa que supone la civilización y que sa va a hacer gárgaras a la primera de cambios. Respecto a los medios de comunicación, el asunto de la gripe creo que va por otro lado, pero también coincido

      Y lo que no terminas de entender, es que no lo he dicho ni lo pienso ni de lejos. No señalo a los inmigrantes como responsables de esto, sólo digo que no se impute a nuestra sociedad sus crímenes, porque es esto lo que debemos procurar: Que nuestra cultura, nuestro ambiente, excluya esos comportamientos. Creo que ahora esta en un 40% el porcentaje de asesinos y víctimas de otras nacionalidades, con lo que tenemos un hermoso 60% autóctono. Pero si España ya está a la cola de Europa en esta historia y excluimos ese 40% resultará que tampoco tenemos una sociedad tan enferma. De eso. Porque de otras cosas sí lo está, y se habla menos. Por ejemplo, de flagelarse con esa historia y considerar en cambio la borrachera de fin de semana de los jóvenes como algo normal.

      Y ni siquiera me extraña ni culpabilizo a los inmigrantes por unas cifras proporcionalmente mayores, porque sería “normal” o lógico que los comportamientos aberrantes se dieran en los más desfavorecidos y porque es un hecho que en algunos casos, en sus paises de origen hay más sexismo que en el nuestro hoy. Aunque luego resulta que es en Suecia y en Finlandia, donde hay una educación efectivamente menos sexista, donde se produce más violencia contra la mujer, dicen que por el alcohol, que desinhibe a la bestia.

      Una sola victima de esa violencia (y de cualquiera) a manos de autóctonos o de foráneos ya es demasiado, pero tenemos que saber quienes somos y donde estamos en este asunto. Y preguntarnos por qué motivos la información es sesgada, porque lo es. Yo puedo imaginar razones, pero no lo sé.

  5. Angels dijo:

    Creo que claro que existe violencia de género ,pero estoy convencida que la causa es la
    diferencia cultural ,aunque es muy dificil de clasificar. Un ejemplo ,una persona que trabaja para mí desde hace muchos años, me comentó la baja calidad de las puertas
    estandars que hacen en los pisos ,con lo cual estuve de acuerdo ; pero a continuación
    me dijo que su hijo discutió con su pareja y como le dió un puñetazo y la chica fué rápida de reflejos pegó a la puerta y le hizo un buen boquete.Yo me quedé alucinada, y
    le comenté si había pensado que hubiera pasado si hace punteria; porque esta chica en
    estos momentos seguro que estaría en coma, ella como es la madre del interfecto dijo
    que se calienta mucho y que ella es muy pesada y le busca pelea ,lo excusó y yo le dije
    que hablara con calma con el hijo y le advirtiera de que esas no son maneras de convivir con nadie, pero no creo que la madre como es mujer criada por lo que se vé en
    un ambiente en que la violencia es normal,me dijo que si ,pero no creo que la paz dure
    demasiado.Es española pero de educación y ganas de civilizarse 0 y como estos ,tristemente deben haber montones, y el origen en estos del pais es la incultura y
    que las mujeres tienen que saber defenderse de los hombres ,mientras ellas tienen un
    comportamiento insoportable.Adiós UA…..

  6. allau dijo:

    Me desdigo (así soy yo de inconsecuente) y continuo opinando, ya que tú insistes en lo importante que es reportar el origen de los maltratadores. ¿Para qué sirve saber que el tipejo que se cargó a la última víctima era “raeliano” (por citar una nacionalidad inexistente)? Los “raelianos” que lean la noticia, posiblemente gente ilustrada (ya que los berzas no leen), se sentirán culpables (sin razón), injustamente estigmatizados y un poco más infelices. Mientras tanto, los que no somos “raelianos”, nos acomodaremos en el sofá de nuestra propia autosatisfacción y echaremos una siesta. El infierno son siempre los otros y a ti te encontré en la calle. No, José Luis, en tu pensamiento hay algo que me parece erróneo y peligroso.

    • José Luis dijo:

      Pero no consigues decirme que es ese “algo” y mira que me he enrollado y he dado pie.

      No digo que lo importante sea saber el origen, sino que me parece importante y grave el hecho de que me lo oculten. No me importa saber si es raeliano, porque aun suponiendo que siempre fueran raelianos, tampoco podría hacer nada para cambiarles, porque me han venido con su forma de entender la vida ya grabada a fuego. Y no me importa, porque tampoco todos los raelianos seran así, y no estoy por la labor de estigmatizar a nadie aunque parece que sigas sin creerme. Lo que me importa es que NO es de aquí, y por tanto, su crimen no es una prueba más de lo mal que está mi sociedad y estoy harto de que me quieran hacer creer que está peor de lo que está. Porque me siento culpable, injustamente estigmatizado e infeliz, especialmente porque para que el raeliano no se sienta asi (ese es tu argumento, no el mio), me cargan a mí su muerta, y para un día que podia dormir la siesta pensando que en la escuela y en los hogares de mi pueblo la gente iba aprendiendo a enseñar y predicar con el ejemplo el respeto a las prójimas y a los prójimos, resulta que hoy tampoco duermo.

      ¿Te parecería normal que en las estadísticas de violencia de genero de España se incluyeran a las turistas que han sido victimas de sus parejas aquí? No le busques más pies al gato, es eso lo que quiero decir, y solo eso.

      El infierno son los otros… ? ¿Es que son más “otros” por ser de otro pais? Yo no soy racista, y no pienso asi. Lo que yo quiero saber es donde estan las calderas que lo alimentan y apagarlas si puedo. Y faena tengo con las de casa.

      No, allau, no, creo que vas a seguir sin creerme, y que yo voy a seguir esperando que me muestres ese algo erroneo y peligroso que hay en mi pensamiento. Pero solo lo creo. Espero equivocarme.

  7. Assur dijo:

    “[…] y en cuanto a animalidad, creo que ya que comenté por algún lado lo que había dicho Freud respecto a la mínima y epidérmica capa que supone la civilización y que se va a hacer gárgaras a la primera de cambios.” (José Luis)

    Aquesta cita a Freud, José Luis, m’ha portat immediatament a la memòria el cas d’aquella noia -sento no recordar de quin país de l’Àsia meridional era- a qui el seu promès va deixar cega i a qui un tribunal d’aquell mateix país va condemnar a la presó i a rebre com a càstig suplementari la ceguesa…, però que havia de ser la mateixa noia qui li havia de tirar el mateix àcid que ell va tirar-li als ulls.

    La noia va rebre la notícia a Barcelona, on havia estat acollida i afiliada per l’ONCE, quan estava fent el curs de rehabilitació que, des de fa molts anys i d’una forma val a dir que modèlica, aquesta entitat imparteix a les persones que han perdut la vista de grans.

    En declaracions a la premsa, la noia va dir que volia tornar al seu país per dur a terme la sentència, i em vaig quedar ben parat quan, prenent cafè a la tarda amb uns companys de la feina, aquests companys defensaven que aquella sentència era justa, i que faria molt bé la noia de tornar al seu país i tirar l’àcid als ulls d’aquell malparit.

    Creu-me, José Luis, que sóc un home amb molt pocs reflexes, però aquell dia crec que en vaig tenir (suposo que va ser perquè encara es podia fumar als bars) 🙂

    “D’acord -els vaig contradir-: Les lleis del seu país l’emparen i, per tant, ella té tot el dret a dur a terme la sentència però, i després?… Tornarà aquí…, i potser tornarà amb el mateix avió que ell?… Perquè està clar que ell, com a víctima que es convertiria, tindria també exactament el mateix dret -i per què no?- que l’ONCE l’afiliés, li fes un curs de rehabilitació i li busqués una feina…

    I a què ve tot això?, potser et preguntaràs… Doncs ve, i d’aquí que hagi començat citant la teva referència a Freud, perquè penso que és molt encertat parlar d’un finíssim tel de ceba com a tota i total protecció que la civilització té davant l’animalitat, com pots comprovar amb la reacció d’aquell cas de “ull per ull” (en aquest cas doblement idònia la frase) de no solament aquells meus companys, sinó de moltíssima (i el superlatiu no és exagerat) més gent a qui li vaig sentir comentar si fa o no fa el mateix.

    A mi el que em revolta i m’indigna és que algú maltracti, faci mal i ja no diguem que es carregui un altre algú, siguin quins siguin els seus orígens i, per tant, costums, o nivell social o econòmic, perquè, referent als costums, ja veus si en són, de diferents, els nostres als que puguin tenir als països de l’Àsia meridional i, no obstant això, si n’és, de senzill, de trencar aquesta mínima i epidèrmica capa per adaptar-nos-hi a l’acte i engegar a dida tot allò que en diem civilització.

    P.S. Afortunadament, la noia no va anar a fer de botxí.

    • José Luis dijo:

      El finíssim tel el tinc ara jo als ulls, potser perquè soc del club de bledes assolellades del que tant parleu, o potser perquè soc normal i m’emociona la teva compassiva saviesa. Però no cal que t’expliqui per quin motiu no et dedico un troçet del Parsifal sinó d’aquesta Creació que pertany al fi, preciós i delicat tel que ens envolta, i que te unes imatges que venen “al pelo”

  8. Assur dijo:

    “Chócala”, José Luis!: De bleda assolellada a bleda assolellada :), i moltes, moltíssimes gràcies per la dedicatòria!

    Haydn, i molt especialment la seva “Creació”, i encara més especialment aquest duo d’Adam i Eva, em fascinen (fins i tot li vaig dedicar un “post” a l’altre blog on escrivia), i estranya és la vegada, quan l’escolto, que aquest “ditxós” tel als ulls no aparegui.

    Una abraçada.

  9. Pingback: Assur ® | Ancha es mi casa

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s