Las últimas tonterías de Millás y Le dernier repas de Brel

Fotografía de Albert Facelly (AP)

La foto es fascinante, pero el comentario de Millás en el semanal de “El Pais” del pasado domingo no me gustó. La idiotez es la misma, nos queden dos horas o veintidós años de vida. Y no me parece una simpleza que Lord Byron desease “buenas noches” a los que se quedaban; la ironía que cada cual gaste no está reñida con una buena muerte, y lo simple (y sarcástico) hubiera sido desearle “buenas noches” a él. Como tampoco estoy de acuerdo en que Buñuel fuera obvio; para el afectado, morirse debe ser, por lo menos, sorprendente, y de nuevo, lo obvio (y de mal gusto) hubiera sido decírselo a él: “Luis, que te mueres”. Ni hay por qué claudicar de nada ni se puede pretender pasar el trago sin un sobresalto. Genio y figura, pero de carne mortal. Jacques Brel, en Le dernier repas lo tiene muy claro.

Le dernier repas

A mon dernier repas                                     En mi última cena
Je veux voir mes frères                                Quiero ver mis hermanos
Et mes chiens et mes chats                          Y mis perros y mis gatos
Et le bord de la mer                                       Y la orilla del mar

A mon dernier repas                                      En mi última cena
Je veux voir mes voisins                               Quiero ver mis vecinos
Et puis quelques Chinois                               Y además algunos chinos
En guise de cousins                                        A guisa de primos

Et je veux qu’on y boive                                Y quiero que se beba
En plus du vin de messe                                Además vino de misa
De ce vin si joli                                                 De ese vino tan rico
Qu’on buvait en Arbois                                  Que se bebía en Arbois

Je veux qu’on y dévore                                 Quiero que se devore
Après quelques soutanes                              Después de algunas sotanas
Une poule faisane                                           Una gallina faisana
Venue du Périgord                                         Venida del Perigord

Puis je veux qu’on m’emmène                      Después quiero que me lleven
En haut de ma colline                                     A lo alto de mi colina
Voir les arbres dormir                                   A ver los árboles dormir
En refermant leurs bras                                Cerrando sus brazos

Et puis je veux encore                                   Y además aún quiero
Lancer des pierres au ciel                             Lanzar piedras al cielo
En criant Dieu est mort                                 Gritando Dios está muerto
Une dernière fois                                            Una última vez

A mon dernier repas                                      En mi última cena
Je veux voir mon âne                                    Quiero ver mi asno
Mes poules et mes oies                                  Mis gallinas y mis ocas
Mes vaches et mes femmes                          Mis vacas y mis mujeres

A mon dernier repas                                      En mi última cena
Je veux voir ces drôlesses                             Quiero ver esas golfas
Dont je fus maître et roi                                 De las que fui maestro y rey
Ou qui furent mes maîtresses                       O que fueron mis maestras

Quand j’aurai dans la panse                          Cuando tenga en la panza
De quoi noyer la terre                                   Con que ahogar la tierra
Je briserai mon verre                                    Romperé mi vaso
Pour faire le silence                                        Para hacer el silencio

Et chanterai à tue-tête                                  Y cantaré a todo pulmón
A la mort qui s’avance                                   A la muerte que se adelanta
Les paillardes romances                                Los romances obscenos
Qui font peur aux nonnettes                         Que asustan a las monjitas

Puis je veux qu’on m’emmène                      Después quiero que me lleven
En haut de ma colline                                     A lo alto de mi colina
Voir le soir qui chemine                                 A ver la tarde que camina
Lentement vers la plaine                               Lentamente hacia la llanura

Et là debout encore                                        Y ahí, aún de pie
J’insulterai les bourgeois                               Insultaré a los burgueses
Sans crainte et sans remords                       Sin temor y sin remordimientos
Une dernière fois                                            Una última vez

Après mon dernier repas                              Después de mi última cena
Je veux que l’on s’en aille                              Quiero que todos se vayan
Qu’on finisse ripaille                                       Que se termine el festín
Ailleurs que sous mon toit                             En cualquier parte menos bajo mi techo

Après mon dernier repas                              Después de mi última cena
Je veux que l’on m’installe                            Quiero se me instale
Assis seul comme un roi                                Sentado solo como un rey
Accueillant ses vestales                                 Acogiendo sus vestales

Dans ma pipe je brûlerai                               En mi pipa quemaré
Mes souvenirs d’enfance                               Mis recuerdos de infancia
Mes rêves inachevés                                      Mis sueños inacabados
Mes restes d’espérance                                 Mis restos de esperanza

Et je ne garderai                                            Y sólo guardaré
Pour habiller mon âme                                 Para vestir mi alma
Que l’idée d’un rosier                                    La idea de un rosal
Et qu’un prénom de femme                         Y un nombre de mujer

Puis je regarderai                                          Después miraré
Le haut de ma colline                                    A lo alto de mi colina
Qui danse qui se devine                                Que baila, que se adivina
Qui finit par sombrer                                    Que acaba por desaparecer

Et dans l’odeur des fleurs                             Y en el olor de las flores
Qui bientôt s’éteindra                                   Que pronto se apagará
Je sais que j’aurai peur                                 Sé que tendré miedo
Une dernière fois.                                          Una última vez.

______________________________________________________________

Por cierto:

                                                            Y sólo guardaré                                                                                                                           para vestir mi alma                                                                                                                      la idea de un rosal                                                             y un nombre de mujer

No me extrañaria que Umberto Eco o Jean-Jacques Annaud, o ambos, hubieran tenido presente esta preciosa estrofa de Jacques Brel en su El nombre de la rosa.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Chanson, Música, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Las últimas tonterías de Millás y Le dernier repas de Brel

  1. maac dijo:

    Me pregunto qué hará este hombre cuando conozca que está a punto de palmarla, y sin saber lo que será no sé si me da lástima o risa.

    Saludetes.

  2. Angels dijo:

    No sé que se siente cuando te mueres ,depende de si ya lo deseas porque no quieres sufrir más, o si no te enteras de nada.
    Cambio de tercio aunque no de tema ¿consideras imprescindible el “testamento vital”
    Va en serio ahora mientras ,Adiós y MUASSSssssss

    • José Luis dijo:

      Me da risa que me preguntes, como si fuera un experto… Me parece que está bien hacerlo, pero lo que hay que tener es suerte, o no tener mala suerte, y estar rodeado de personas sensatas.

  3. Mari-Carmen dijo:

    A Millás se le ha ido un poco la mano pero se le puede perdonar cuando hay tanto descerebrado que dice y hace tantas y tan inmensas sandeces. Solo hay que echar un vistazo al canal de Intereconomía, o El Mundo, etc.

    Yo creo que sí debe hacerse el Testamento Vital, por si acaso te encuentras a alguno de esos descerebrados … la sensatez no es algo que abunde, lamentablemente y me temo que se verá mañana en las urnas, aunque esta rebelión (ya era hora) de la juventud puede traer alguna sorpresa.

  4. Mari-Carmen dijo:

    Brel genial … me marcó para siempre su “Ne Me Quitte Pas” …. qué romántico !!

    • José Luis dijo:

      No sé si habrás visto esto y esto otro.

      • Mari-Carmen dijo:

        Pues no había visto ni el esto ni lo otro !! Qué pasada !

        Yo ya me he decantado desde el principio por Ne me Quitte Pas.Me quedo absolutamente con ella. Les Vieux es una maravilla pero excesivamente triste para mi. Me entristezco solita facilmente, sin ayudas. Solo con ver el panorama político-económico-social que tenemos, por ejemplo.

        No era mi intención comparar a Millás con nadie, eso sería ofenderlo y yo le admiro demasiado para eso !… Bona nit !

  5. Pingback: Últimas palabras (1) ® | Ancha es mi casa

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s