TNC – Un misántropo para misántropos

Si Alceste levantara la cabeza, aparte de poner a caldo a más de un bloguero tan retórico y rimbombante como el que suscribe, tampoco creo que dejara muy bien lo que han hecho hoy en el TNC con el precioso texto de Molière.

Dice el director Georges Lauvadant refiriéndose a los actores:

Todos ellos se encuentran ante el reto de pasar con rapidez del registro dramático a la farsa, de la conversación filosófica a la angustia de los celos, del engaño a las exigencias absolutas de la sinceridad… Es, pues, como jugar a caminar por la cuerda floja.

Y para mi gusto, se han pegado un batacazo fenomenal. El principal culpable de mi convicción es Lluis Soler, que con su sensacional aparición en el papel de Oronte, ha dejado en evidencia a Jordi Boixaderas y Jordi Bosch que le habían precedido en un dialogo de palos, tiesos y sin matices. Ha sido como con Garanca y Gruberova en la reciente Ana Bolena, pasar del desconcierto al cielo, porque lo de Lluis Soler ha sido una absoluta delicia. Él, y también Rosa Novell, han demostrado que se puede actuar de otra forma, y que, incluso más allá del texto, la magia de ese arte radica en una capacidad para ser palpables que, visto lo visto, debe ser muy difícil de conseguir. Marta Marco, horrible,  y Anna Ycobalzeta, de juzgado de guardia, pero peor la primera porque su papel es mucho mayor. Odiosa y gritona hasta la exasperación, ha conseguido que a ratos ni me enterase de su texto, y queda dicho que no era por falta de decibelios. Y encima sesea, juraría que de forma no intencionada. Del resto, si el protagonista hubiese estado mejor, quizás hubiera visto también mejor el conjunto, pareja de féminas jóvenes irremisiblemente excluida, pero Jordi Boixaderas se ha pasado la noche vociferando, con los brazos pegados al cuerpo, con muy escasos momentos brillantes pese al papelazo y con ninguno creible. A ratos, parecía estar en otra parte, y ha recitado parrafadas como la tabla de multiplicar, aparentemente más pendiente de la memoria que del personaje.

Tendría que haber empezado advirtiendo que esto lo dice quien no llega ni a aficionado y es probable que esperase más de lo que hay. Es la cuarta vez que piso el TNC (la primera que oigo el precioso vals de Shostakovich en la entrada, que queda fenomenal), pero si quien tiene más criterio dice que han actuado más que bien (“reparto de lujo”, “reparto excepcional”…) no quiero pensar cuál será el nivel medio. En ese sentido opina la crítica y así opina también  miquel en su detallada crónica en Voltar y Voltar. Puedo coincidir en mucho, pero no en que los actores estén bien, y si el arroz está crudo, la paella para el gato. Si en el teatro se actúa así, no me gusta el teatro. Si actúan como lo ha hecho Lluis Soler  me apunto a todas, que sus breves intervenciones me han valido la noche. Eso, y las ganas que me ha dejado de leer este Molière. La adaptación del texto a prosa de Sergi Belbel, creo que muy buena. Creo, sólo, porque entre gritos y prisas y planicies me he perdido más de un trozo.

En los cambios de escena, además de música disco chic y versiones light del Je t’aime moi non plus, ha sonado por dos veces Glenn Miller, Moonlight Serenade si no recuerdo mal,  que ha conseguido que se me pasase el mal humor lo poco que ha durado.

Tampoco sé si es lo habitual, pero no más de cuatro o cinco minutos de aplausos y yo diría que dedicados a Molière, como mucho de lo que elogia la crítica. Los actores han salido sólo tres veces a saludar, todos juntos, sin permitir distinciones.

A la entrada, una anécdota para estimular la misantropía. En la cola para recoger entradas  se mantiene una respetuosa distancia a la ventanilla, aprovechando la cual una chica se cuela, parece que inocéntemente y sólo para hacer una pregunta. Pero enseguida hace gestos a sus acompañantes y se acercan un par de personas más. Una joven que estaba detrás de mí va a decirles de buenas maneras y casi riendo que hay cola, convencida como yo de que con el hueco no se habían dado cuenta de los que esperábamos,  pero, pobres ilusos de nosotros, lo sabían perfectamente y no hacen el menor caso. La joven se reintegra a la cola y nos miramos con cara de “qué le vamos a hacer + los hay con cara”, pero cuando los desahogados vuelven ya con sus localidades, uno de ellos, una mujer que rondaría los cuarenta, la saluda: “Adiós, cutre” No sé lo que le he gritado, pero ha hecho oídos sordos. Y he lamentado profundamente que un arcángel justiciero no apareciese como McLuhan en la cola del cine de Annie Hall, en la que, por cierto, Woody Allen hace de Alceste.

Al volver en el metro, una chica me ha ofrecido su asiento. Sensación más agria que dulce por razones obvias (para mí), pero he optado por no ser cenizo y quedarme con el regusto dulce.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Teatro y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a TNC – Un misántropo para misántropos

  1. kalamar dijo:

    Comento desde fuera, que no he visto este Misántropo, muy bien valorado por mis amigas. Me extraña que Boixaderas no cumpla bien con su papel, porque generalmante los borda, sobre todo si hay leche agria. No será que está mal dirigido?
    Me creo lo da la Novell, que nunca falla. Y el Soler, un actor que detesto, debe tener un papel agradecido..(prefiero a su hermano, en las noticias del 3/24)
    Aún así, espero estar a tiempo de comprar una entradas, porque me apetece mucho verla. Sin hacer cola pepsicola que también se me amarga si aparece algún especimen asesinable. Yo no me suelo callar ante jetas, JL, pero luego te queda un malestar..

    • José Luis dijo:

      Pues podría ser dirección, porque, con el mismo registro de indignación de principio a fin, tanto para despotricar contra la hipocresia como para declarar su amor, las virtudes que se nota que tiene han quedado sepultadas. Otra posibilidad es que yo sea un ignorante atrevido, como el que escucha a Maria Callas y dice que es una señora que grita, y que no sepa ver más allá de mis orejas. Lo digo sin retranca, porque vistas las críticas, no va a resultar que ahora soy yo el que tiene la razón, aunque con las jóvenes no me bajo del burro aunque me lleven a juicio, como a Alceste 🙂 Pero es lo que sentí, y resulta que a la vez, con Soler se me caia la baba. Y en una obra con momentos tan irónicos y tan divertidos, el público sólo rió franca y continuadamente con él. El personaje es glorioso, y entiendo que la persona que hay detras pueda suscitar repulsiones, pero si alguién comunicó ayer fueron él y Novell. Boixaderas y los otros, todos pecando de lo mismo, las chicas mortales, aunque, insisto, ahí puede que el pecador sea yo. Pero me dieron la misma sensación que los secundarios a los que aceptas porque la prima donna está espléndida.

      Lo de la cola, para llorar de vergüenza ajena, porque encima la pobre chica era de lo más sencillo y normal, y le afectó mucho. Tampoco yo me quedé a gusto, porque era para haberla liado, pero bien.

      • kalamar dijo:

        JL, me ha gustado mucho. No es obra maestra, pero el texto-lomejor-, actores y ambientación, muy bien. Me he fijado en los defectillos que mencionas, y creo que Alceste se sabía hoy mejor sus letras, la Marco hacía menoz zopaz, y los actores no han gritado tanto. Y eso que estaba en una magnífica segunda fila. En fin, a ver si mañana hago la entrada con calma y me pasas a ver. Soler también me ha gustado y mucho.

      • José Luis dijo:

        Me alegro, claro, pero
        1.- El texto está literalmente fuera de discusión.
        2.- Algo habrá si aceptas que no han gritado “tanto” . No era zopaz sino ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡sssopasss!!!!!!!! , y de defectillos nada, que el otro día eran defectazos, claro que
        3.- Es muy probable que hayan leido mi crítica y se hayan esmerado 🙂

  2. miquelgascon dijo:

    Deixo quasi el mateix comentari de la meva resposta al teu comentari a Voltar i Voltar

    Crec que aquesta “impostació excessiva” es volguda per el director de la producció. Entenc que es una manera de representar com es feia abans en el Teatre antic, ja que en aquells temps els espectadors parlaven contínuament i tenien el Teatre com un lloc de esbarjo per tal de reunir-se …. i llavors els actors es veien obligats a declamar quasi cridant; en la actualitat les interpretacions ja no es fan aixi, encara que alguns cops a la Sala Gran del TNC els actors es veuen en la necessitat de aixecar massa la veu degut a la mala sonoritat que sembla que te la Sala a les ultimes fileres.

    En aquest cas, no crec que sigui aquesta la causa.

    Si dius que les interpretacions de Boixaderas i Marco no et van agradar…llavors apaga i vamonos, perquè esta clar que en aquesta ocasió arradera no hi ha quasi res mes… es una obra basada en la interpretació i el text… i sota el meu punt de vista es una opció molt encertada i que com ja saps, em va agradar molt … i es mes… no veig un altre forma de fer-ho… El Misantrop es una farsa exagerada, en la que la comicitat es força important per tal de que l’espectador reflexioni sobre la diferencia entre la SINCERITAT casi cruel del protagonista… i la FALSEDAT de la societat benestant en la que moltes vegades ens veiem atrapats.

    Em sento responsable de la mala nit que vas passar ahir… ho lamento José Luis. Crec que amb la meva crònica et vaig fer agafar unes expectatives que no varen ser confirmades per tu… M’ha passat algun cop a mi, que m’he posat de “cul” davant d’una producció, per la senzilla raó de que m’esperava un altres cosa.

    • José Luis dijo:

      En absolut. Tornaria a anar. Primer, per la entrada d’en Soler, segon per Molière, tercer, per aprendre, i quart per petar la xerrada, com ara.

      Esperava amb interès la teva resposta i es molt interessant el que m’expliques. Probablement el meu cas es de apaga y vamonos perquè soc al•lèrgic a aquesta forma de interpretar i ja està. El que no sé es com definir-la, perquè ¿quina es la diferencia entre la forma d’actuar de Soler i Novell i la resta? Parlaven alt i clar però no cridaven, teatralitzaven però no recitaven a tota bufa… no ho sé. I si la Marco i la cosina son bones actrius i jo fos el seu promès (d’una sola), tindria unes paraules amb qui las fa treballar així.

      El text es genial i amb molta tela, perquè tant o mes que la societat, el personatge es el misantrop i es per sucar-hi pa, d’això no cal ni parlar-ne.

  3. Joaquim dijo:

    Més punts de vista, controvèrsia, disparitats de parers. Això està bé, sempre i quan m’acabi agradant, però fins que no hi vagi no podré deixar la meva.
    Em ve molt de gust aquest Misantrop, espero poder anar, ja que l’equip d’actors i el director em mereixen tots els respectes, l’autor el reclinatori, és clar.

  4. OLYMPIA dijo:

    Jo tinc molt bon record d’El misantrop d’en Flotats amb una bella i superficial Carme Elias i una Lloll Bertra quasi desconeguda però ja genial. En Flotats tenia molts detractors i era molt histriònic a escena però el seu treball de direcció y d’actor em va sembla un “tour de force” en aquella Barcelona poc avesada a veure Molière i sentir tangos.
    Valoro la teva opinió, José Luis però no sé què faré. En Soler de vegades em carrega, tan tou, tan bon noi i en Boixaderes dobla la meva vida perquè estrany és el dia en que ha intentat vendre’m alguna cosa amb l’enfàsi luxos del que declamar. Em pregunto si un dia, fins i tot jo, tindré la veu canònica d’en Jordi Boixaderas.
    Bon començament de setmana, José Luis!

    • José Luis dijo:

      Faràs bé de fer cas, si un cas, a gent solvent, i jo, la encerti o no, no ho soc. Però he trobat una crònica que coincideix amb el meu parer i culpa com apuntava kalamar a una direcció errada. Diu una molt bona: “Para odiar al mundo no tienes que convertirte en una persona que grita y que parece una especie de dictador (incluso en el vestuario)”

      Intueixo perquè cau malament Soler, però li va com anell al dit el seu paper. Els seus van ser uns minuts meravellosos.

      • miquelgascon dijo:

        He llegit la crònica a la que fas referencia. Puc o no estar d’acord amb una sobre-actuació. El que si estic radicalment en contra del que es diu a la crònica …es que una obra de Teatre sempre es te que representar de la mateixa manera exacta, tal i com va la va pensar l’autor i no moure una coma…. seria sota el meu punt de vista la mort definitiva del Teatre.

        T’agradaria José Luis veure una opera sempre de la mateixa manera? amb la mateixa dramatúrgia ?… per això mateix enguany ja no he comprat entrades per AIDA…estic fart de veure-la sempre igual.

      • José Luis dijo:

        Et dono tota la raó. Fixat que ni ho comento, perquè al marge de l’encert a aquesta obra en concret, clar que es bo variar i treure més sucs. I a aquesta, la escenografia no em va desagradar. La escena final i la de les llums penjant molt bé. I els canvis d’escena tenien gracia, molt actuals e hipòcrites també. Com tu dius, tot al servei del text i dels actors… ai… 😉

  5. paubacardit dijo:

    Por alusiones voy a comentar 😉

    Antes que nada gracias por hacer referencia a mi post y a comentarlo. Estoy de acuerdo con la gran mayoría de cosas que comentas en tu crónica, y acepto completamente las críticas que puedan tener mi opinión sobre si es necesario actualizar o no las obras teatrales.

    En este caso decir que sólo es mi opinión. Ya he visto muchas de estas “adaptaciones” (desde el Alcalde de Zalamea, La vida es Sueño o La casa de Bernarda Alba) y no siempre salen bien. No estoy en contra de las adaptaciones…. me encantó la versión de Calixto Bieito de “La casa de Bernarda Alba”, pero detesté su versión de “La vida es Sueño”… así como detesté la versión de “Bodas de Sangre” que hicieron en el grec hace unos cuantos años.

    Mi problema radica en que en la mayoría de los casos estas actualizaciones están hechas solo de cara a la galería, añadiendo elementos que sí, harán las delicias del público, pero carecen de interés o aportan nada a la trama principal (como lo que comento del baile de la coctelera).

    Encuentro mucho más transgresor a veces realizar una obra tal cual fue escrita (como hacen el “Globe Theatre” con las obras de Shakespeare) que una actualización como la que han hecho de “El Misàntrop”.

    Aún así, entiendo vuestra opinión y a pesar de no compartirla, os agradezco la crítica que hacéis sobre mi texto.

    Gràcies i fins aviat!!

    • José Luis dijo:

      Gracias a tí por tu comentario. El asunto que planteas es un debate constante entre muchos de los amigos de esta comarca, aficionados a la ópera en donde lo que a unos les parece minimalista a otros tacaño, artista o farsante, creativo o exhibicionista… etc. etc. Todos estamos de acuerdo en que debe estar al servicio de la obra, en que está muy bien ofrecer nuevas lecturas, pero también en que hay mucho genio suelto con ganas de destacar y en que muchas veces nos dan gato por liebre .

      En el caso de este misántropo, a mí me parece que si los actores hubiesen estado bien, no siendo una escenografia de las que despiertan unanimidades, tampoco tendría más importancia, pero no tengo referencias ni una opinión formada en ese sentido. De lo que estoy seguro es de que, con ese texto y una buena interpretación, si lo leen sentados salgo encantado.

      Fins la propera!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s