In the ghetto

He trabajado durante algunos años en un barrio que podría considerarse un gueto. Nada muy edificante, nada romántico y nada que ver con la canción que hizo popular Elvis Presley, fallecido tal día como hoy en 1977.

Según el día, la canción me parece odiosa o estupenda; según mi día y el que tuviera Elvis Presley, a veces tan ampuloso y a veces tan soso como el día al que pertenecen estas imágenes, cuyo sonido ha sido cucamente sustituido por el de su grabación de estudio.

Mi trabajo nunca me pareció estupendo pero no todo fueron espinas y conservaré buenos recuerdos sin necesidad de confundir mi memoria con trampas por el estilo, sobre todo del puñado de muy buenos amigos que hice y que siguen trabajando y resistiendo allí. También del lujo de haber podido echar alguna mano necesaria, mucho más como persona que como profesional.

Pero las espinas son estacas. Mucha ignorancia, en algunos casos descomunal, inimaginable. Mucho atrevimiento, consecuentemente. Mucha miseria, bastante más moral que material. Aunque también mezquindades, cobardía, tonterías y algún que otro sepulcro blanqueado entre los que trabajamos para los residentes. En estos, un gran porcentaje de gente humilde y sencilla de aquí y de allá que trata de sobrevivir como puede, pero otro no pequeño y mucho más ruidoso de brutos maleducados para los que el trabajo es una maldición de la que hay que librarse, pudiéndose como se puede trapichear o conseguir alguna paguita para ir tirando. Y son los que se imponen y dan tono al lugar, además de ejemplo a los inmigrantes (salvo a unos pocos que ya vienen enseñados) y a sus hijos, que ese es el problema.

Bien, el mundo gira
y un hambriento y mocoso pequeño
juega en la calle mientras sopla el frio viento
en el gueto.
Y su hambre abrasa
Por eso comienza a deambular de noche por las calles
Y aprende cómo robar.
Y aprende cómo pelear
en el gueto.

In the ghetto se llamaba inicialmente The vicious circle, un titulo que sólo sugiere lo que no es preciso explicar. Pero en nuestros guetos, no es el hambre lo que lleva a la marginación y la delincuencia sino la ignorancia y sus secuelas, muy especialmente una educación en y bajo la ley del capricho y el mínimo esfuerzo. Este círculo vicioso se acompaña de otro igualmente perverso: Los mejores, los que desean algo más digno para ellos y para sus familias, abandonan estos ambientes tan pronto pueden y su lugar es ocupado por otros con menos recursos o con menos aspiraciones, con lo que la degradación está servida. La inmigración ha hecho mucho más complejo el cuadro, pero supone un revulsivo y una novedad en un asunto que no tiene fácil remedio.

________________________________________________________________

Dedicada a mis queridos amigos en la resistencia, la interpretación de In the ghetto a cargo de El Príncipe Gitano, casi más famosa ya que la del propio Elvis.

Y una interesante edición con traducción simultánea.

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Música, Popular, Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a In the ghetto

  1. Judit dijo:

    Buenas, aquí una resistent irreductible de 14 anys d’evolució…que ha vist com la seva feina millorava amb els anys, suposo que en part per la adquisició d’experiència i «tablas», però també perquè hem aconseguit poc a poc anar millorant les nostres condicions…I no parlo òbviament de l’estat en què es troba l’edifici on treballem, a conjunt amb el barri…Ara m’entristeix veure que com que estem en «crisi» tot es redueix a números i divisions exactes i retallades que no respecten res que pugui ser mínimament «subjectiu» (tipus de població, difiultats de comunicació…). O sigui que potser tonarem a treballar com fa anys, tipo JUNGLA i això ja no sé si ho podré suportar.
    Saps que aquesta cançó s’ha inclòs en l’última edició de CD dels residents resistents?
    No coneixia la versió gitana, genial, he rigut molt.
    MOLTES GRÀCIES per tenir un record pels pirats que continuem a la selva sanrokenya, amb la nostra sindrome d’Estocolm posada…Jo personalment et trobo a faltar, sort que puc continuar gaudint de tu a través del blog!!!
    Un petó enorme

    • José Luis dijo:

      Hola!

      Veig que no em perds la pista… i que segueixes defensant la plaça aferrissadament. 🙂 Però, vist que també heu triat aquesta cançó, serà que coincidim bastant, lamentablement. No crec que esteu pirats ni que es pateixi de síndrome d’Estocolm; jo vaig estar bé fins l’ultim any , i es que “hay razones que la razón no entiende” I no m’has de donar les gracies; els records van per lliure.

  2. OLYMPIA dijo:

    Molt bona la versió gitana i molt pràctica la transcripció per fer karaoke.
    Jo també vaig treballar en un ghetto i vaig celebrar marxar-ne.

  3. kalamar dijo:

    Y a mí que no me gusta Elvis, y si las versiones de sus éxitos cantados por otros.
    Éstos no son de gueto, viven en la abundancia (si que da de sí, el mercadillo) y celebran la honra de la familia tirando la casa por la ventana. 16 añitos tenía una conocida mía cuando dejó de estudiar para hacer lo mismo que esta niña madrileña:

    • José Luis dijo:

      A) Como decía Josep ayer, lo peor, las pelis con tupé y almibar y el final en las salas de fiestas.

      B) Aunque el elemento exhibicionista/histriónico que siempre me parece que asoma por esos lares me repatea bastante, tienen cosas muy interesantes, y sobre todo, el problema no es esta o aquella etnia sino este o aquel lumpen, y la reacción de tolerancia pero quedate ahí con que se les trata. Luego, unos tienen más experiencia y se organizan o hacen valer más que otros.

  4. Pingback: Al gueto ® | Ancha es mi casa

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s