Perfidia

Nunca me han llamado pérfido ni tampoco recuerdo haber oído calificar así a nadie, y es una pena que una palabra tan bonita esté cayendo en desuso. Yo la hubiera aplicado a una maldad muy cruel relacionada con amores fatales, pero el D.R.A.E. precisa que basta con que tal maldad sea una felonía, porque perfidia es “deslealtad, traición o quebrantamiento de la fe debida“, como de hecho ya señala su etimología (per-fedes, traspasada la fidelidad). Claro que siendo la lealtad y la fidelidad virtudes tan poco en boga, no es raro que su falta no se aprecie ni denuncie. Y por eso me parece que muchos coincidiremos en un mismo pérfido, una misma pérfida y una misma perfidia. O dos.

Ah! Pérfido

La escena y aria de concierto de Beethoven con texto de Metastasio que interpreta aquí Maria Callas. Orchestre De La Société Des Concerts Du Conservatoire, Paris, dirigida por Nicola Rescigno. Recitativo, aria y cabaletta:

Ah! perfido, spergiuro,
Barbaro traditor, tu parti?
E son questi gl’ultimi tuoi congedi?
Ove s’intese tirannia più crudel?
Va, scellerato! va, pur fuggi da me,
L’ira de’ numi non fuggirai.
Se v’è giustizia in ciel, se v’è pietà,
Congiureranno a gara tutti a punirti!
Ombra seguace, presente, ovunque vai,
Vedrò le mie vendette,
Io già le godo immaginando.
I fulmini ti veggo già balenar d’intorno.
Ah no! Fermate, vindici Dei!
Risparmiate quel cor, ferite il mio!
S’ei non è più qual era, son io qual fui,
Per lui vivea, voglio morir per lui!
Per pietà, non dirmi addio!
Di te priva che farò?
Tu lo sai, bell’idol mio!
Io d’affanno morirò.
Ah crudel! Tu vuoi ch’io mora!
Tu non hai pietà di me?
Perchè rendi a chi t’adora
Così barbara mercè?
Dite voi se in tanto affanno
Non son degna di pietà?

Y ahora por Montserrat Caballé con Tan Dunn al frente de la Philarmonic Hall Orchestra, un regalo de Joaquim:

La pérfida Albión

Durante mucho tiempo la asocié muy equivocadamente a León Felipe pues él llama a Inglaterra “vieja raposa avarienta” mientras que la expresión “pérfida Albión”, que viene de muy antiguo y ha sido usada por cualquiera que guerrease con la Gran Bretaña de albos acantilados (Napoleón y Galtieri incluidos), era en realidad favorita del franquismo de postguerra.

No obstante, cualquier excusa es buena para recordar su tremebundo poema “La insignia” del que proceden estos versos y que puede leerse completo aquí.

Abajo quedas tú, Inglaterra,
vieja raposa avarienta,
que tienes parada la Historia de Occidente hace más de tres siglos
y encadenado a Don Quijote.
Cuando acabe tu vida
y vengas ante la Historia grande
donde te aguardo yo,
¿qué vas a decir?
¿Qué astucia nueva vas a inventar entonces para engañar a Dios?
¡Raposa!
¡Hija de raposos!
Italia es más noble que tú.
Y Alemania también.
En sus rapiñas y en sus crímenes
hay un turbio hálito nietzscheano de heroísmo en el que no pueden respirar los mercaderes,
un gesto impetuoso y confuso de jugárselo todo a la última carta, que no pueden
comprender los hombres pragmáticos.
Si abriesen sus puertas a los vientos del mundo,
si las abriesen de par en par,
y pasasen por ellas la Justicia
y la Democracia Heroica del hombre,
yo pactaría con las dos para echar sobre tu cara de vieja raposa sin dignidad y sin amor
toda la saliva y todo el excremento del mundo.
¡Vieja raposa avarienta:
has escondido,
soterrado en tu corral,
la llave milagrosa que abre la puerta diamantina de la Historia…
No sabes nada.
No entiendes nada y te metes en todas las casas
a cerrar ventanas
y a cegar la luz de las estrellas!
Y los hombres te ven y te dejan.
Te dejan porque creen que ya se les han acabado los rayos a Júpiter.
Pero las estrellas no duermen.
No sabes nada.
Has amontonado tu rapiña detrás de la puerta, y tus hijos, ahora, no pueden abrirla
para que entren los primeros rayos de la aurora nueva del mundo.
Vieja raposa avarienta,
eres un gran mercader.
Sabes llevar muy bien
las cuentas de la cocina
y piensas que yo no sé contar.
Sí sé contar.
He contado mis muertos.
Los he contado todos,
los he contado uno por uno.
Los he contado en Madrid,
los he contado en Oviedo,
los he contado en Málaga,
los he contado en Guernica,
los he contado en Bilbao…
Los he contado en todas las trincheras,
en los hospitales,
en los depósitos de los cementerios,
en las cunetas de las carreteras,
en los escombros de las casas bombardeadas.
Contando muertos este otoño por el Paseo de El Prado, creí una noche que caminaba
sobre barro, y eran sesos humanos que tuve por mucho tiempo pegados a
la suela de mis zapatos.
El 18 de noviembre, sólo en un sótano de cadáveres, conté trescientos niños muertos…
Los he contado en los carros de las ambulancias,
en los hoteles,
en los tranvías,
en el Metro…,
en las mañanas lívidas,
en las noches negras sin alumbrado y sin estrellas…
y en tu conciencia todos…
Y todos te los he cargado a tu cuenta.
¡Ya ves si sé contar!
Eres la vieja portera del mundo de Occidente,
tienes desde hace mucho tiempo las llaves de todos los postigos de Europav y puedes dejar entrar y salir a quien se te antoje.
Y ahora, por cobardía,
por cobardía nada más,
porque quieres guardar tu despensa hasta el último día de la Historia,
has dejado meterse en mi solar
a los raposos y a los lobos confabulados del mundo
para que se sacien en mi sangre
y no pidan enseguida la tuya.
Pero ya la pedirán,
ya la pedirán las estrellas…

Perfidia

La estupenda canción de Alberto Domínguez Borrás interpretada por Linda Ronstadt. Pueden preferirse otras voces, pero el arreglo me parece glorioso.

Otro tópico paradigma de perfidia,

y otra perfidia relacionada con tierras moras.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clasicismo, Música, Poesía, Popular y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Perfidia

  1. OLYMPIA dijo:

    Estupendas ambas.
    Recuerdo el Teatro Invisible de Radio Nacional, años 60…Cuando dramatizaban Otelo decían:
    José María Angelat como Otelo y Juan Manuel Soriano en el papel del pérfido Yago. Creo que le va al pelo.
    Si alguna vez te llaman pérfido, Josér Luis, que sea en broma.

    • José Luis dijo:

      El Teatro “invisible”… ya no me acordaba del título del programa, pero sí de los actores. Y es verdad que Yago es un pérfido imprescindible y un papel que no cualquiera puede hacer.

  2. Angels dijo:

    !!Como me gusta la canción Perfidia !!pero no me acordaba que la cantaran en Casablanca ,una
    pelicula irrepetible,Es curioso cuando te dicen el nombre del programa no recuerdo nada pero el de los actores si ; hacía falta una voz como la de Juan Manuel Soriano para interpretar a Yago
    debemos acumular montañas de recuerdos que sino te tocan un aviso, no te acordarias nunca..
    La radio nos dió algunos programas muy buenos como el del teatro con unos actores de 1ª clase
    Si hablamos de los 60 en el 62 tuvimos la primera tele pero no me pregunteis por ningun progra
    ma ,porque mi memoria es flaca o a lo mejor es la tele de aquella época que no merecía ser
    recordada.Hemos hecho un repaso a cosas pasadas unas muy buenas y otras que han pasado
    sin pena ni gloria..Adiós y MUASSSsssssss.

    • José Luis dijo:

      Es una vergüenza en una entrada con Callas y Caballé, pero la verdad es que lo que quería poner es esa Perfidia, que tambien me gusta muchísimo. Tampoco yo me acordaba de esos segundos de Casablanca, pero es la gracia de montar estas cosas, que te encuentras con muchos descubrimientos. De la radio, me acuerdo de Fantasía, los sabados por la tarde, de Matilde Perico y Periquin, y de las novelas, Maria Matilde Almendros, pero me ha hecho mucha gracia volver a oir lo del Teatro “invisible”…

      Muassssss

  3. kalamar dijo:

    Vaya versos los albios, de una corrección..
    Linda canta de lo lindo y la bola de espejitos de Casablanca, ya brillaba en los 40!!
    y para variar me quedo con la griega aunque Montsita está divina.

    • José Luis dijo:

      Me gusta mucho esa poesía, y me parece un modelo de corrección política: Se entiende perfectamente.
      La bola, creo que debió llegar a las discotecas de aquí en los 60 largos.
      Los dos pérfidos son dos creaciones también para mi gusto.

      • colbran dijo:

        En Rigat -que estaba en la Plaça Catalunya, donde ahora es “El Corte Inglés”, entrada central- ya había bola con “cristalitos” a mediados de los años 50s del siglo pasado (1956/57). No sé si sería Rigat la primera sala de fiestas con “bola”, pero sí la primera que yo ví y todo el mundo hablaba de los destellos. Había actuaciones (allí escuché a Juanito Segarra en directo).

      • José Luis dijo:

        Pues entonces está claro que lo de los 60 largos es cuando yo ví la primera discoteca…

  4. Angels dijo:

    Para que no te quejes ,para mi la mejor :la Callas, pero tu ya me conoces y si pongo todo lo que voy recordando lleno toda la página, mira ahora he leido lo de la bola de espejitos y no sigo porque iré empalmando un tema con otro.,Fantasía y Mª Matilde Almendros y chist…………….
    Adiós..

    • colbran dijo:

      Y Federico Gallo y Jorge Arandes y Maruja Fernández, todos en “Fantasía”, espacio radiofónico al que asistí en numerosas ocasiones y donde pude contemplar en directo a Olga Guillot que fue presentada por Gallo como “Miss Miénteme”, debido al extraordinario éxito de ese bolero (“Miénteme”) que si no estrenó ella -de cierto no lo sé- sí que fue ella la que vendió más de un millon de copias de ese tema, con el consiguiente disco de oro que se otorgaba cuando se llegaba a esa cifra (procedía de un LP con 12 temas y también desdoblado en tres EP de 4 temas). Ahora se concede, creo, por 50.000…Vamos para abajo en todo. También tuve la suerte de escuchar en vivo a la grandísima vocalista francesa Ivette Giraud con su voz grave y una dulzura exquisita en su canto; se casó con un japonés -diplomático, creo-, se establecio en Japón y dejó la canción. Y tantas estrellas más que pude contemplar y disfrutar, todas cantando en directo, sin trampas de “playbacks” y cara al público.

  5. colbran dijo:

    De las tres “pérfidas” me quedo con Callas/Caballé y también con Linda Ronstadt…Con las tres, yo soy muy ecléctico, las sopranos por un lado y la vocalista por otro. No sabría decir quién me gusta más si Callas o Caballé, pues ambas constituyen mis preferencias sopraniles. Si también lo cantara Ewa Podlés -no le corresponde pues es contralto- ahí sí que habría no dilema, “trilema”…

  6. maac dijo:

    A mí no me van mucho esos arreglos mezcla de verbena de verano y de marcha de Semana Santa de Sevilla, no es que sean malos es que me producen alergia.
    En cuanto “Ah, Perfido!” hay tantas y tantas versiones estupendas que ahora mismo no sabría cuál es mi preferida, si no fuera porque la cantó Schwarkopf.

    • José Luis dijo:

      No le veo nada malo a lo de la verbena bailona, pero con lo de la Semana Santa ya he pedido hora en el otorrino. Claro que las alergias también son por definición personales y excesivas…

      No había escuchado antes a Schwarzkopf aquí, im-presionante.

  7. Mari-Carmen dijo:

    Me encanta la palabra “perfidia” me sugiere alguien muy, muy malo, ladino, rebuscado y listo,no necesariamente inteligente … pero creo que actualmente, definir a alguien como pérfido es darle mucha importancia, ya no hay nivel ni siquiera para eso.

    La Perfidia de Casablanca suena demasiado ligera, el tema requiere más intensidad … ja, ja,

    • José Luis dijo:

      Totalmente de acuerdo, y es curioso, porque la palabra solo significa deslealtad, pero para mí tiene también esas connotaciones.

      Esta no es muy tórrida, pero es muy auténtica… 🙂

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s