El Concierto para oboe de Cimarosa, tampoco

Aun no se ha difundido ni digerido del todo eso de que el Adagio de Albinoni no sea de Albinoni, y ahora resulta que el Concierto para oboe de Cimarosa tampoco es suyo. Claro que no es lo mismo, pues mientras parece que  lo de Albinoni fue un engaño de tomo y lomo (del verdadero autor, un musicólogo llamado Remo Giazotto, y del sello Ricordi, imposibles descubridores de una inexistente partitura de Albinoni), en el caso de Cimarosa, las melodias del concierto sí que son suyas y el error viene de la mala costumbre de ahorrar tinta o de no leer la letra más pequeña, y sobre todo, del mal uso de la palabra “arreglo”.

Sucede que en los discos se lee “Concierto para oboeDoménico Cimarosa” y, sólo a veces, sigue “arr: Benjamin“, cuando la realidad es que el músico del settecento napolitano compuso docenas de óperas (la más famosa Il matrimonio segreto) pero muy poca música instrumental y ningún concierto para oboe. Y no fué un arreglo para oboe de ningún otro concierto suyo lo que hizó el compositor y director australiano Arthur Benjamin (1893-1960), sino orquestar para la oboísta Evelyn Barbirolli (apellido de su famoso esposo, de soltera Rothwell) cuatro de las Sonatas para pianoforte que Cimarosa sí compuso: Por este orden, las Nº 29, 31, 23 y 24, una para cada movimiento de la compilación que montó así.  Esta es la Nº 29, elegida para la introducción que tan popular acabó resultando, interpretada ahora al piano por Roberte Mamou.

Sigue el amable  Concierto para oboe basado en temas de Cimarosa en sus cuatro movimientos, Introduzione: Larghetto, Allegro, Siciliana y Allegro giusto, que también tenemos empaquetado para regalo aquí. Heinz Holliger y la Bamberger Symphoniker dirigida por Peter Maag.

Es el mismo caso de los conocidos como Concierto para oboe de PergolesiCorelli. El de Pergolesi está compuesto a partir de temas de su Stabat Mater, precisamente por John Barbirolli para la misma Evelyn Rothwell, y fue su audición la que dió a Arthur Benjamin la idea de adaptar a su vez a Cimarosa. Y de nuevo Barbirolli repitió la fórmula con cinco movimientos de Sonatas para violin y bajo contínuo de Corelli, dedicándolo también a la que ya era entonces su esposa.

De cualquier modo, quizá también debamos al collage de  Benjamin que otro músico se fijase en esa melodía, dando además pie a un nuevo capítulo de “Parecidos”

Parecidos (más o menos) razonables, sospechosos o casuales

Ennio Morricone es uno de los compositores que más a menudo parece emplear temas ajenos, lo que le resulta tan fructifero que le redime de cualquier posible culpa. Es el caso de una de sus melodias más populares, El oboe de Gabriel de la película La misión. Las cinco primeras notas de su melodía forman en otra escala una frase idéntica a la que inicia y se reitera de modo insistente en la sonata de Cimarosa, y se hace difícil creer que Morricone no tuviese en mente el oboe de Benjamin para introducir, con una cita y un homenaje, su Oboe de Gabriel que, desde luego, vuela después por sus propios aires. Aquí lo interpretan, en la basílica de San Francisco en Asís, Carlo Romano y la Orquesta de la R.A.I.

_________________________________________________________________

De propina, el concierto de Cimarosa/Benjamin en la versión del famoso silbador Prof.Dr. Helmuth Drevs, digno de mejor acompañamiento.

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Bandas Sonoras, Clasicismo, Clásica, Música, Parecidos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a El Concierto para oboe de Cimarosa, tampoco

  1. Angels dijo:

    Me encanta el concierto para oboe y orquesta de Cimarosa ;y también el llamemos “fuente de
    inspiración”para Ennio Morricone en “lLa Misión” película preciosa y con una música tan preciosa como la peli, con unos actores de lujo, !!Lástima que no hagan muchas pelis de esta
    calidad.Adiós me voy a comer,y luego seguiré con el vicio este!! MUASSSS

  2. OLYMPIA dijo:

    L’Adagio d’Albinoni que detesto diuen que és una barreja de diverses peces del compositor.
    Salutacions, José Luis!

  3. Pau dijo:

    José Luís, ni idea del que comentes. Convençut joiosament que el concert de Cimarosa era seu. De fet, m’encanta la “poca” obra instrumental d’aquest operista italià…. quantes coses hem d’aprendre encara.

    I lo d’Albinoni, no té preu… només de pensar en la quantitat d’articles, analisi, estudis i sucedanis a l’entorn de l’adagio més mediàtic i resulta que està “adulterat”, deu ni do!

    Salutacions!
    Pau

    • José Luis dijo:

      El cas de l’adagi d’Albinoni es per sucar-hi pa. Un paio s’inventa una melodia que agrada a tothom (fins que t’atipes) i amaga el seu nom a canvi dels diners…

      • Pau dijo:

        Si Albinoni aixequés el cap…….. riuria! Bé, tot serveixi com a homenatge a un Albinoni que, sense voler-ho, és globalment famós! Potser aquest paio volia això… qui sap!

  4. kalamar dijo:

    Quasi m’agrada més a trompeta, serà el costum de tants dies buscant la resposta del concurs..
    No vull entrar a parlar de la Missió, que s’acosten Festes, però…sort de la música.
    Bones Vacances a tots els Anchas de Tu Casa!

  5. Josep Olivé dijo:

    Ai mare, digue’m, per favor digue’m i confirme’m que la Novena si és del meu venerat Beethoven… que ja no sé que pensar… 🙂

  6. Pingback: ¿La Chacona de Vitali tampoco? | Ancha es mi casa

  7. Pingback: Dime, por favor, que la Novena sí que es de mi venerado Beethoven… | Ancha es mi casa

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s