Los cristianos adoran al Mesías – Un paso más

vicicle me ha remitido esta felicitación Navideña, sugiriendo que podía ser una nueva prueba del parentesco entre Beethoven y Messi, proclamado gozosamente ante el mundo desde aquí.

Si no fuese porque su habitual perspicacia se había mostrado también efectiva en estos menesteres, habiendo hallado ya una tan recóndita como poderosa conexión entre ambos genios (*) hubiese descartado su insinuación, aparentemente sin sentido. Pero una piadosa meditación ante la estampa, ha revelado algo que, de tan evidente, puede pasar desapercibido: Es absolutamente normal que Cristiano Ronaldo se arrodille ante Messi, pero no es tan normal que haga cosas normales, y absolutamente imposible que reconozca la superioridad de nadie. Ergo, actúa contra su voluntad, movido por una fuerza ante la que no puede resistirse. Messi pasa, señorial y a lo suyo; Ronaldo se arrodilla pensando en besarle la mano sin atreverse a mirarle ni la suela de los zapatos ante la desesperación del compañero cuyas manos asoman intentando evitar el acatamiento. Y una no identificada fuente de luz en la parte superior, ilumina la escena… ¿o somete al orgulloso?

Quizás esa misma luz me ha hecho ver a mí que ni Messi ni Beethoven parecen de este mundo. Y no digo más.

___________________________________________________________________________________________

(*)  El club de barrio donde Messi dio sus primeros puntapiés, tenía su cancha -como allí le dicen- de juego sobre lo que había sido un antiguo campo de remolachas, una explotación, una granja, que por aquel tiempo había quebrado. Y de todos es sabido que Beethoven viene de Beeth: remolacha y Hoven, plural de Hof, granja. Beethoven: granjas de remolacha. No creo que nadie se atreva a cuestionar este dato, que encuentra en la remolacha un destino en lo universal de ambos genios. 

vicicle en “Ludwig y Lionel, ¿quién sabe?” 26/11/2011
Beethoven – Missa Solemnis, op. 123. BBC Proms 2011. Helena Juntunen (soprano), Sarah Connolly (mezzo), Paul Groves (tenor), Matthew Rose (bajo). London Philharmonic Choir, London Symphony Chorus and Orchestra, Sir Colin Davis.

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Varios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Los cristianos adoran al Mesías – Un paso más

  1. Ramon (india) dijo:

    Como siempre, fantastico…tengo curiosidad por saber con quien asociaras a Pepe, que no le beso la mano, sino que lo queria dejar manco para siempre….aunque mucho me temo que sera muy dificil relacionar a este cabestro

  2. vicicle dijo:

    El análisis iconológico es irrefutable, brillante, concluyente. Te envío un documento que me ha sumido en una profunda meditación. Qué mala es la envidia!! Una abarçada.

  3. Pau dijo:

    L’eloqüència de la imatge ho diu tot… És el Beethoven postmodern!

    Salut!

  4. Josep Olivé dijo:

    Efectivament…i és que el “destí truca a la porteria” (de l’Iker) cada vegada que apareix… 🙂

  5. timamót dijo:

    Ha, ha, ha … Molt bó! com es nota en l’anàlisi iconogràfica la nostra educació basada en la poderosa tradició judeo-cristiana!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s