Las malas hierbas

Al minuto, la misma sensación que cuando das con una obra maestra después de una temporada de estar leyendo cosas solamente buenas o interesantes,  y te arrebujas en el sillón, o en la butaca del cine en este caso, disponiéndote a disfrutar de la buena literatura o del buen cine y a paladear el cuento.  ¿Y de qué va éste? Qué importa… ya olvidé el argumento de “Juan sin miedo”, pero aún recuerdo lo bien que sonaba. Vale, pero ¿de qué va? Pues de lo malas hierbas que somos, del deseo de desear que brota aún en las peores circunstancias, como los hierbajos en las rendijas que deja el cemento, pobres tozudas malas hierbas. Malas o locas, “Les herbes folles”. Pero es igual; lo importante es que son dos horas disfrutando del arte del cine y de la imaginación y libertad creativa de un genio que recurre  a la denostada voz en off convirtiéndola en un maravilloso recurso, o proyecta la imaginación del protagonista (acertadísima elección de André Dussollier) en el parabrisas de su coche, o  cuenta como nota a pie de página el argumento de “Los puentes de Toko-Ri  que el hombre va a ver para revivir sus sueños, o filma teléfonos sonando pero ningún ordenador, porque las amistades virtuales no son un invento de nuestro siglo, o escribe en la pantalla una frase de Flaubert  (“No importa, nos habremos amado mucho“) o cierra y resume genialmente la película en un escenario nuevo y con una niña que pregunta sobre gatos y croquetas. Pero todo es igual. Lo cierto es que Resnais es un maestro, nosotros somos como somos y él nos retrata desde la sabiduría de su edad y de su arte, con mucha inteligencia y mucha ironía. Y deja ir perlas como esta: “Leer no mata e incluso puede ayudar a vivir”.

– Alain Resnais nació en 1922, está película es de hace un par de años, ochenta y ocho tenía.

– Dice que intentó mantener en “Las malas hierbas” el mismo estilo que tiene “L’incident”, la novela de Christian Gailly en que se basa. A este mito viviente no se le caen los anillos por recurrir a guiones ajenos ni por dar a su narración el tono literario de la obra que ha decidido llevar a la pantalla. Más de uno debiera tomar ejemplo.

– Es una obra maestra y en el cine éramos cuatro gatos que sumábamos bastante más de 240 años. Por cierto, en los afortunadamente escasos momentos de silencio, la Sala 3 del Cine Verdi  nos obsequiaba con un ruido de motores que hubiera ido muy bien como fondo de una película de David Lynch.

André Dussollier y Mathieu Amalric

André Dussollier y Sabine Azéma

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Las malas hierbas

  1. allau dijo:

    Había desistido de hablar de ella. Demasiado complicado y demasiado genial. Todos piensan en Manoel de Oliveira, el cineasta centenario, aunque Resnais le persigue peligrosamente. Todo en esta película es más arriesgado y divertido de lo que cabría esperar. Esa bragueta abierta me parece de dudoso gusto, pero lo compenso con las imágenes aéreas de las benditas gruas. Siempre una versión por encima.

    • José Luis dijo:

      Un poco gamberro, pero no me pareció de mal gusto y aunque el guión no lo requiere, le va al pelo, que las malas hierbas no son nada metafísicas. De Resnais he visto muchas, ninguna mala, de Oliveira tampoco, porque no he visto ninguna…

  2. kirieleison dijo:

    No he llegit la teva crònica per no rebre influències. Hi aniré i et diré la meva.
    Salutacions José Luis!

  3. OLYMPIA dijo:

    M’ha deixat perplexa. L’he vista a l’Alexandra i quan baixava per Rambla Catalunya reia de la subtilesa de Resnais, del realisme gens màgic de Resnais. Tinc la sensació d’haver vist una pel·lícula especial, valenta i realista com la vida.
    Salutacions, José Luis!

    • José Luis dijo:

      Molt especial. I una mica perplex si que em vaig sentir també davant d’una forma de fer cine tan lliure i refrescant. Em penso que amb aquesta arrodoneix la seva obra, esperem que no sigui la darrera. Salutacions!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s