The deep blue sea

Entre el diablo y el profundo mar azul, entre un tiránico y esclavo enamoramiento y el tedio o la muerte. No es pues una historia de tiburones sino un drama sobre el amor destructivo, adaptación de una obra de Terence Rattigan (Mesas separadas, El chico -o El casoWinslow) que ya fue llevada al cine por Anatole Litvak en 1955, con el mismo título y Vivian Leigh en el papel protagonista.

-♦-

La actriz principal es hoy Rachel Weisz (El jardinero fiel) que interpreta su papel de forma muy convincente y es el pilar en el que se sustenta esta buena película, cuidadosamente filmada con un ritmo pausado y una excelente puesta en escena y en la que destaca también la calidez de los colores y su contraste con una tenaz oscuridad.

Ambientada en el Londres de la posguerra, se pueden escuchar corales populares y alguna de las románticas baladas de aquella época, fundidas en el caso del excelente “You belong to me”, interpretado por Jo Stafford, pero acompañada a coro en un pub hasta que la secuencia vuelve a hacerse privada,

aunque la estrella musical de esta película con vocación de ópera es la otra joya de Barber, el Andante de su Concierto para violín a cargo de Hilary Hahn, que podemos disfrutar ahora con Gil Shaham, que tampoco es manco. BBC Symphony Orchestra dirigida por David Robertson.

Y para angloparlantes, mientras no la quiten, aquí seguirá la película (a la que le deben quedar ya pocos días, y ya sólo en español, en los Cines Aribau)

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s