Piano, piano

Escuchando “Las estaciones” de Tchaikovsky, estaba pensando que es en las obras para piano donde con pocas excepciones prefiero los pasajes más suaves y he llegado a la conclusión de que el piano es especialmente adecuado para ellos, como su propio nombre indica. Esto último lo digo ahora que sé de dónde le viene el nombre al piano.

En efecto, al caer en la cuenta con mi perspicacia habitual de que los preciosos pianissimos y el piano comparten algunas letras, me he puesto a ello, y tras consultar el primero de los “aproximadamente 788.000.000 resultados” que me ha brindado Google para la palabra “piano” (sin molestarse ya en apabullarme más añadiendo las decimas de nanosegundo que había tardado), me he enterado de que, a finales del XVII, el fabricante de clavecines Bartolomeo Cristofori se propuso inventar uno que fuera capaz de obtener tonos de intensidad variable, mas suaves (en italiano, piano) o más fuertes (forte) y no todos tan monótonamente iguales como eran a la sazón. Y pronto tuvo listo su primer “gravicembalo col piano e forte” que inmediatamente fué rebautizado como “pianoforte” y del que viene el actual piano. De modo que también he aprendido que un pianoforte no es un piano muy recio o que suena fuerte, sino un clavecín capaz de sonar piano y forte.

Así pues, puede que un virtuoso prefiera los pasajes fuertes para lucirse él, pero para lucir la magia del piano nada como un piano, que por algo se ha quedado en “piano” y no en “forte”. Por eso, de todos los meses de las estaciones de Tchaikovsky, reservé el de Octubre con su “Canción de otoño” para el concurso de este mes; por eso y porque Joaquim me había pisado el más bonito de esta obra, la “Barcarola” de Junio, en un apunte en cuyos comentarios se pueden hallar los primeros antecedentes de este pobre blog especializado en descubrir la pólvora.

Tchaikovsky – Las estaciones – Mikhail Pletnev

Para confirmarme (o desmentirme), el quinto concierto de Beethoven, cuyo maravilloso e insuperable adagio, incluido el anuncio del explosivo arranque del tercer movimiento, quizás lo sería menos si no se siguiera de él. O viceversa, que también son ganas de discutir.

Beethoven – Concierto para piano  No 5 – Arturo Benedetti Michelangeli. Danish National SO (Jan Krenz)

De propina, otro Junio y otro piano bastante piano.

Philippe Duchemin trio et le Quatuor Atlantique – Barcarolle (Juin) de Les Saisons de Tchaikovsky

Y para dejar claro que no soy un fundamentalista, una espléndida versión de esta preciosa Barcarola a cargo de la Orquesta Sinfónica de Detroit dirigida por Neeme Järvi, que, así tocada, me recuerda la Amorosa de Guridi.

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Romanticismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Piano, piano

  1. angels dijo:

    Ahora que ya no es tiempo,,,he encontrado 2 cosas que adiviiné ,ejem ,ejem el novio se lleva un chasco (Tchaikovsky ) y “las estaciones ” pero de Vivaldi.Bueno, me alegro por mi neurona que es lenta ,pero al menos ,aunque sea de forma desordenada da señales de vida.Gracias y
    Adéuuuuuuuuuuuu i !una abraçada!

    • José Luis dijo:

      Bueno, pues por ser tú, la comentarista más asidua y simpática del reino y haber citado mi genial idea con el Chascoksky, te doy dos puntos, aunque me cueste tener que rehacer la tabla de resultados. Pero otra vez, aunque no lo sepas todo, contesta, que media respuesta ya puntua. Y cuida a tu neurona, que muchos la quisieran.

  2. Vicicle dijo:

    Ya lo dice el dicho: “Piano, piano si va lontano; forte, forte stanchi di morte”, que no sólo me lo acabo de inventar, sino que está, con toda seguridad, mal escrito; pero que viene como tecla al dedo. ¡Viva el piano!, que no sólo se toca sentado, como la bici, sino que además tiene pedales. Impresionante. 😯

    • José Luis dijo:

      Y efectivamente, la bici y el piano te pueden dejar stanchi di morte si no vas piano piano. Realmente impresionante. La bici y lo tuyo.

      • Josep Olivé dijo:

        Jajajaja…molt bo!

        He anat a l’enllaç d’IFL i m’he divertit, jeje…i una cosa tinc a dir. Que jo tambè en el cas de l’obra Octubre del teu concurs em vaig repassar tot el que tinc d’Erik Satie perquè estava convençut que portava la seva marca, encara que hi havian certs tocs chopinians que em feien dubtar. No vaig caure amb Tchaikovsky fins que m’ho fas fer molt evident, i és que és aquest un músic per a mi pel ciclotimic, i que em fa sentir ciclotimic a mi, musicalment parlant, és clar. De totes maneres tinc una cita amb ell inel.ludible aviat a l’Auditori, amb el gran tsar i en Jorge Luis Prats (cinquena simfonia i el concert n.1 per a piano), i això que coincideix amb Elina Garança al Palau però ho sento per l’Elina. Bé, de fet ho sento per a mi, que ja m’agradaria assistir a totes dues cites, però l’eficaç (des)coordinació entre els equipaments musicals de la nostra ciutat ho ha impedit.

        I res més, contentíssim de poder consultar i participar en un blog on el piano és el rei, i poder disfrutar dels fantàstics talls que per exemple ens brindes avui.

        P.D. En una mena d’enquesta feta recentment a IFL el piano va sortir clarament guanyador, malgrat els intents ben parcials del owner del blog d’afavorir la seva opció (el violoncel) en la fotografía de presentació de l’apunt, jajajaja… Ai, com llegeixi això en Joaquim em fot fora d’IFL…jajajajaj…

        • José Luis dijo:

          Tens raó que es una mica ciclotímic Txaikovski, però vosaltres, tractar de localitzar una peça així… quina feinada… fase maníaca… sent tan fàcil la meva pista del Chascovsky…

          Aquest serà el primer any que em salto el tsar a L’Auditori, però la gran coordinació també fa que porti 2 cinquenes en dos anys, i si fos la sisena… pero aquesta ja en tinc prou, i ho he canviat per Iolanta. Bé: la raó principal es que no m’he abonat a Ibercamera, acabat de decidir per una programació no molt interessant. Lamento perdrem las cançons de Strauss.

          Molt parcial l’owner.. la lara la la la 😆

      • Josep Olivé dijo:

        I que m’ha agradat moltíssim la versió orquestral de la Barcarola, ja que com tu no sóc gens fonamentalista (encara que amb piano millor, eh!) amb preciosos paissatjes de fons, i que em recorda a l’ària de la carta de Tatiana que no vegis… 🙂

  3. maac dijo:

    Pero no hay que privarse del forte, por lo menos si hay que coger impulso para algo:

    Buscaba la de Von Otter peo no la hallé.

  4. GLÒRIA dijo:

    Se t’ha de felicitar pel teu magnífic gust i amb això no faig res més que alabar el meu.
    Divina Barcarola i preciosa Amorosa.
    Piano també vol dir pis. En català “pla” i en castellà, evidentment, “plano”. el sentit varia.
    Gràcies José Luis.

    • José Luis dijo:

      Encantat, i pots seguir alabant-te així tant com vulguis 🙂 Molt content de que hagis visitat la Amorosa, que el vídeo em va donar una feinada de nassos 😉

      Aixó vol dir que la sèrie aquella seria “Vento del piano”, i el piano un instrument de vent… quin embolic…

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s