El mundo era para los niños

Bogey  ha muerto. Era un niño blanco que vivía en India, con sus padres y sus hermanas, y un día descubrió una serpiente en el gran jardín de su casa, y quiso jugar con ella y darle de comer. Tras el entierro, en unos momentos de dolor extremo, Mr. John, un vecino y amigo de la familia, brinda por los niños.

El penúltimo de los excelentes textos de vicicle me trajo a la memoria esos inmensos segundos de la película “El Río” de Jean Renoir. Ha habido suerte y está en Youtube, de modo que me alegra mucho poder recordar y compartir un discurso inolvidable:

Un poco más adelante, el capitán John, el mutilado de guerra que ha asistido al brindis de su primo (y se ha sentido aludido como uno de los niños atrapados y masacrados por las guerras), habla con la joven Melanie, hija anglo-india de Mr. John, que rivaliza con la hermana de Bogey y otra amiga por su amor.

– Melanie, ¿qué hacemos?
– Consentir.
– ¿Con qué?
– Con todo. A ti no te gusta ser un hombre con una sola pierna, pero sólo tienes una pierna. A mi no me gusta…
– ¿Qué es lo que no te gusta?
– No importa. ¿Por qué nos peleamos con las cosas continuamente?

-♦-

Herman Hesse viene ahora muy bien: “Lo contrario de toda verdad es también verdadero”

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a El mundo era para los niños

  1. Vicicle dijo:

    Esta película, como todas las que conozco de Renoir, es tan especial. Cuando me la recordaste en tu comentario, pensé en sus colores, que me quedaron grabados desde la primera vez que la vi. Luego, el movimiento de los personajes, los paisajes, luego las palabras. Era un niño cuando la vi. Tal vez por eso, quedará así en mi memoria. Gracias, otra vez, por tu amabilidad. Ah!, se me olvidaba, qué justita estuvo ayer mi poca fe.🙂

    • José Luis dijo:

      Sí que son especiales todas, salvo quizás “Esta tierra es mía”, que me gustó mucho pero es menos personal. Era un cineasta diferente.

      Justito fue todo en todos los justos sentidos de la palabra. Este año no ganamos para tilas.

  2. elena dijo:

    Un mundo solo de niños ? Acabaría la humanidad… Sólo animales sobrevivirían

    … Y empezaría una nueva civilización …

  3. OLYMPIA dijo:

    És trist, José Luis. No tinc ganes de veure la pel·lícula. M’horroritzen les serps. “Esta tierra es mía” me la passava sovint amb la mare i m’agrada molt.
    Salutacions!

    • José Luis dijo:

      Al fragment que he posat no es veu res mes que el discurs de l’amic, en certa forma comparant la curta però lliure i feliç vida d’aquest pobre nano amb el que l’esperava. La pel•lícula es molt recomanable, i aquesta historia es un petit fragment, molt significatiu, però un episodi de la vida (el riu) de que parla. La mort del nen esta narrada amb una el•lipsi brutal; nomes es veu ell i un amiguet indi prenen llet per dur-li a la serp, i després com tots els habitants de la casa fan la migdiada mentre tu et tems que passarà el que passa. No soc un sàdic, però ja que ho he explicat deixo el vídeo amb aquesta seqüència per qui la vulgui veure.

      La pel•lícula sencera, es una obra d’art que crec que t’agradaria molt.

    • José Luis dijo:

      Aquest es el trailer original: ni surt la historia del nen.

  4. angels dijo:

    Aunque el mundo ahora ya no es para los niños y con penas y trabajos tampoco lo es para los mayores;siempre los niños serán la alegria de la vida.porque saben disfrutar con cualquier cosa,!
    !y que les dure !.Un abrazo y adióooooooooos

  5. Pingback: El río y los deberes escolares | Ancha es mi casa

  6. rexval dijo:

    Sigo por aquí. Hermann Hess tiene un libro muy triste que trata sobre la educación, la escuela, el niño y la muerte. Es impresionante. En una pequeña población alemana nace un niño en el seno de una familia pobre. Destaca en los estudios. Eso marca su futuro ya que la única salida de la pobreza para estas familias es que el niño estudie para ser pastor protestante. Y a eso se dedica. Mientras sus compañeros juegan, el niño y después el adolescente, están ·haciendo deberes”, estudiando como un loco ya que ha de sacar siempre notas muy altas. Un buen día, cuando van a celebrar que ya es pastor, el chico no aparece. Se había suicidado tirándose a un rio si no ecuerdo mal.

  7. rexval dijo:

    Vaya despiste. El libro es “Bajo la rueda”. Se trat de una novela corta que se lee con mucho interés.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s