La OBC y la Cenicienta en L’Auditori (1)

Para el concierto inmediatamente anterior a Navidad, La cenicienta y otros cuentos. Un programa muy familiar, esperemos que no mareen a (ni nos mareen con) niños demasiado pequeños.

Obertura de Hansel y Gretel de Engelbert Humperdinck, nombre que en su momento provocó una apresurada consulta a la enciclopedia Salvat, en donde deduje que el de Release me había adoptado impunemente nombre y apellido de un compositor alemán cuya principal obra era una ópera titulada Hansel y Gretel. Y así es, lo mismo que si Camilo Sesto hubiese optado por llamarse Georges Bizet. La ópera es un clásico de las Navidades británicas y su obertura se deja escuchar, cosa que podemos hacer ahora con Charles Mackerras y la Philarmonia Orchestra.

La solista del Concierto para violín de Tchaikovsky es Arabella Steinbacher, una alemana de treinta y un años que completó su formación en el “círculo de amigos” de Anne-Sophie Mutter y graba actualmente para Pentatone. Aquí la tenemos en una deseable propina, el inmenso Oblivion de Astor Piazzolla.

Württembergisches Kammerorchester Heilbronn. Ruben Gazarian.

No hay pues motivo alguno para temer que el Concierto para violín de Tchaikovsky sea la cenicienta de la sesión y le corresponde entonces la categoría de cuento. Lo cual es adecuado para quienes lo descubrieran en El Concierto, una película que obtuvo buena taquilla a pesar de un guión de cuento de hadas que sólo podía tragarse con una fortísima dosis de buena voluntad, y a pesar de la nefasta dirección que acabo de destrozarlo y que tanto hizo añorar a Billy Wilder y su Uno, Dos, tres. Lo mejor, con mucho, el concierto de Tchaikovsky,

del que he encontrado una interpretación de David Oistrakh tan fantástica que parece también increíble. Al final se ve a Shostakovich aplaudiendo con gran convicción. Y la propina, un capricho de Locatelli llamado “El laberinto”, de miedo, de verdad.

David Oistrakh. Moscow Philharmonic Orchestra. Gennadi Rozhdestvensky.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Romanticismo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La OBC y la Cenicienta en L’Auditori (1)

  1. Allau dijo:

    Mucha maniobra de distracción, pero sólo hay una Cenicienta, y Rossini es su profeta. Descarado.

  2. angels dijo:

    Yo te comento el concierto de Oistrakh ,realmente maravilloso .Como vengo de” pueblo” me extrañaba que hace mucho que no se habla de él y he buscado en la Wikipedia y me he enterado
    que hace unos años que murió.Es que no sé porque pero lo confundía con Isaak Stern., este si que vive ,lisiado pero vive.!que serios que nos hemos puesto!U.A.y adióoooos

  3. angels dijo:

    Perdón ,donde dije Stern (que tambien ha muerto) queria decir Isaak Perlman, !Señor que lío me he formado con estos violinistas !!! U.A.

    • José Luis dijo:

      Estate quieta, que me los estas matando o dejando lisiados a todos. No recuerdo haberme enterado de la muerte de Oistrakh, pero ya sería mayorcísimo ahora, y por lo que veo, eso que llamas “unos años” son…38, que murió en el 74 🙂

      Me alegra mucho que hayas escuchado el concierto y que te haya gustado también. Es espectacular. Ahora vengo de L’Auditori de ver a un trio que ha estado muy bien. Hay mucho fenómeno suelto. UA extra fuerte

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s