Música, naciones e idiomas

Cuenta Oliver Sacks en su libro “Musicofilia: Relatos de la música y el cerebro”, que unos investigadores del Instituto de Neurociencias de La Jolla expusieron a angloparlantes nativos de Estados Unidos y a japoneses nativos a secuencias tonales de duración larga y corta alternativa, descubriendo que mientras que los japoneses preferían agrupar los tonos en largo-corto, los angloparlantes preferían la agrupación corta-larga.  A partir de ese hecho, postularon que «la experiencia con los lenguajes nativos crea plantillas rítmicas que influyen en el procesado de los patrones sonoros no lingüísticos». Y sigue Sacks: Esto suscita la cuestión de si podrían existir correspondencias entre los patrones del habla y la música instrumental de cada cultura popular. Durante mucho tiempo, ha existido la impresión entre los musicólogos de que dichas correspondencias existen, y esto lo han estudiado de manera formal y cuantitativa estos investigadores del Instituto de Neurociencias:  «¿Qué hace que la música de Sir Edward Elgar suene tan claramente inglesa?»,  preguntan. «¿Qué hace que la música de Debussy suene tan francesa?».

El paso siguiente es pues averiguar si hay también algún tipo de diferencia entre habitantes de países no tan alejados, además de fonéticamente, geográfica y culturalmente. Porque también es cierto que Debussy suena ante todo a Debussy, y quizá la asociación con Francia sea a posteriori,

Debussy – La niña de los cabaellos de lino. Arturo Benedetti Michelangeli.

de igual modo que, si Elgar  suena tan inglés, puede que sea porque los británicos eligieron su música para dar pompa a sus ceremonias, y es después de haber presenciado unas cuantas cuando la reconocemos como “claramente inglesa”. También son muy inglesas las palabras con que Elgar se dirige a la orquesta que va a interpretar su obra más popular: “Buenos días, caballeros. Me alegro de verles. Un programa muy ligero esta mañana. Por favor, toquen esta canción como si no la hubiesen oído nunca antes.”

Elgar – Marcha de pompa y circunstancia Nº 1. London Symphony Orchestra, Edward Elgar.

Pero, volviendo a lo nuestro🙄,  la respuesta es positiva: En otro estudio, compararon el ritmo y la melodía del habla y la música del inglés británico con el habla y la música francesa, utilizando piezas de una docena de compositores distintos. Al trazar un diagrama del ritmo y la melodía juntos, descubrieron que «aparece un patrón sorprendente, que sugiere que el idioma de una nación ejerce una “fuerza gravitacional” sobre la estructura de su música»

Y ¿qué sucede con los músicos llamados nacionalistas, como Sibelius o Janacek? La identificación también podría ser en mayor o menor grado “adquirida”, especialmente cuando el material nacional es argumental. ¿Pensaría alguien, no ya en Finlandia sino en un país nórdico al escuchar el más famoso de los poemas sinfónicos de Sibelius si no conociese el título de la obra? ¿Y por qué no en un cuento de Las mil y una noches?

Sibelius – Finlandia. Helsinki Philharmonic Orchestra, Sinfonieorchester des finnischen Rundfunksm, Chor der Sibelius-Akademi. Jukka-Pekka Saraste.

Cuando la música nacionalista incorpora elementos más o menos explícitamente inspirados en el folclore musical propio, la pregunta se traslada a él: ¿Puede el idioma condicionar de alguna forma las melodías populares?  Y, aunque no tan científica, también hay respuesta: El compositor checo Leos Janacek también se interesó mucho por los parecidos entre el habla y la música, y pasó más de treinta años sentándose en cafés y otros lugares públicos, registrando las melodía y ritmos del habla de la gente, convencido de que reflejaban, de manera inconsciente, sus estados de ánimo y su propósito emocional. Intentó incorporar esos ritmos del habla a su propia música, o, mejor dicho, intentó encontrar “equivalentes” para ellos en la red de tonos e intervalos de la música clásica. Muchas personas, hablen checo o no, encuentran que existe una asombrosa correspondencia entre la música de Janacek y las pautas de sonido del habla checa.

Janacek – Obertura “Žárlivost”. Hradec Králové Philharmonic, Paul Mauffray

Lo que no parece muy probable es que la música de Copland, tan inequívocamente norteamericana como el Marlboro, nos sugiera inmensos horizontes e intrépidos pioneros porque tenga algo que ver con la forma de hablar de John Wayne y no por las películas del Oeste que llevamos a cuestas. En cualquier caso, atención a este excelente trabajo:

Copland – Rodeo: Hoe-down. New York Philharmonic, Leonard Bernstein.

________________________________________________________________

Interesantísimo video de Bernstein explicando con ejemplos estas cosas, que ha traido enriquedeburgos, del que se desprende que también Copland podría sonar a música del Oeste aunque no existiesen los westerns. Otra cosa es que nos enterásemos.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Nacionalismo y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Música, naciones e idiomas

  1. maac dijo:

    Será por eso que Haendel siempre me sonó tan alemán:

    Saint-Saëns tan parisino:

    Strauss tan de salchichas acompañadas con cerveza:

    Y Arriaga tan del Athletic

    🙂

  2. Recuerdo al respecto uno de los capítulos de los conciertos para jóvenes de Bernstein. Sentenciaba, con ejemplos, que la naturaleza melódica y rítmica del lenguaje de cada país condiciona las melodías de sus músicas nacionales. Desde el minuto 3:45 (Hungría, Francia, Italia, España y Alemania. Un saludo

  3. Josep Olivé dijo:

    ¿Una tetralogia pudo haber partido de una mente italiana?¿Los músicos de la segunda escuela de Viena estuvieron marcados por su ciudad, su pais o su idioma?¿Cabe un Rossini inglés?¿Pudo crearse el impresionisno en la gélida estepa rusa? Creo que efectivamente el entorno, el idioma y la ideosingrasia son condicionantes positivos de las composiciones. Pero no los únicos. Veo cierto paralelismo por ejemplo en los nacimientos del singspiel alemán y de la zarzuela española, obviamente condicionados por la fonética y la gramática, pero con parecida necesidad de expresión, parecido procedimiento de contar y cantar un relato. También la hay entre el barroco francés y el barroco inglés y sin embargo en Italia, desde su glorioso renacimiento, siempre ha predominado el recitativo previo al canto. ¿Es debido a su idioma?¿A que se impuso como norma?¿Por qué? Más preguntas. Si Offenbach se hubiera quedado en su tierra natal, Alemania, ¿hubiera compuesto idénticas operetas?¿Cómo saberlo? ¿Su can-can pudo haber sido alemán? Pues yo creo que si. Pero hay más. Si no supieramos quién es Bizet, ¿alguien diria que Carmen la compuso un señor francés, quién por cierto no pisó jamás tierra española?¿Y que decir de los maestros Ravel y Debussy a la hora de recrear ciertos aires hispánicos? ¿No suena Falla en alguna de sus obras medio español medio francés?¿Sonaria ruso Txaikovski de no ser por tantas consonantes en su apellido y este no acabara en “i”? Ya ves, JL, muchas preguntas. Tantas para explicar que la maestria de tantos compositores esta en recoger no solo lo que ven, oyen y viven a su alrededor, sino de adaptarse también al medio y a las necesidades. Yo me veo en Sevilla cuando suena el fandando de las Bodas de Fígaro, y en la corte de Felipe II cuando le pega la bronca el gran inquisidor, y en Japón cuando Cio-Cio San solo hace que esperar y esperar, y viajo a Turquia con solo cuatro compases de una sonata de piano compuesta por un austríaco. No sé si he podido explicar lo que pienso al respecto de un asunto tan interesante y que daría no para un post sino para todo un libro. Genial Bernstein. Como siempre.

    • José Luis dijo:

      Me dejas abrumado. Por poner una pega, los casos de los franceses o Rimsky Korsakov sonando a español cuando se lo proponen no demuestran nada distinto a que Albeniz suene español. Otra cosa: Recuerdo haber oido algo de Tchaikovski que me recordaba una canción popular catalana, y pienso que en el folclore hay conexiones muy curiosas, que tambien tienen que ver con semejanzas en el caracter.

  4. angels dijo:

    !!Necesito unos cursos acelerados de Leonard Berstein !! U.A.y adióoooooos

  5. rexval dijo:

    Muy interesante este trema; es uno de los que más me interesan en cuestiones musicales. Hay quien niega que sea correcto hablar de “nacionalismo” en música. Lógicamente, se trata de personas que sienten fobia al término – lo tengo comprobado – por motivos políticos. Por poner un ejemplo, la ópera romántica francesa suena a eso, a “francesa”. Por algo será. Yo lo tengo claro: es la lengua que que marca la música. Cuando hablamos emitimos una melodía. Cantar es hablar de una manera distinta. La importancia de la lengua es evidente. por eso las escuelas nacionales de ópera abandonan el italiano y usan la lengua propia. Lo mismo pasa en poesía. Del ritmo y de la entonación lingüísticos emana el poético, su métrica…

    Hay también quien opina – muy cosmopolitas ellos – que la lengua es simplemente un vehículo aséptico para comunicarse y que los que se empeñan en defender la suya son una paletos que se miran el ombligo. Son unos necios. Falla tuvo que estrenar en francés “La vida breve”. Quedaría tan ridículo como Miguel Ríos cuando se puso “Michael” Ríos y cantaba con un forzado acento anglosajón que no podía ocultar el suyo propio.

    En fin, meditaciones musicales, lingüísticas y políticas….:D

    • José Luis dijo:

      Pero en el “algo” de ese “Por algo será”, hay que incluir un factor cultural añadido a posteriori. Sibelius no pensaba en la Finlandia que todo el mundo ve en su primera sinfonia. Y Elgar suena inglés porque nos hemos hartado de asociar sus marchas a la circunstancia británica.

      • rexval dijo:

        Pues a mí, la música de los coros del ejército ruso siempre me han sonado a “ruso” a la primera, lo mismo que la canciones de Falla o “La vida breve” me evocan Andalucía.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s