Rossini – Seis sonatas a cuatro (Dos: La uno y la tres; la cinco y las otras también, en una carpeta con todas)

Nacido en una familia de músicos y siendo su padre, además de inspector de mataderos, un profesional de la trompa (en singular), no es improbable que el pequeño Rossini ya diera la tabarra haciendo los deberes con su trompetita, pero lo cierto es que no recibió en su infancia una formación musical tan intensiva como Mozart, y que todo lo que tocaba a los seis años en la banda de su padre, era el triángulo. Por eso, no todos le creen cuando dice que se estrenó como autor a los doce años, componiendo en solo tres días sus celebradas “Sei sonate a quattro”, unos deliciosos cuartetos que pasado el tiempo consideró horrendos, y que tienen la peculiaridad de no haber sido escritos para un cuarteto habitual, con dos violines, viola y violoncelo, sino para una formación en la que entra el contrabajo a expensas de la viola.

…sei sonate orrende da me composte alla villeggeiatura (preso Ravenna) del mio amico mecenate, Agostino Triossi alla età la più infantile non avendo presa neppure una lezione di accompagnamento, il tutto composto e copiato in tre giorni ed eseguito cagnescamente da Triossi contrabasso, Morini (di lui cugino) primo violino, il fratello di questo il violoncello, ed il secondo violino da me stesso, che ero per dir vero, il meno cane. G. Rossini.

…seis sonatas horrendas compuestas por mí en la villa (cerca de Rávena) de mi amigo y mecenas, Agostino Triossi, cuando yo era un crío y todavía no había recibido ni una clase de acompañamiento, totalmente compuestas y copiadas en tres días y ejecutadas perrunamente por Triossi contrabajo, Morini (su primo) primer violín, el hermano de éste violoncelo, y segundo violín yo mismo, que fuí, a decir verdad, el menos perruno. G. Rossini.

En parte debido al virtuosismo de un contrabajista llamado Domenico Dragonetti, su instrumento estaba de moda en aquellos años, y parece ser que Triossi, aunque solo aficionado, lo tocaba bastante bien, de modo que el calificativo que Rossini dedicó tanto a su interpretación como a las sonatas, debe llevar una buena carga de lo que el comentarista Roman Hinke considera “mezcla del desprecio sardónico y la ironía ambigua que le caracterizaba”.

Descubiertos durante la segunda guerra mundial en los archivos de la librería del congreso de Washington por el pianista y compositor Alfredo Casella, se interpretan mucho más a menudo arreglados para orquesta de cuerdas, eludiendo así la rareza que supone doblar los bajos y eliminar la viola. Pero el efecto del original es muy bonito, como podemos comprobar escuchando la Sonata No. 1 en Sol mayor interpretada por el Ensemble Explorations que lidera el cellista Roel Dieltiens.

No obstante, seremos unos cuantos los que preferiremos la de I Solisti Italiani, que para esta sonata reúnen cinco violines, tres violas, dos violoncelos y un contrabajo. Aunque no es sólo la formación lo que varía, porque la versión del Ensemble Explorations es algo schubertiana y, por otro lado, a pesar de que la grabación es muy buena, la claridad de la que hizo Denon para los Italianos roza el milagro. Comparemos:

Todas las sonatas tienen el mismo y clásico formato rápido-lento-rápido (allegro-andante-allegro) y la influencia de Haydn y Mozart parece evidente. Pero no menos que la vocación operística del joven Rossini, también patente en la Sonata No. 3 en Do mayor que sigue ahora, en la que parece que en cualquier momento van a ponerse a cantar Fígaro, Fiordiligi, Leporello o Zerlina.

Resulta casi increible, en efecto, que estas obras fueran compuestas por un muchacho que contaba sólo con la música que le había enseñado un padre pluriempleado, cuatro rudimentos de clavecín, y lo que había aprendido por su cuenta con las partituras de Haydn y Mozart. Lo dicen los profesionales y será cierto que son mejorables, pero no en cuanto a entusiasmo, gracia, frescura y elegancia. Aquí estan las seis, con I Solisti Italiani: Llamar a la puerta.

Y de propina visual, una transcripción para dos clarinetes del último movimiento “Moderato” de la No. 3, por dos virgueros en mangas de camisa llamados Sergio Bosi y Corrado Giuffredi, que también sirve para dejar constancia de que el concurso aún podría haber sido mucho más difícil. 😎

Pero como esta página la dedico al único chipirón del mundo que toca el contrabajo (más que nada para que se acuerde de los amigos cuando sea tan famoso como Dragonetti y nos regale alguna entradilla), acabaremos con “La danza” de Rossini interpretada por el Baltic Guitar Quartet i el contrabajista Guy D. Tuneh

y el aria de don Basilio, “La calunnia” de “El barbero de Sevilla”, por Rustem Gabdullin y el quinteto de contrabajos de la Orquesta Nacional Rusa.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Romanticismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Rossini – Seis sonatas a cuatro (Dos: La uno y la tres; la cinco y las otras también, en una carpeta con todas)

  1. Chipiron cb dijo:

    Hala, cuanto contrabajo! 🙂
    Magnífico post, muchas gracias.
    Rossini es realmente un caso excepcional. Tuvo su Boom en plena juventud cuando escribía sus óperas. Pero viendo que el gusto del público estaba cambiando (hacia lo esotérico [Freischütz de Weber y más adelante, Wagner], cosa que a él no le gustaba) dejó por completo el género. Como dicen algunos, se fue en el mejor momento. A partir de entonces se puso a experimentar, tenía dinero y fama así que nadie le tenía que pedir explicaciones. Y de ahí que hiciera combinaciones tan raras (aunque en mi opinión, magníficas :D).
    Aunque estas sonatas no sean de ese periodo (como dice, era un crío cuando las escribió), siempre tuvo una gran inquietud experimentadora.
    Una de sus obras más emblemáticas para los bajos es sin duda su Dúo de cello y contrabajo.

    Desde luego menudo trabajazo que has hecho!
    Un abrazo octópodo desde nuestra estrecha casa.

    • José Luis dijo:

      Gracias a tí por ser condescendiente con uno de estos frikis 🙂 , la tercera de Brahms del pasado domingo es de las que no olvidaré, y te debo tu parte.

      Estuve viendo algun Youtube con ese duo, que es lo que realmente tocaba aquí,

      pero para está página me parecieron más amables los arreglos que he puesto

      No sé lo que opinará cierta octópoda de eso de que llames esotérico a Wagner y estrecha a tu casa, 🙂 , te veo con el arco de perfil como diría Gila….

      Un abrazo desde tu ancha casa 😉

  2. Josep Olivé dijo:

    Divertidísimo post, y es que Rossini siempre facilita las cosas cuando de lo que se trata es de ver un poco de sol en los días que hay tantas nube…gris! Divertido el conjunto de contrabajos, y el de contrabajo y guitarras, e impagables Raimondi (como me gusta la pesonalidad de este hombre!) y Abbado vestidos de época en una aria en la que letra y música explican perfectamente lo que es una calumnia. Si ya en su día Rossini nos deparó una ópera como “La gazzeta”, que no haría hoy en día de una sola lectura de un periódico actual?

  3. angels dijo:

    Gracias por ilustrarme sobre la obra de cámara de Rossini, todo el post es de lo más agradable y lo de la” calumnia “fenomenal.Acaban de llegar mis hijos con retraso porque hay una manifestación delante de la sede del PP.Luego por las noticias nos enteraremos de que iba la peli.1º voy a enterarme de lo que hace el Barça.U.A.y adióooooos .

    • José Luis dijo:

      Me alegro de que te haya gustado, a mí esas sonatas me encantan. El Barça va perdiendo (y Alexis no levantando cabeza, dicho así por ser amable), pero ganaremos, no hay problema. 🙂

  4. kalamar dijo:

    De lo mejorcito que has hecho JL, una gozada de apunte. Rossini cada día que pasa me gusta más. Qué raro que Fede no haya aparecido por aquí..Sigo prefiriendo als ashubertados que el del concurso. 😆
    Gracias por la parte que me toca y fíjate tú que sin quererlo ni beberlo al Chipi le ha salido un avatar de lo más calamarcioso.

    • José Luis dijo:

      Como suele suceder, no me llama la atención especialmente la página ésta, salvo por la maravillosa música de Rossini, y la in-su-pe-ra-ble version de I Solisti. Fede no da abasto, déjale 🙂

      Al pobre Chipi le hemos medio obligado a aparecer por aquí, que no tiene edad para estos rollos 🙂

  5. Lluis Emili Bou dijo:

    Ara ja ho puc explicar. La sonoritat que em sonava, i amb raó, em remetia el meu estimat LP “Concierto por los Solistas de Zagreb”. Dirigits per Antonio Janigro.
    És un disc que tinc fa més de 40 anys en el qual, a més de les Sonates 5 i 6 de Rossini hi ha peces de Boccherini, Paradis-Lothka, Corelli i de Haydn. Totes precioses.
    Escoltades les sonates 5 i 6 amb unes altres orelles descobreixo que per sota hi corren entremaliadures com les de La Cenerentola o Il barbero…
    Gràcies per exhumar aquestes perles.
    Per cert, no vaig poder escoltar-lo a temps pel concurs perquè tenim paletes a casa i davant dels discos hi tenia ¡la nevera i el congelador!

    • José Luis dijo:

      El solistes de Zagreb… no sé si era meu o del meu pare un disc del que no aconsegueixo recordar de que era, però sí que m’agradava moltíssim. Entremaliat i simpatiquíssim Rossini, no hi ha dret que el tinguem darrera la nevera ni un minut, i un puntet que us ha costat. Gracies per jugar i per compartir les teves musiques. Mira quina preciositat he trobat gracies al teu comentari… valdría per el concurs 🙂

      • timamót dijo:

        Justament aquesta és la peça que hi ha al disc!
        I també vam dir que si posaves això al concurs i d’aquesta autora et quedaves amb el personal,

        • José Luis dijo:

          No es casual, je je, Mr. Google em va trobar el vostre disc i una autora desconeguda amb una Siciliana era molt prometedora, i la versió ha resultat molt bona. Segur que m’hauria quedat amb el personal, però ja trobarem altres coses. Per cert: Aquesta pàgina es una de les que vaig publicar per error fa uns mesos i que no podies trobar per que la vaig treure immediatament, que quasi em carrego el concurs 😉

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s