Mahler Chamber Orchestra & Mitsuko Uchida en L’Auditori (2) – Bartok de “Trou normand”

CalvadosGroultVerreEl Divertimento para orquesta de cuerdas Sz.113 de Bartok actuará como el sorbete de limón que refresca los sentidos entre plato y plato, pero aun no siendo una de sus más importantes y famosas obras, es lo suficientemente grande e interesante como para elevarlo al menos a la categoría del Calvados o el aguardiente del “Trou Normand” o “Trou du milieu” de los gastrónomos franceses, lamentablemente sustituidos hoy por ese frío, pretencioso y encima abstemio cítrico, carente además de las propiedades terapéuticas de aquellos:

Le gourmand vrai jamais n’hésite,
Après soupe brûlant, à boire un coup de vin;
Car vin pris de la sorte évite une visite,
Et même deux au médecin.

C’est a dire (es -un- decir)

Dice la gente de paladar fino
que entre platos es conveniente
beberse un trago de buen vino
o aun mejor, de aguardiente; 
que así tomadas una copita
o dos
libran de hacer al médico una visita
o dos

___________________________________Fin de la tontería_______________________________

Compuesto a instancias del director Paul Sacher tras el éxito obtenido por su anterior encargo, la Música para cuerda, percusión y celesta, dieciséis días le bastaron a Bartok para acabarlo en el oasis de paz provisto por el director aprovechando que la enfermedad de su madre le había obligado a posponer su plan de abandonar Europa y huir del nazismo. A los quince días estallaba la segunda guerra mundial y el ambiente opresivo de aquellos momentos queda reflejado en su segundo movimiento, Molto Adagio, un fragmento del cual es utilizado en este video de un aficionado que dice inspirarse en la obra de René Magritte, aunque no le faltan claras referencias a El perro andaluz y Ciudadano Kane.

La obra marca el retorno de Bartok a la tonalidad y es más melodiosa y asequible que composiciones previas como sus cuartetos de cuerda. De hecho elige una forma barroca, y sigue principios tan típicos de la época como la alternancia entre tuttis y solistas. El último movimiento Allegro assai, cuyo brillante inicio podemos escuchar ahora a la Berliner Philharmoniker bajo la dirección de Daniel Harding

es una pieza absolutamente simétrica, con una doble fuga central cuyo tema se repite especularmente. Esperemos que la Mahler Chamber Orchestra y la dirección de Mitsuko Uchida logren, cuando menos, lo que promete el título de la obra de Bartók: Entretener. Y en esta ocasión, dejarnos listos y ávidos del segundo Mozart.

Sigue ahora el Divertimento en una gran interpretación, la de la Orquesta Filarmónica Nacional de Hungria dirigida por Zoltan Kocsis.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Primera mitad del Siglo XX y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mahler Chamber Orchestra & Mitsuko Uchida en L’Auditori (2) – Bartok de “Trou normand”

  1. Josep Olivé dijo:

    No conocía este Bartok y me ha gustado mucho. Como siempre. Y constato que ya se “moderó” estéticamente antes de emprender viaje a las américas.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s