La OBC con Jiri Belohlávek en L’Auditori- Mi patria (1)

La OBC con Jiri Belohlávek en L'Auditori - Mi patria

“Por el canto se llega al corazón; por el corazón, a la patria”

Divisa de los músicos bohemios en los años de juventud de Smetana, poco podía él entonces imaginarse que iba a pasar a la historia como el padre de la música checa, y que un día, siguiendo el modelo de su admirado Franz Liszt, iba a componer un conjunto de poemas sinfónicos que pueden considerarse el paradigma de la música nacionalista. O que, más de cien años después, en la ciudad de Praga se iba a organizar cada primavera un festival de música clásica que comenzaría siempre con la interpretación de esa obra el día del aniversario de su muerte.

Museo Smetana (Praga)

Pero si  hubiese conocido el futuro, también habría sabido que el destino le iba a hacer compartir la trágica suerte de Beethoven, porque con cincuenta años y de forma mucho más rápida que él, iba a quedarse completamente sordo.  “Si mi enfermedad es incurable, preferiría ser liberado de esta vida”, escribió en su diario. Vivió diez años más y fue en ese período de forzada tranquilidad impuesta por la sordera cuando compuso los seis poemas sinfónicos que, evocando la naturaleza, la historia y las leyendas  de su país, forman el ciclo Ma vlast, Mi patria.

Programa de Mi patria

De ellos, solo Sarka y Por los bosques y praderas checos son totalmente independientes y los dos últimos, Tábor y Blanik se hallan tan estrechamente relacionados que Smetana dispuso que no se interpretasen por separado. Además, el tema de Vysehrad se escucha también al acabar Vltava y cerrando Blanik y el ciclo, de modo que, a pesar de que en ocasiones se programa aisladamente alguno (muy especialmente el popular Vltava, pero también Vysehrad y Por los bosques y praderas checos), lo ideal es escuchar el ciclo completo, tal como quería Smetana y tal como tendremos ocasión de disfrutar este próximo fin de semana con la OBC a las órdenes del prestigioso director Jiri Belohlávek, aunque el repaso, con una interpretación de la Filarmónica Checa bajo la batuta de Rafael Kubelik, un compatriota de Smetana como lo es Belohlávek a quien de gusto ver dirigir, vaya a ser aquí en tres capítulos.

VYSEHRAD

Vysehrad, literalmente “castillo alto”, es una fortaleza que se alza sobre un promontorio a orillas del Vltava, al sur del centro histórico de la ciudad de Praga. Residencia de los antiguos reyes checos y del legendario fundador de la ciudad, Libuse (protagonista de la monumental ópera nacionalista que Smetana acababa cuando empezó a escribir este poema), en su cementerio, a los pies de la Iglesia de San Pedro y Pablo, se halla la tumba del compositor, pero también las de Dvorak,  así como las de Karel Ancerl y el mismo Rafael Kubelik.

El arpa del antiguo bardo Lumír resuena en los pasillos del castillo, dejó anotado Smetana, y el tema de Vysherad se expone nada más empezar con unos acordes arpegiados a cargo de las arpas, presentando el motivo de que aparecerá reiteradamente con distinto carácter a lo largo de este primer poema. El crítico Václav Zeleny, con el beneplácito de Smetana, lo explicaba así:

Al contemplar la roca venerable de Vysehrad, el poeta evoca un pasado remoto y el sonido del arpa de Lumir. Se alza la visión de Vysehrad con su antiguo esplendor, con su fulgurante torre dorada; magnífica y sacra morada de reyes y príncipes, habitada por la flor y la nata de los guerreros. Aquí, en el castillo, los caballeros se reunían a los alegres sones de trompetas y címbalos para empeñarse en grandiosos torneos; aquí los guerreros, blandiendo y haciendo brillar sus armas al sol, se congregaban para planear sus combates victoriosos. Vysehrad vibraba al conjuro de sus canciones marciales. Desgraciadamente, después del largo período glorioso de Vysehrad, el poeta contempla su ruina. Las desenfrenadas y terribles batallas han derribado sus elevadas torres, caídos están sus santuarios y demolida la altiva morada de los príncipes. En vez de sonar cantos de triunfo y victoria, Vysehrad se estremece con el eco de salvajes gritos de guerra. El tumulto se apaga. Vysehrad queda silencioso y desprovisto de toda su gloria. De entre sus ruinas nos llega el triste eco de la canción de Lumir, en silencio y olvidada durante tanto tiempo.

Tras las arpas, las trompas y los fagots exponen el tema completo que es repetido inmediatamente por la madera y el viento. En una atmosfera cambiante, el tema se escucha una y otra vez, sujeto a distintas modificaciones, incluso acompañando a un segundo tema de carácter popular que, muy cerca ya del final, introducen las flautas, oboes y trompas. Y, en palabras de su autor, la composición termina en un tono elegíaco, con la música desvaneciéndose, alejándose con el Vltava.

-♦-

VLTAVA

 

Para el programa de la más popular partitura de Smetana contamos ya con sus propias palabras:

La composición describe el curso del Moldava, su nacimiento en dos pequeños manantiales, el Moldava frío y el caliente, su unión en una única corriente, el discurrir a través de bosques y prados, a través de paisajes donde se celebra una boda campesina, la danza de las náyades a la luz de la luna: en las cercanías del río se alzan orgullosos castillos, palacios y ruinas. El Moldava se precipita en los Rápidos de San Juan; después se ensancha y fluye apacible hasta Praga, pasa ante Vysehrad, y se desvanece en la distancia, desembocando en el Elba.

Smetana, completamente sordo, es capaz de pintar la música. Unas rápidas escalas de las flautas para el manantial frio y enseguida de los clarinetes para el caliente, conducen a la primera exposición del maravilloso tema del Moldava (o Vltava), de cuyo linaje ya se ha hablado por aquí un poco. Luego escuchamos sucesivamente lo que pueden ser las trompas de una cacería o los castillos de que habla el compositor, la típica polca checa de la fiesta campesina, las oníricas cuerdas de la danza de las rusalkas, y de nuevo el tema, que se acelera vertiginosamente en los rápidos antes de llegar gozosa y triunfalmente a Praga y ser recibido por una majestuosa versión del leitmotiv del Vysehrad, tras lo que le vemos perderse a lo lejos. Y dos fuertes acordes echan el telón y nos despiden a nosotros hasta el próximo capítulo.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Música, Nacionalismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La OBC con Jiri Belohlávek en L’Auditori- Mi patria (1)

  1. alopez47 dijo:

    Precioso el post, preciosa la música y preciosa Praga…

    • José Luis dijo:

      Pues gracias y anímate. No es mala introducción para los niños, la OBC está muy bien, y el director, además de checo, es de primera. Viernes 26, Sabado 27 y Domingo 28, por la mañanita😉

      • alopez47 dijo:

        Imposible José Luis. Este fin de semana hemos tenido a la mayor de excursión con el CAU y a la pequeña con diada castellera en L’Hospitalet. La apretada agenda de los padres con niños pequeños… De todas maneras he aprovechado para revisitar a Smetana con los vídeos que has colgado y con un CD que tenía en casa. ¡Fantástico!

        • José Luis dijo:

          …de los buenos padres con niños pequeños. Pero Smetana es el domingo que viene🙂

          • alopez47 dijo:

            M’has pillao. De todas maneras, el domingo que viene tenemos fiesta de aniversario de una amiga de la mayor y visita al Tibidabo por la tarde con la colla castellera. Por el momento, continuaré con lo vídeos y el CD. Ahora mismo estoy en ello…
            ¡Hasta pronto!

  2. angels dijo:

    Para Kalamar,: felicidades por el reportaje sobre Wagner y su antisemitismo, no lo he puesto en tu blog porque lo he mirado con calma y bastante retraso. Gracias.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s