EBNDCD – Magníficat

La Visitación (Fra Angélico)El Bach de este mes de Junio es el Magníficat que el próximo día 27 dirigirá Jordi Savall en L’Auditori, una obra cuyo título sugiere el calificativo que merece y de paso nos anuncia que se trata de otra de las pocas que Bach compuso sobre un texto en latín, como la Misa en Si menor, con la que también comparte el estar escrita para cinco voces solistas y coro a cinco voces y con la que tan alto dejó el listón Sir John Elliot Gardiner el pasado mes de Marzo,  si esto fuera una competición, que no lo debiera ser, y no hubiesen categorías, que las hay.

Su argumento no es tan conocido por cualquier anciano de estos lugares como el de las Misas y Pasiones, porque la fiesta de la Visitación, en la que se leía la página del Evangelio de San Lucas que lo relata y que ahora es el 31 de Mayo,  antes de la reforma del calendario que en 1969 hizo Paulo VI se celebraba el 2 de Julio, y en esas fechas, los niños (estadísticamente hablando) normales,  también hacíamos vacaciones de la misa diaria. Algo sabíamos del asunto por la clase de Religión, pero esa era una zona sobre la que se pasaba muy de puntillas, desde la Anunciación a la Virgen María cuando la palabra “virgen”, más que un inexplicado atributo era la mitad de un nombre compuesto, la su milagrosa Concepción (gracies, Lluis Emili), mucho más claro lo de milagro que lo de concepción, y luego la Visitación, una visita que, por rimar o por boato, se convertía en Visitación, en la que la visitada, estéril pero embarazada de Juan el Bautista le rezaba el Ave María a su visitadora prima en igual estado de buena esperanza, a lo que ella contestaba con lo que hoy conocemos como Magníficat:

(39) En aquellos días se puso María en camino y con presteza fue a la montaña, a una ciudad de Judá, (40) y entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. (41) Así que Isabel oyó el saludo de María, exultó el niño en su seno, e La Visitación (Giotto)Isabel se llenó del Espíritu Santo, (42) y clamó con fuerte voz: ¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! (43) ¿De dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? (44) Porque así que sonó la voz de tu salutación en mis oídos, exultó de gozo el niño en mi seno. (45) Dichosa la que ha creído que se cumplirá lo que se le dijo de parte del Señor: (46) Dijo María: Mi alma magnifica al Señor (47) y exulta de júbilo mi espíritu en Dios, mi Salvador, (48) porque ha mirado la humildad de su sierva; por eso todas las generaciones me llamarán bienaventurada, (49) porque ha hecho en mí maravillas el Todopoderoso, cuyo nombre es santo. (50) Su misericordia se derrama de generación en generación sobre los que le temen. (51) Desplegó el poder de su brazo, y dispersó a los que se engríen con los pensamientos de su corazón. (52) Derribó a los potentados de sus tronos y ensalzó a los humildes. (53) A los hambrientos los llenó de bienes, y a los ricos los despidió vacíos. (54) Acogió a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia. (55) Según lo que había prometido a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia para siempre. (56) María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa.

Una respuesta bastante más extensa y rica que el habitual “Gracias, yo también te veo muy bien”, una explosión de sentimientos muy interesante para los muchos compositores que le han puesto música, desde Monteverdi y Vivaldi hasta Schubert, Bruckner y Arvo Part, pasando naturalmente por Bach, que es a dónde debíamos llegar, que lo hizo en tres ocasiones, a saber:

– Un primer Magníficat, BWV 243a, escrito para el día de Navidad de 1723, al que maac dedicó una estupenda página en el de 2011 y en la que aún puede disfrutarse de un Youtube con la interpretación dirigida por Ton Koopman en la misma iglesia de Santo Tomás de Leipzig donde se estrenó.

– La Cantata BWV 10 Meine Seel erhebt den Herren” (Mi alma glorifica al Señor) con la letra alemana de Lutero, estrenada en la Fiesta de la Visitación del año siguiente, 2 de Julio de 1724 y conocida como Magnificat alemán  aunque sin más conexión musical con el  latino que la melodía del oboe en el Suscepit Israel de este último.

– El Magníficat “por defecto” (entre los de Bach y entre todos), el BWV 243, estrenado nueve años después, el 2 de Julio de 1733, una reescritura del primero con tres variaciones:  Cambio de tonalidad, de mi bemol a re mayor, justificada entre otras cosas por ser más brillante y más adecuada para la parte de las trompetas que, segunda variación, se añaden con las de flauta a la orquestación inicial, y tercera, eliminación de un dueto y tres coros, dos de ellos en alemán, relativos al nacimiento de Jesús que Bach intercaló en el texto del Magníficat para adecuarlo a la Navideña primera versión.

La Visitación (van der Weyden)En su forma final, el Magníficat de Bach dedica un breve movimiento a cada uno de los versículos del texto de San Lucas, con la excepción del tercero que es desdoblado en dos, un aria y un coro (aunque de hecho se cantan enlazados), a los que, siguiendo la tradición, añade al final la doxología* Gloria Patri. Quedan así doce partes que, prescindiendo de los coros de apertura y cierre,  forman tres bloques de dos o tres arias seguidas de un coro, con una curiosa progresión en el número de solistas de las arias: 1-1/1-2/1-1-3.  Bach utiliza todos los recursos de la orquesta en los tres pilares de este Magníficat, los dos exultantes coros extremos y el central Fecit Potentiam, mientras que aplica tratamientos más sencillos a los restantes versículos, reflejando siempre con una admirable concisión los distintos sentimientos que sugiere cada uno de ellos.

Y vamos a verlo ya, siguiendo unos oportunos videos de la interpretación del  Arnold Schoenberg Choir y el Concentus Musicus Wien con solistas de tanta valía como Christine Schäfer, Bernarda Fink, Ian Bostridge, Christopher Maltman y Anna Korondi, todos dirigidos en la Abadía Benedictina de Melk, en Austria, por un muy expresivo Nikolaus Harnoncourt.

1. (46) Coro: Magnificat anima mea Dominum. Mi alma magnifica al Señor. A todo trapo, como empezaría quien desvela un secreto largamente contenido, como es el caso, en un impetuoso diálogo entre la orquesta y el coro. Y hay que ver a Harnoncourt:

2. (47) Aria (Soprano I): Et exsultavit spiritus meus in Deo salvatore meo. Y exulta de júbilo mi espíritu en Dios, mi Salvador. Sencillez y maestría, una frase de la cuerda es repetida y desarrollada por una de las sopranos, Anna Korondi. Ha cedido el ímpetu inicial, pero no la excitación

3. (48a) Aria (Soprano II): Quia respexit humilitatem ancillae suae. Ecce enim ex hoc beatam me dicent. Porque ha mirado la humildad de su sierva. Por eso me llamarán bienaventurada. Para evocar la humildad, un oboe d’amore, un cello, una soprano, ahora la estupenda Christine Schäfer, y unas frases que descienden en vez de ascender como en el Exsultavit anterior. El versículo queda cortado, porque Bach decide emplear el coro y otra idea musical para dar una relevancia especial a la palabra omnes, pero están unidos y así los escucharemos

4. (48b) Coro: Omnes generationes. Todas las generaciones. Un contrapunto de las cinco voces del coro para sugerir la multitud, omnes, omnes, omnes, cada vez se suman más y más omnes, de un modo casi asfixiante.  El versículo se repite 41 veces que resumen lo innumerable, como lo hace la Biblia cuando, quizá nada casualmente, especifica también 41 generaciones de la genealogía de Jesús (Abraham engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob, y Jacob engendró a Judá y a sus hermanos, y Judá…).

5. (49) Aria (Bajo) Quia fecit mihi magna, qui potens est, et sanctum nomen eius. Porque ha hecho en mí maravillas, el Todopoderoso, cuyo nombre es santo. Con el único acompañamiento del contínuo, el violoncelo y el bajo, Christopher Maltman, insisten con rotunda convicción en los milagros que obra el poder de Dios.

6. (50) Aria (Alto, Tenor)  Et misericordia eius in progenies et progenies timentibus eum. Y su misericordia se derrama de generación en generación sobre los que le temen. Flautas y cuerdas para un bellísimo dueto al estilo de las sicilianas, moviéndose entre la confianza y la inquietud. Ian Bostridge y la gran Bernarda Fink, otro lujo, en uno de los momentos más sublimes de este Magníficat.

7. (51) Coro: Fecit potentiam  in brachio suo, dispersit superbos mente cordis sui. Desplegó el poder de su brazo, y dispersó a los que se engríen con los pensamientos de su corazón. Vuelve la orquesta y el coro en toda su plenitud para el primero de los dos versículos tonantes del Magníficat, éste dirigido a los soberbios. Con las trompetas y timbales se siente la potencia del brazo de Dios (con permiso de los de Harnoncourt), y en las sucesivas entradas del coro con la palabra dispersit, cómo dispersa a los engreídos, pero cuando les nombra, superbos, la teatral pausa que prescribe Bach no puede ser más ominosa.

8. (52) Aria (Tenor): Deposuit potentes de sede et exaltavit humiles. Derribó a los potentados de sus tronos y ensalzó a los humildes. Una entrada que no suscita dudas, seguimos con los avisos a navegantes. Y, acompañado por los violines al unísono y el contínuo, tan inexorable es el tenor cuando proclama la ruina de los poderosos como al asegurar luego la gloria a los humildes. Pero las escalas pasan de bajar a subir, de la ira a la compasión. Otra concisa perla.

9. (53) Aria (Alto): Esurientes implevit  bonis et divites dimisit inanes. A los hambrientos los llenó de bienes, y a los ricos los despidió vacíos. Un inocente dúo de flautas para que el alto nos cuente que el cuento se hizo realidad. Atención al acompañamiento del contrabajo y a la paradinha con que acaba.

10. (54) Aria (Soprano I, II, Alto) Suscepit Israel puerum suum, recordatus misericordiae. Acogió a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia. Quizás la joya de la corona, un exquisito trío para unas soñadoras voces femeninas que deambulan alrededor de la melodía de los oboes al unísono. El agradecido recuerdo al pasado queda reforzado por el hecho de que esa melodía, entonada por los oboes como Cantus firmus** , procede de un antiguo y conocido canto llano, el Tonus Peregrinus, que en Leipzig se usaba en la época de Bach para el Magníficat luterano. Y es esa la melodía que también empleó Bach para el Dueto con Coral “Er denket der Barmherzigkeit” de la Cantata No 10, el Magníficat alemán antes citado y que luego transcribió al Preludio coral BWV 648, igualmente titulado como la Cantata Meine Seele erhebt den Herren***

11. (55) Coro : Sicut locutus est ad patres nostros, Abraham et semini eius in saecula. Según lo que había prometido a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia para siempre. Para seguir en el Antiguo Testamento, un coro fugado al viejo estilo, que Harnoncourt opta por encomendar a los cinco solistas.

12. Coro: Gloria patri et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen. Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Dos Gloria afirmados por el coro con la energía requerida para ascender hasta el Padre y el Hijo y un tercero que desciende a la tierra desde el Espíritu Santo, tras el que la orquesta vuelve a proclamar tan ruidosamente como puede el poder de Dios. Con el Sicut erat retorna jubilosamente la música del Magnificat anima meam inicial con timbales y trompetas y flautas y oboes, y las cinco voces van entrando en el et in secula seculorum para coincidir y sumarse en un breve pero convencido Amen. Y todo esto casi puede oírse sólo con ver a Harnoncourt,

aquí sin interrupciones.

________________________________________________________________

* Doxologia, del griego δόξα -fama o gloria- y λόγος -palabra o conocimiento-, que en la liturgia se refiere a “la oración de alabanza dirigida al Dios cristiano”, siendo la más común el Gloria Patri que tradicionalmente cerraba los himnos y cánticos. Algo así como si en todos los conciertos se debiese escuchar a Bach, cosa nada mal pensada, que cuando no conviniese acabar con una fuga siempre se podría empezar con un preludio.

** Cantus firmus: Canto firme o fijo, término que designa una melodía preexistente, habitualmente breve y de notas largas, usada como base para una nueva composición polifónica. Muchos de los preludios corales de Bach incluyen un cantus firmus ejecutado por el pedal. Y a la cama algunos nos iremos ignorando dos o tres cosas menos.

*** Para los avidos de curiosidades y los aspirantes a nota, los dos Corales Schubler BWV 648 y 649**** en el primero de los cuales puede escucharse el Cantus firmus del Suscepit Israel. Es otro de los estupendos videos de la BBC y el organista John Scott Whiteley que ya conocimos aquí, todos cortados por el mismo cinematográfico patrón, que recorren los órganos del mundo de Bach. El de este capítulo es el de la Iglesia de San Venceslao, en Naumburg, que fue tocado por él.

**** Schubler: Apellido del editor de las Sechs Chorale von verschiedener Art (‘Seis Corales de varios tipos’). Y, o lo dejamos o esto será el cuento de nunca acabar. Gracias a todos los que hayáis llegado hasta aquí, salvo a los que empiezan y acaban por el final y a los lectores en picado, a los cuales recordaré la frase de Woody Allen: “Hice un curso sobre lectura rápida y leí Guerra y Paz en veinte minutos. Creo que decía algo de Rusia.”

La Visitación - (El Greco)

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Barroco, Clásica, Música y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a EBNDCD – Magníficat

  1. Josep Olivé dijo:

    Yo, de colegio de misa diaría en época pre-y-adolescente, nada recuerdo de esa “visitación”, y yo, asistente acérrimo a salas de conciertos ya de mayorcito, tampoco recuerdo haber leido en programa de mano alguno esta conexión del Magnificat con dicha “visitación”, y digo recuerdo porque probablemente si se hacía alusión, pero no de la manera con que se hace en este soberbio post de hoy, que me ha servido, ya de buena mañana, de una audición completa de esta maravillosa partitura interpretada con músicos dignos del gran JSB y de un conocimiento más exacto (y profundo) de su “dramaturgia” y motivaciones. “Et exsultavit spiritus meus JSB…”. In secula seculorum…amen. Gracias!

    • José Luis dijo:

      Caía en vacaciones, y por eso tampoco yo tenía ni idea. Y hasta hace bien poco, apenas hacia caso a las letras de nada, craso error segun voy viendo.

      Gracias por tus siempre doblemente generosos comentarios. Et volutpat vestibulum magna mi amice😆

  2. Lluis Emili Bou dijo:

    Meravellosa partitura del gran JSB.

    Deixa’m explicar una divertida anècdota: Un bon amic, ex col·lega de feina, cristianíssim i (anava a escriure “malgrat tot”) boníssima persona em va explicar que, de petit, son pare havia posat el Magníficat al tocadiscos mentre ell encara dormia i que, en despertar-se va pensar “Ramon! això és que t’has mort i ja ets al cel!”

    Gràcies a l’esmeril·lada educació religiosa de què vaig gaudir puc aportar un puntet d’erudició al tema de la Concepció: no es tracta de subratllar la virginitat de Maria en quedar embarassada gràcies al famós “fiat” que va contestar a la proposta de Gabriel, si no de posar de manifest que Maria es va escapolir ja des del moment de la Concepció (en el si de sa mare donna Anna) de la “màcula” del Pecat Original. És allò de “sin pecado concebida”. Senzill oi? Tenint en compte que no ens explicava ningú com es feien les concepcions no miraculoses…

    Finalment, i per ser fidel al personatge que m’he fabricat, faig constar la meva emoció per veure utilitzar la paraula “boato” sense que tingui res a veure amb les bates de boatiné.

    Gràcies pel post i els links.

    La sòcia em demana que t’agraeixi també la imatge de la Visitació de Van der Weyden que, casualment?, és al museu de Leipzig.

    • José Luis dijo:

      Genial l’anècdota, aquest noi ja era bo de mena.

      Molt “esmerada y esmerilada” la teva educació religiosa (i literària). Com que no m’assabentava de res (ni de que no m’assabentava) fins ara no havia caigut en que el “sin pecado concebida” es per la Verge! I que la Inmaculada concepció va ser la seva!! De pedra m`he quedat. Faré un subtil canvi a l’apunt. I es un dogma, aquí ho expliquen. Hi ha un sil•logisme definitiu de un tal Scotto

      1. Para Dios era mejor que su Madre fuera Inmaculada: o sea sin mancha del pecado original.
      2. Dios podía hacer que su Madre naciera Inmaculada: sin mancha
      3. Por lo tanto: Dios hizo que María naciera sin mancha del pecado original. Porque Dios cuando sabe que algo es mejor hacerlo, lo hace.

      Amb aquest comentaris teus acabaré assabentant-me del que dic; veig que “boato” s’aplica a la “ostentación en el porte exterior” i no a un fet com una visita, però suposo que es podria acceptar . En canvi, això fa evident que boatiné ve de boato (i no de guata com diuen por ahi, que seria guatiné)

      La foto del quadre es bastant bona, i es ampliable. Naturalment no la he triat perquè fos a Leipzig, suposo que la casualitat a la que et refereixes es que potser Bach la veuria.

      Moltes gracies, pensar que puc arribar a emocionar-te amb una paraula, es un gran estímul.😉

      • Lluis Emili Bou dijo:

        “Porque Dios cuando sabe que algo es mejor hacerlo, lo hace”. Com el Murphy : “Si pot sortir malament sortirà malament”.
        Faria gràcia si oblidéssim que per qüestions com aquesta es van organitzar crema d’heretges, guerres de religió… (A tú que t’agrada la consulta als Googles mira’t allò que els llibres de “Historia de la Iglesia” en deien “La cuestion del filioque”). O xiites i sunnites. O…
        Sobre la pintura: quan vam fer el memorable tour JSB al qual m’he referit manta vegada (toma ya!) la filla estava embarassada i a la sòcia li va fer il·lusió portar-li de souvenir el punt de llibre que venien al museu de Leipzig. I allò de la casualitat només és eprquè dir Leipzig , per nosaltres és dir JSB, amb permís d’un mindundi que hi va néixer fa 200 anys.
        Finalment necessitem que algun clent teu arquitecteferit/ferida, cefalópoda preferentment, ens digui en quina dependència de Melk es devia enregistrar el concert d’Advent que has linkat. No és la nau principal ni la biblioteca que hem visitat i que surten a internet, aquestes són molt abarrocades i el concert és en un espai més luterà. ¿Podria ser la “Sacristia d’estiu (sic)” de la que no trobem imatges ?

        Bon cap de setmana!

        • José Luis dijo:

          Veig a la wiki que el “filioque” va estar d’actualitat al 2000… quasi mes absurd que el que passès a la edat mitjana es que avui encara es perdi el temps amb aquestes coses.

          Deixem-ho en manteta vegada (I no hauria de ser vegades?) , però sí que ho recordava, aquestes coses que fan enveja no s’obliden fàcilment. Segurament el net ja va captar els efluvis, i així ha sortit.

          M’he donat una volta per Melk (em fas treballar bastant més que jo amb els jocs). Naturalment no he trobat la sala, cosa rara vistes les petites dimensions de l’abadia… Quina passada. Esperarem als experts, o algú que tingui el DVD.

  3. angels dijo:

    Es gracioso que todos los comentaristas ,hasta este momento (yo tambien me incluyo).Tuvimos una educación super religiosa, aunque no entendieramos nada de nada.Lo del “sin pecado concebida” como no teníamos ni idea de lo que era una “concepción”,no ya la del espiritu Santo sino otra ,normal y corriente,figúrate como hemos salido.Al menos yo ,y con la visita a su prima Isabel ,en que nos decían que el niño que llevaba en su seno ,saltó de gozo al ver a Maria; hasta al cabo de bastantes años no entendimos, nada !que época más triste , en que nos hacían vivir en la más absoluta ignorancia;y !siendo chicas mucho más!.Bueno menos mal que la música es preciosa y aunque sea con retraso Ahora entendemos el argumento.U.A.y adióoooos

    • José Luis dijo:

      Para mí, lo curioso y significativo es que ni nos hiciésemos preguntas. Supongo que ya no venía de aquí. Pero no hemos salido tan mal; será por aquello de que las dificultades curten…🙂

  4. maac dijo:

    Gracias por el enlace, da la casualidad de que esa entrada, para mi sorpresa, es de las más visitadas de la historia del blog.

  5. Pau dijo:

    Gràcies per aquest treball tant ben documentat!!
    Se m’havia passat per alt que el proper 27 de juny l’interpretaven a l’auditori. M’acabes d’alegrar el diumenge no saps de quina manera! Magnificat!

  6. Mira, José Luis, sinceramente, me muero de satisfacción cada vez que vuelvo a Bach en estas condiciones. A ver si esta noche puedo volver a tu casa, que en la mía acaba de entrar medio Burgos de golpe. Magníficot trabajo.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s