Pajaritos (1)

Marco Uccellini (1603 c. – 1680) fue un sacerdote, compositor y violinista barroco que vivió en el norte de Italia, el primero en publicar música escrita específicamente para violín y un gran innovador en la técnica y en la composición. Como otros muchos en aquella época, Uccellini perseguía emular la expresividad de la voz humana, pero es prácticamente seguro que, ya entonces, no faltaría algún gracioso que dijese encontrar siempre pajaritos en su música, cosa a veces cierta, por ejemplo en este Aria Quinta Sopra la Bergamasca que sigue aquí en la interpretación de Voices of Music.

Sin embargo, y a pesar de lo mucho que gustaban entonces las onomatopeyas musicales de las voces de los animales, sólo se conoce una obra suya en la que imitase de forma explícita un pájaro, el  Aria Nona a 3, “L’emenfrodito”, cuyo título significa lo que parece y detalla el subtítulo, Maritati insieme, la Gallina e il Cucco fanno un bel concerto. Lo podemos escuchar a la Arcadian Academy de Nicholas McGegan.

Uccellini también jugó con su apellido en la dedicatoria de su opus 4 al hijo de su patrón, el príncipe de Modena:

Como los pájaros saludan al sol con su canto, así yo, que de ellos tomo el nombre, con mis melodías hago homenaje a su serena alteza, que brilla sobre Italia como un nuevo sol.

Pero eso es todo. Y es que llamarse Pajaritos puede curtir pero también hacer pasar muy malos ratos a un niño y dejarle con muy pocas ganas de sacar punta a su apellido. De modo que,  si ahora aventuramos  que nuestro músico ingresó en el franciscano seminario de Asís por encontrar un medio ambiente en que su cruz se convirtiese en cara, es sólo por emplear la palabra “franciscano” y avivar la memoria del intrépido lector que juegue a adivinar con qué puede empezar la siguiente página para que estos pajaritos nos lleven a otros, muy populares, de Mozart.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Antigua, Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Pajaritos (1)

  1. angels dijo:

    Hola ¿no te habías marchado?.Me alegro de que estés dando guerra.Por cierto la “gallina y el cuco” tienen una música simpatiquisima; es que los pájaros y los pajaritos son geniales.Pero no
    me hagas estrujar el coco,porque si en condiciones normales ,soy más bien dura de mollera !!fi
    gúrate ahora con este calor!! U.A.y adióooooos

    • José Luis dijo:

      Ya dije que dejé alpiste,.. todo preparado, de lata, Y una primicia: ni una gaviota🙂

      Siento lo del calor, paraece que está apretando en serio, estás eximida de responder

      UA y adios

  2. timamót dijo:

    Primer em pensava que parlaries dels ocellets de la Turangalila i de Messiaen. Després quan he vist els dibuixos animats (de PIXAR, que sempre llegim fer pipí…) he descobert que els havies penjat perquè de teló de fons surten un grup d’arbres com els d’un paisatge conegut…
    No sé si la intriga que planteges va per la “Broma musical” i la història de l’estornell del Mozart. En fí. Bon estiu

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s