Dylan Thomas – Bajo el bosque lácteo

Dylan Thomas - Sota el bosc lactiDylan Thomas (1914-1953) nació y se educó en Swansea (País de Gales). A los veinte años publicó el primer volumen de poemas y se convirtió, por la riqueza de su lengua, la fuerza casi surrealista de sus imágenes y la evocación inigualable del mundo popular galés de su infancia, en uno de los más destacados escritores ingleses de la posguerra. La bohemia, el alcoholismo y las deudas lo llevaron a una muerte prematura y trágica durante una de sus giras por los Estados Unidos.

Bajo el bosque lácteo (1954) es una pequeña joya dentro de su producción en prosa: un drama para voces. En realidad es uno de los mejores ejemplos de la excepcional capacidad evocadora de Dylan Thomas. Con igual dosis de poesía y de ironía, encontramos recreadas las escenas más sorprendentes o adocenadas de la realidad gracias a una estructura polifónica que recorre las veinticuatro horas de un día cualquiera. Bajo el Bosque Lácteo sirvió de base para una excelente recreación fílmica con Richard Burton y Peter O’Toole.

(…)
———-VOZ PRIMERA En la intimidad del comedor oscuro de la Casa del Colegio, lleno de polvo y resonante como un comedor en una cripta, el señor y la señora Pugh están callados ante un pastel de carne fría y gris. El señor Pugh lee, mientras se mete para dentro la carne amortajada, las Vidas de los Grandes Envenenadores. Ha forrado el libro con papel de embalar. Furtivamente, mientras mastica concienzudamente, espía de reojo a la señora Pugh, la envenena con la mirada, luego continúa leyendo. Subraya ciertos pasajes y sonríe en secreto.
———-SEÑORA PUGH
Las personas educadas no leen en la mesa,
———-VOZ PRIMERA
dice la señora Pugh. Se traga una tableta digestiva tan grande como una píldora para caballos, haciéndola bajar con el agua turbia de la sopa de guisantes.
[Pausa]
———-SEÑORA PUGH
Algunas personas se educaron en las pocilgas.
———-SEÑOR PUGH
Los cerdos no leen en la mesa, querida.
———-VOZ PRIMERA
Amargamente saca el polvo a la vinagrera rajada. El polvo se posa sobre el pastel como una fina lluvia de mosquitos.
———-SEÑOR PUGH
Los cerdos no pueden leer, querida mía.
———-SEÑORA PUGH
Yo sé de uno que puede.
———-VOZ PRIMERA
Solo en el silbante laboratorio de sus deseos, el señor Pugh trasiega entre cubetas y botellas maléficas, camina de puntillas entre bosques de hierbas mortíferas, la agonía bailando en sus crisoles, y prepara especialmente para la señora Pugh una papilla venenosa desconocida para los toxicólogos que la escaldará y se deslizará como una víbora por el interior de su cuerpo hasta que las orejas le caigan como higos, se le inflen los dedos de los pies y se le vuelvan negros como los globos, y el vapor salga aullando por su ombligo.
———-SEÑOR PUGH
Tu eres la que lo sabes mejor, querida,
———-VOZ PRIMERA
dice el señor Pugh, y rápido como el rayo la sumerge en la sopa de rata.
———-SEÑORA PUGH
¿Qué es ese libro que tienes al lado del comedero, señor Pugh?
———-SEÑOR PUGH
Es una obra teológica, querida mía, Vidas de los Grandes Santos.
———-VOZ PRIMERA
La señora Pugh sonríe. Un carámbano se forma en el aire frío del comedor-cripta.
———-SEÑORA PUGH
Esta mañana te he visto hablando con una santa. Santa Polly Garter. Ayer por la noche fue mártir otra vez. La señora Organ Morgan la vio con el señor Waldo.
———-SEÑORA ORGAN MORGAN
Y cuando me vieron hicieron ver que buscaban nidos,
———-VOZ SEGUNDA
dice la señora Organ Morgan a su marido, con la boca llena de peces como la de un pelicano.
———-SEÑORA ORGAN MORGAN
Pero nadie va a buscar nidos con camiseta y calzoncillos largos, me dije a mi misma, como los que llevaba el señor Waldo, y con el vestido casi en la cabeza como lo llevaba  Polly Garter. Ah, no me enredaron, no.
———-VOZ SEGUNDA
Un buen trago de pájaro, y la pelaya ha desaparecido. Se lame los labios y vuelve a pinchar.
———-SEÑORA ORGAN MORGAN
Y cuando piensas en todas aquellas criaturas que tiene, todo lo que  puedo decir es que más le valdría dejar de buscar nidos, es todo lo que puedo decir, no es la mejor forma de pasar el rato para una mujer que no sabe decir que no ni a los enanos. ¿Te acuerdas de Bob Spit? No era más alto que un niño y le hizo dos. Pero dos criaturas encantadoras, de veras, Fred Spit y Arthur. A veces me gusta más Fred y a veces Arthur. ¿Cuál te gusta más a tí, Organ?
———-ORGAN MORGAN
Oh, Bach sin ninguna duda. Para mí, siempre Bach.
———-SEÑORA ORGAN MORGAN
Organ Morgan, no has escuchado ni una palabra de lo que he dicho. Contigo, siempre órgano órgano…
———-VOZ PRIMERA
Y estalla en llanto, y, en medio de su salado aullar, ensarta ágilmente un pequeño pez plano y se lo pelicanea entero.
———-ORGAN MORGAN
Y luego Palestrina,
———-VOZ SEGUNDA
dice Organ Morgan.

La muestra puede ser suficiente para decidir al más reacio. Este es uno de los pasajes del fantástico y disparatado pero nada banal cuento que un poeta nos cuenta “a cau d’orella”, muy cerquita del oido, que así lo pensó Dylan Thomas, para oir por la radio, con los ojos cerrados, para que nos dejásemos levar por las imágenes que evocan las palabras de los habitantes de Llareggub (“Ojaraclasodotsori” en castellano), un pueblo galés a los pies de un bosque lácteo, cuyos sueños y pensamientos seguimos durante un día guiados por dos voces presentadoras, y en el que, al revés que en Brigadoon, podemos entrar cuando y por donde queramos.

Fresco y fértil surrealismo, ironía y humor de primera clase, pero teniendo en cuenta que el interés de Dylan Thomas era el sonido de las palabras, los que puedan entender el galés de Richard Burton gozarán doblemente con esta pieza de teatro radiofónico, que descargada aquí y metida en un artilugio reproductor, puede escucharse como es debido, como en la radio. Se trata de la emisión de 1954 de la BBC, con un reparto exclusivamente galés encabezado por Richard Burton en la “Voz primera”, ocho meses después de que la interpretase el propio Dylan Thomas en el estreno en Nueva York, medio año antes de su muerte. El actor repitió el papel en otras ocasiones y también en la adaptación cinematográfica (1972, Andrew Sinclair) en la que Peter O’Toole era el Capitan Cat, un viejo marino ciego, y Elizabeth Taylor su “fácil entre las fáciles”, Rosie Probert.

La traducción al catalán de Angela Buxton i Salvador Oliva para Edhasa clàssics moderns, por lo poco que he comparado con el original inglés y por lo mucho que he disfrutado con el libro, parece muy cuidada. Basta con ver cómo han logrado adaptar esta canción para conservar su rima,

CAPTAIN CAT (To the beat of the singing)
Johnny Crack and Flossie Snail
Kept their baby in a milking pail
Flossie Snail and Johnny Crack
One would pull it out and one would put it back
O it’s my turn now said Flossie Snail
To take the baby from the milking pail
And it’s my turn now said Johnny Crack
To smack it on the head and put it back
Johnny Crack and Flossie Snail Kept their baby in a milking pail
One would put it back and one would pull it out
And all it had to drink was ale and stout
For Johnny Crack and Flossie Snail
Always used to say that stout and ale
Was good for a baby in a milking pail.
   CAPITÀ CAT (Al compàs de la cançó.)
Johnny Crack i Flossie Snail
Guardaven el seu fill a dins d’un sac.
Flossie Snail i Johnny Crack,
Tan aviat al sac com al cubell.
Em toca a mi, diu Flossie Snail,
De posar el nen dins el cubell.
Em toca a mi, diu Johnny Crack
De posar el nen dintre el sac.
Johnny Crack I Flossie Snail
Guardaven el seu fill dins un cubell;
Fos al cubell o fos al sac,
Li donaven, per beure, vi novell.
Flossie Snail I Johnny Crack
Guardaven el seu fill a dins d’un sac.
Sempre deien que beure vi novell
Era bo per els nens a dintre un sac.

O esta oración, que mantiene toda su gracia.

REV. ELI JENKINS
Every morning when I wake,
Dear Lord, a little prayer I make,
O please to keep Thy lovely eye
On all poor creatures born to die
And every evening at sun-down
I ask a blessing on the town,
For whether we last the night or no
I’m sure is always touch-and-go.
We are not wholly bad or good
Who live our lives under Milk Wood,
And Thou, I know, wilt be the first
To see our best side, not our worst.
O let us see another day!
Bless us all this night, I pray,
And to the sun we all will bow
And say, good-bye–but just for now!
REVEREND  ELI JENKINS
Quan em llevo, Senyor, cada matí,
Us glorifico sense fer mai tard,
Perquè mai no gireu el vostre esguard
De tots els que hem nascut i hem de morir.
I quan el sol es pon, amb alegria
Demano per a tots el vostre alè,
Perquè sempre es molt fràgil de saber
Si arribarem a veure néixer el dia.
Mai no som totalment bons o dolents,
Els que vivim al Bosc Lacti, Senyor;
Només Vos podeu veure fàcilment
Allò que ens és, Senyor, la part millor.
¡Permeteu-nos de veure una altre dia!
¡Beneïu-nos, aquesta nit, si us plau!
Mirant el sol que el nostre esguard destria,
¡De moment us diem adéu-siau!

-♦-

Uno de los pocos regalos mejores que recomendar o prestar un buen libro es que con él se descubra un autor. Moltíssimes gracies, Lluis Emili.

———-PRIMERA VOZ
Organ Morgan se va a la capilla a tocar el órgano. Ve a Bach estirado sobre una lápida.
———-ORGAN MORGAN
¡Juan Sebastian!
———-CHERRY OWEN (Ébriamente)
¿Quién?
———-ORGAN MORGAN
¡Juan Sebastian poderoso Bach! Oh Bach, Bach.
———-CHERRY OWEN
Vete al infierno.

me_muero_de_risa

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Dylan Thomas – Bajo el bosque lácteo

  1. José Luis dijo:

    Ara bé, amic cri-cri:

    No es pot convertir Caldes de Malavella en BadOldWoman’ Spas, però traduir Milk Wood per Bosc làctic em sembla una decisió encertada , una excepció que els traductors justifiquen al pròleg del que sembla un esplèndid treball. Sent un topònim no hauria de traduir-se, però, com ells diuen, “Sota el Bosc làctic es més suggerent que no pas Sota Milk Wood”, i no s’ha de perdre aquest sentit, menys encara quan és un nom fictici i poètic, que tampoc és Milkwood, sinó Milk Wood, un detall que no em sembla menys important. Una excepció, ja que no tradueixen els noms dels protagonistes, ni el del poble (que en català seria Llaraclastotuena, oi? ) tot i el significat que tenen, perquè “haurien quedat excessivament grotescs”. Bosc làctic no és grotesc, em sembla tan natural (o poc natural) com Milk wood. I, sobretot, la seva qualitat nutritiva és la seva essència i la seva única afirmació; podem llegir el que diu el forner Dai Bread i no saber que “Bread” vol dir pa sense greus conseqüències (Organ Morgan s’entén perfectament, i més en castellà, que no cal advertir que vol dir a l’hora òrgan i orgue) però si ignorem que Milk wood significa bosc lacti, adéu a tot ell que dona aquest bosc. I, per que em donis la raó i tota la raó: ¿Com traduiries a l’anglès una novel•la que es titules “Sota el Bosc Lacti”?

    Esperant que no m’enviïs al llarac, i agrain-te de nou la recomanació i el prestec, ben cordialmente.

    JL

    • lluisemili dijo:

      Agraït pels teus agraïments.

      Segueixo pensant que, per molt que els prestigiosos traductors ho justifiquin, prefereixo el topònim sense traduir.

      Espero “with little candles” la teva impressió sobre, “Tota una vida” i “Caigut fora del temps” el segon dels quals va motivar la referència al de Dylan Thomas.

      • José Luis dijo:

        Abans de bufar les espelmes, he cercat i trobat el teu apunt sobre “Tota una vida” a nosaltres llegim, i com que ja dius que “té un desenvolupament que no t’arrossega” ho tornaré a intentar. El vaig deixar a la meitat, a poc de que comenci el viatge, una mica tip del joc d’anar descobrint detall a detall el que ja saps o suposes, i de tanta foscor. Literàriament em sembla forçat i feixuc, i no em queixo de que no sigui amable, però si tampoc m’emociona i no es engrescador, se’m fa molt difícil. El que es mes greu es que no m’arriben gens els sentiments que vol transmetre. L’únic personatge que m’he cregut es el del xofer palestí… Però el reprendré.

  2. Hola josé Luis,
    ya estoy por aquí de nuevo, en busca del otoño. Creo que me va a interesar este libro que comentas tan bien. Es más, tal vez hasta la película me guste (no sé si te dije que soy una de las personas menos cinéfilas que conozco).
    De cualquier modo, enhorabuena por este post y toda la información.
    P.D. Como los caballos de carreras en los cajones de salida, así estoy esperando el primer quesesto ¡¡!!

    • José Luis dijo:

      Hola Enrique, me alegro de que hayas vuelto sano y salvo! 🙂

      Con los párrafos que he puesto hay poco lugar para el engaño, de modo que, si te han gustado, el libro no te defraudará. De la película no puedo decir nada, porque no la he visto. En cuanto al quesesto, nombre que habrá que explotar, ya esta todo listo para el primer Gran Premio. Juraría que es una carrera muy buena para tus dotes.

      Gracias y hasta muy pronto!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s