Otra dumka de Borja Antonio y un hijo natural que tuvo de ella

La conversión del duque de Gandía (Moreno Carbonero)

La conversión del duque de Gandía (Moreno Carbonero)

Francisco de Borja, duque de Gandía y futuro tercer General de la Compañía de Jesús, se derrumba ante el cadáver de la emperatriz Isabel de Portugal, mujer de Carlos V, antes de jurar “no más servir a señor que se me pueda morir” como sabemos muy bien los más… los no tan jóvenes, verdad, Angels?, un impresionante cuadro cuyo detalles os animo a admirar en esta excelente reproducción ampliable.

Borja, pronunciando la j como haría un paisano suyo, vicicle mismo, quien, fiel a sus filias, añadiría la k euskera  y antepondría el franco D’, quedando la cosa en D’boryak, como dicen que se debe decir Devorac si uno no quiere quedar fatal, no veo yo tanta dificultad. Otra cosa es que enseguida apareciera  Lluis Emili (aunque en la siguiente página, A propósito de Maria Antonieta y las voluntades enfrentadas…) advirtiendo que este Borja delataba un pasado jesuítico, y lo que es peor, una edad, cosas que, dicho sea de paso y sin ánimo de ofender, compartimos. Y es cierto, un joven  sin antecedentes penales hubiese escogido para la pista este otro Borja:

Borja Mari

Pero Lluis Emili,  tan pertinaz como aquellas sequías de entonces, ha resultado que lo es aún sin proponérselo, y si no se lo creen, pasen y vean:

Unos días después de lo del Borja-Mari, hallábase el imputado escuchando por la radio el Quinteto con piano num. 2 de nuestro Borja-Antonin, cuando,  nada más empezar el segundo movimiento se le aguzaron las orejas, y al ver que la cosa repetía y repetía…

Dvorak – Quinteto con piano nº 2 en La mayor, op. 81. Andante con moto. Ilya Itin y el Jasper Quartet

…corrió (puede que no tanto)  a advertirme de un hallazgo con méritos sobrados para ser incorporado a la colección de…

Parecidos (más o menos) razonables, sospechosos o casuales

parecido-razonable

Es difícil que alguien de nuestra generación no haya oído nunca a Nat “King” Cole cantando Nature boy. No la recuerdo con letra en castellano, ni he conseguido localizar las frases “me habló del bien, me habló del mal  y del amor también” que timamót y Lluis Emili asocian con ella y que se corresponden bien con la idea de la letra inglesa. En cualquier caso, el parecido con las primeras frases del tema lento del Andante con moto de Dvorak es más que notable.

There was a boy  / Había una vez un chico
A very strange, enchanted boy / Un chico hechizado, muy extraño
They say he wandered very far / Dicen que vino vagando desde muy lejos
Very far, over land and sea / Muy lejos, por tierra y por mar
A little shy and sad of eye / Un poco tímido y de aspecto triste
But very wise was he / Pero muy sabio, era.
And then one day / Y sucedió que un día
One magic day he passed my way / Un mágico día se cruzó en mi camino
While we spoke of many things / Mientras hablábamos de muchas cosas
Fools and Kings / Bufones y Reyes
This he said to me: / Esto fue lo que me dijo:
The greatest thing you’ll ever learn / Lo más grande que te puede suceder
Is just to love and be loved in return /  es sólo amar y ser correspondido.

Muchos jóvenes y no tan jóvenes la conocerán también o exclusivamente por la película Moulin Rouge, en la que es usada ampliamente en forma y fondo, desde el principio hasta los títulos de crédito finales (versiones de David Bowie y Massive Attack’s) y en un guión que sigue y cita varias veces su frase “Lo más grande que te puede suceder es amar y ser correspondido”

Eden AhbezEl autor de esta canción, de la que, entre otras muchas en el jazz y el pop hay que destacar las dos inmensas versiones de Miles Davis y John Coltrane, fue un cantautor neoyorquino  llamado George Alexander Aberle, conocido como Eden Ahbez o Ahbe, un personaje que en los cuarenta era un líder hippie avant la lettre; basta la portada de Life y decir que sus seguidores se autodenominaban Nature boys, que de ahí la canción. Ahbez saltó a la fama cuando se las ingenió para hacerla llegar a Nat King Cole y se convirtió en un éxito fulgurante que Frank Sinatra y Sarah Vaughan se apresuraron a grabar.

Dvorak no podía levantar el dedo, pero quién sí lo hizo fue el compositor yiddish Herman Yablokoff, que acusó a Ahbez de haber plagiado su canción Shvayg mayn harts, y algo habría cuando, a pesar de que el chico natural alegó haberla hallado “en las brumas de las montañas de California”, acabó pactando una indemnización de 25.000 dólares de los de entonces. Nunca se sabrá si ambos, uno o ninguno conocía la melodía de Dvorak, pero parece raro que la defensa de Ahbez no se amparase en los cien años de perdón que se gana quien roba a un ladrón.

-♦-

Hay vida más allá de los parecidos, las coincidencias son a veces curiosísimas y queda por explicar lo de la pertinacia involuntaria del acusado: ¿Sabían Vds. que ese Andante con moto de Dvorak es también una dumka? ¿No? ¿No saben siquiera que es una dumka ni un dumky ni XX XXXXX XXX XXX XXXXX ni XXX XXXXXXX XX XXXXXX?  Pues, haré caso omiso de una respuesta tan soez, y diré que dumky es el plural de dumka, una forma musical que empleó abundantemente Dvorak y de la que en los próximos días tendremos ejemplos suficientes para acabar hartos, entre los que estará lógicamente el Trio “Dumky” del concurso, pero no, por desconocimiento, esta preciosa dumka del Quinteto para piano num 2, un regalo del persistente Lluis Emili, que no abandona un hilo ni queriendo ni sin querer. Y que recomiendo encarecidamente escuchar en su integridad, fijándose en como en el melancólico tema se intercala otro más rápido y feliz, más que nada por adelantar faena. Supongo que el Youtube seguirá arriba, pero si da pereza retroceder ahora, está también aquí, a toda pantalla.

-♦-

Gracias a todos por seguir (y seguirme) el juego, que si es posible aguantar lo “raro que es todo esto”, allau, es por vuestros comentarios y aportaciones. A mí me proporcionan además ratos  como el que pasé la otra tarde cuando, el perfectamente acentuado Dvořák, de nuestro nuevo quesestero Albertini, saltó el filtro que retiene los mensajes con respuesta acertada, en el que suelo tener la precaución de incluir diversas “versiones” de los complicados apellidos de algunos compositores, pero que esta vez fue superado por alto. La suerte y la gentileza de la actual campeona, timamót, que de momento no ceja y defiende su posición vigilando celosamente la casa, permitió que en un par de minutos lo pudiese XXar, aunque, mientras lo hacía, Albertini ya me había colocado un Youtube con el Dumky, y feliz por haberlo sabido hacer pero viendo que desaparecía colocaba otro… me faltaban dedos. Luego, Angels amenazando con hacerse el harakiri aunque había rozado el larguero con Brahms, la otra cara del disco de Danzas eslavas de Dvorak. Y Josep Olivé haciendo de tripas corazón con Google y con los jeroglíficos, que eso sí es de reclinatorio, como ver a Enrique de Burgos descubriendo a Tambor para hacer compañía a Dumbo y Porky y a Albertini sumándose a los que no descifran los acertijos ni conociendo la respuesta, lo cual no deja de enorgullecerme :-)  . Desde luego, si el implacable Atticus no falla a ninguna cita y vicicle no pincha de nuevo en las últimas etapas de modo dramático, va a ser difícil que no estén también en el podio. kalamar ha cedido dos puntillos, pero esto-no-ha-hecho-más-que-empezar y lo mismo vale para María Teresa, que no se ha olvidado ni en la distancia, cosa para la que tampoco concebiríamos razón. Anneg , Pau y Miguel, no sé yo que macrovacaciones son esas, pero llegar in extremis hace mayor la satisfacción de recibirlos. Casi no ha faltado nadie, y los que faltan pueden aparecer cualquier día, que sé de dos que andan muy atareados. Y como ya me lo he montado para citaros a todos, gracias de nuevo a todos, y que Bach reparta suerte y paciencia. Mañana, y pasado y el otro, dumkas y más dumkas, o sea, dumky.

-♦-

Muy largo es esto ya, pero resulta que buscando… no: muy largo ya, y lo que seguiría ahora merece capítulo aparte. Dejaremos las dumky para pasado mañana, y mañana seguiremos con el hijo de Borja, un chico todo lo natural que se quiera, pero muy decente, como se verá.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Otra dumka de Borja Antonio y un hijo natural que tuvo de ella

  1. Allau dijo:

    Dos cosas. 1 Mientras escribía el apunte de hoy, te tenía en la cabeza a cada instante y me daba miedo estar robándote alguna pieza preciosa y menos conocida que hubiese servido para tu concurso. 2 Caetano Veloso no versiona mal casi ninguna cosa, por lo menos no la jode con “Nature Boy”. Quod videt:

    • José Luis dijo:

      No soy tan malo, pese a todo, como para poner una obra tan rarísima, pero gracias por tu preocupación, me conforma con que no saques un apunte de este tipo poco antes de un dia diez…

      Como siempre, estupendo Veloso y su arreglo, la página de mañana empieza con la versión de su hermana, igual de concisa y también muy buena. Vaya par.

  2. Vicicle dijo:

    Y mira que se lo tengo dicho al Antonin: que tu música entre a la primera, no te da derecho a un apellido que se atraganta. ¿Hacía falta eso? ¿Dónde tenían el sentido ortográfico tus padres? Con D’Borgiak😯 acabamos mucho antes, por supuesto.🙂

  3. Ese comienzo es parecido, cierto.

    • José Luis dijo:

      Y se repite varias veces, es un motivo característico en ese Andante. Pero esta es de las veces en que, tanto si se ha inspirado o no en otro, el sospechoso queda absuelto por bueno, es una canción estupenda.

  4. timamót dijo:

    Després del “compte-rendu” que has fet ja veig que el concurs serà renyidíssim i la competència ferotge.
    Això de la música i el teu blog i concurs és com un cistell de delicioses cireres. N’agafes una i segueixen moltes més.
    Bon profit a tots!

    • José Luis dijo:

      La meva moral borjiana m’obliga a dir-te que he hagut de consultar això de “compte-rendu”, respirant al comprovar que no m’estàs dient res lleig. T’agraeixo molt la comparació amb les cireres, encara que sou vosaltres qui ha omplert el cistell. Però preparat, que dema ve la guinda, i espero que us feu un fart de riure. Es llàstima que el joc no segueixi, perquè a aquest paràgraf surt la paraula clau que resol el misteri del bien y el del mal y el del amor también.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s