Más cursi que un guante

GLOVES

cursi.

1. adj. Se dice de un artista o de un escritor, o de sus obras, cuando en vano pretenden mostrar refinamiento expresivo o sentimientos elevados.

“…en vano pretenden…” Para ser cursi, un artista ha de pretender, primero, y fracasar, segundo, en su intento de mostrarse muy refinado y sensible. Si es un zafio pero logra engañarnos, no es cursi sino un auténtico artista, y si parece cursi sin pretenderlo, tampoco, porque eso es resultar cursi, accidente nada raro entre los blogueros que escribimos sin ser escritores y a los que, en su caso, sólo se les podría aplicar el calificativo en su segunda acepción:

2. adj. coloq. Dicho de una persona: Que presume de fina y elegante sin serlo. U. t. c. s.

Hecha esta introducción autoexculpatoria, no nos entretengamos pensando si es posible ser presumido y elegante a la vez, y vamos con la protagonista de esta página, una  gloriosa copla en la que se escucha la no por manida menos gloriosa expresión “más cursi que un guante”. Se trata de “La niña de la estación” de León y Quiroga, cantada por Doña Concha Piquer, quien la hizo muy popular en su época, pero que no recuerdo haber oído antes de que un amigo me hiciera saber de ella a propósito de una conversación sobre la cursilería.

La letra merece ser repasada con detenimiento:

La niña de la estación
Los suspiros son aire y van al aire
las lágrimas son agua y van al mar.
Dime, mujer, cuando un hombre se pira,
¿sabes tú dónde va?
Bajaba todos los días
de su casa a la estación
con un libro entre las manos
de Bécquer o Campoamor.
Era delgada y morena,
era de cintura fina,
era más cursi que un guante
la señorita Adelina.
Y como ver pasar trenes
era toda su pasión,
en el pueblo la llamaban,
la Niña de la Estación.
¡Adiós, señor, buen viaje!
¡Adiós, que lo pase bien!
¡Recuerdos a la familia!
¡Al llegar escríbame!
¡Mándeme usté la sombrilla!
¡No olvide “La Ilustración”!
¡Y no olvide que me llaman
la Niña de la Estación!
Volverán las oscuras golondrinas
en mi balcón sus nidos a colgar,
pero aquel ambulante de correos,
aquel no volverá…
Descarriló el tren expreso
una mañana de abril
y aquel descarrilamiento
hizo a Adelina feliz.
Ella vendóle la frente
y lo cuidó como a un niño,
y él, que era guapo y valiente,
juróle eterno cariño.
Y luego cuando a la noche
volvió a partir en el tren,
con voz de carne membrillo
así le dijo al doncel…
Adiós, amor, buen viaje.
Adiós, que lo pases bien.
Recuerdos a tu familia.
Al llegar escríbeme.
No te olvides del retrato,
mándame “La Ilustración”
y no olvides que te espera
la Niña de la Estación.
Mi carta que es feliz, pues va a buscaros,
cuenta os dará de la memoria mía.
Aquella mujer soy, que de esperaros,
se quedó en la estación helada y fría.
Pasaron meses y meses
y aquel galán no volvió
y Adelina se ha casado
con el jefe de estación.
Pero con tan mala suerte
que a los dos días del hecho
murió su pobre marido
de dos anginas de pecho.
Y la pobre medio loca
creyéndose en la estación
cuando ya se lo llevaban
así al fiambre cantó:
Adiós, amor, buen viaje.
Adiós, que lo pases bien.
Recuerdos a la familia.
Al llegar escríbeme.
No te olvides del retrato,
mándame “La Ilustración”
y no tardes amor mío
que hace frío en la estación.

Eliminando el cachondeo, la historia es perfecta para una ópera. Pero está muy bien como está, que sólo por hallazgos como necesitar de dos y no una sóla angina de pecho, por rimar luego llamando a la boda “el hecho”, por la “voz de carne membrillo”, por convertir el amor que se olvida de Becquer en un hombre que se pira, por el estribillo que la niña le canta al “fiambre” con una mínima modificación y muy especialmente por los gloriosos versos “Era delgada y morena, era de cintura fina, era más cursi que un guante la señorita Adelina”, Rafael de León merecería ingresar y ser venerado en el Olimpo de los artistas.

Falta el guante.

3. adj. coloq. Dicho de una cosa: Que, con apariencia de elegancia o riqueza, es ridícula y de mal gusto.

De lo cual podría desprenderse que, para el inventor de la expresión, los guantes eran cosa de ricos. Y aunque la etimología de “cursi” sea desconocida, el diccionario de Corominas dice que la palabra apareció a mediados del XIX, en Andalucía, donde, digo yo, se pasaría más hambre que frio. Y quizás vaya por ahí la cosa.

Quino beethoven teoria irrefutable

Gracias, amigo, nunca olvidaré el caso Adelina!

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Humor, Música, Popular y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Más cursi que un guante

  1. Por lo visto, a Pérez Galdós también le parecía cursi el guante. Leo en “Misericordia” que Frasquito Ponte, del cual repetidamente nos dice don Benito que era un cursi ejemplar, no salía nunca sin guantes, aunque estuvieran rotos y sucios porque era pobrísimo. Isidora Rufete (“La Desheredada”), otra cursi, se gastaba en guantes el dinero que no tenía.

    • José Luis dijo:

      Pérez Galdós es una asignatura pendiente. Me impresionó lo bien escrito que estaba Nazarín, pero no he seguido, y debiera. Frasquito Ponte suena prometedor.

      Gastarse lo que no se tiene, eso si que supone un modelo de retroalimentación interesante🙂

  2. Josep Olivé dijo:

    En el anterior post dedicado al preludio y fuga BMW 543 de Bach que me centré en el youtube y su pentagrama digital. Pués sumo y sigo. En este quiero apostillar la hermosísima tira cómica…Quiero decir, que si Beethoven no hubiera sido sordo, completamente sordo, tal vez el mundo no habría conocido sus últimas sonatas, ni sus Diabelli, ni sus últimos cuartetos, y tal vez, tal vez, tal vez…tal vez tampoco su inmarcesible adagio de la novena. Y no puede probarse que esta teoria, presumiblemente perfecta, no lo sea.🙂

    • José Luis dijo:

      Intuyo una cierta disculpa por tu digresiva querencia por los cerros ubetenses. Totalmente innecesaria: no es que estés en tu casa, es que estás en “la” casa. También deduzco (hoy estoy particularmente sutil, incluso más que il paggio del duque de Norfolk) que tienes el Adagio de la Novena en el top, y me has hecho entrar unas ganas de levitar, que ya lo estoy escuchando ahora mismo (Furtwangler 1954). No lo pongo aquí, porque no me parece bien que aparezca en una pagina en la que sale la palabra cursi.

  3. lluisemili dijo:

    Sobre “más cursi que un guante”.
    Per mi la imatge de la cursileria (o cursilada?) lligada als guants és la de les senyoretes (“porque usted quiere nada más” ) amb guants sense que faci fred, millor blancs, sortint de l’ofici litúrgic d’un petit temple protestant al poble d’una pel·li americana en technicolor dels anys 60 (Debbie Reynolds?)
    La gent de Sears quan van aterrar a Barcelona (1967) van fer un anunci que exemplificava, sense voler, aquesta cursilada: http://bit.ly/16IFRhX

    • José Luis dijo:

      Temple de fusta blanca, llistons horitzontals. Somriures Profiden, cel blau, gespa verda, i a la casa la tela dins un moble baix. Potser era la Reynolds, si es que no eren mil. La meva candidata es Doris Day. Aquí es a punt de combregar, segons diu l’Angels

      Bon record el de Sears. El partit, lleig, i la lesió, més.

  4. angels dijo:

    Un ejemplo de “supercursi” ,lo que nos mandaban las monjas “cursis” de mi colegio.Para ir a misa teníamos que llevar los guantes puestos, pero al ir a comulgar ,nos teníamos que quitar el de la mano derecha ,tal como nos enseñaron ,que teníamos que hacer ,al saludar a una persona de mayor categoria que nosotras. (que eran todo el resto de la humanidad).A estas alturas de la vida aún no he entendido ,el porqué de tanta comedia .U.A.y adióoooooos (ya te he entendido antes amén)

  5. Esta copla, y otras muchas, la he escuchado en el coche, con mis padres encantados de ver cómo se quedan mis hijos de embobados atendiendo a música y texto.
    Muy bien traído Galdós. Sobre el debate de Beethoven… daría para un relato/novela. ¿Cómo sería su música si… ? ¿Y si a Mozart le hubieran sido concedidas un par de décadas más? Arriaga con 100 años… del Atletic, seguro.

    • José Luis dijo:

      No me había pasado por la cabeza pensar que estas coplas pudieran interesar a los niños, pero es muy lógico, y da mucho que pensar… Encantados, embobados, y feliz, claro.

      Esta claro que esto de los años está mal repartido; a algunos les falta lo que a otros les sobra.

  6. Xavier C. dijo:

    Arribo una miqueta tard, però a temps de deixar una que segur que t´agradarà. Imagina´t que una dama anglesa, molt engalanada ella per l´ocasió, és a Buckingham Palace. Entra a l´estança el Rei (o la Reina), a qui Déu guardi molts anys. Estàs veient la reverència que fa la dama?!?!? Doncs ara pregunto: com es diu en anglès aquesta acció? Fixa´t si és fàcil aquest concurs d´avui que jo mateix et dono la solució: to curtsy. Com bé dius, no és una etimologia incontrovertida però… oi que aquesta és maca?

    • José Luis dijo:

      Maquíssima, el protocol fora de lloc voreja la cursileria. Suposo que “to curtsy”vindra de cortesia, ves a saber, a un francés que defensés que era molt “courtois”, un andalús aviat li diria cursuas, i d’aquí a cursi… molt bona, gracies! 😉

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s