Concierto inaugural de la OBC en L’Auditori (1) – Tchaikovsky

OBC 2013 01Cuatro rusos para inaugurar la temporada:  Un Tchaikovsky de los que provocan centenares de “ésto es lo que me gusta a mí”, Natalia Gutman, la mítica violoncelista interpretando a Shostakovich, y el Prokofiev más brillante cerrando una fiesta muy propicia para el lucimiento de la orquesta.

Tchaikovsky – Romeo y Julieta. Obertura.

Que no Obertura de Romeo y Julieta: Obertura a secas, sin “de”, sin ballet ni ópera, aunque hubo un intento. O, más rigurosamente Obertura-Fantasía,  el subtítulo que le puso Tchaikovsky a este explícito poema sinfónico, una de las páginas más memorables de la historia de la música, que, curiosamente, no tiene número de opus.

Popularísimos, tanto el maravilloso tema de amor como el de la lucha entre las familias, pero la obra empieza con otro no menos importante, el de Fray Lorenzo, el confidente de Romeo. Escuchémoslo en este excelente Youtube con la interpretación en los PROMS de 2007 de la LSO dirigida por su titular, que acaba tan despeinado como de costumbre, aunque, propiamente, no pueda decirse que se desmelene.

Introducción de ambiente religioso, parece  como si Tchaikovsky, consciente de que conocemos el trágico final de la historia, quisiera  hacernos meditar sobre lo que va a suceder. Luego (5:43), tras una de las magistrales transiciones de la obra,  aparecen las bandas, los Montescos y los Capuletos, desplantes y choques de espadas (6:46), hasta que, como tan bien escenificaron en West Side Story, la pareja protagonista se deslumbra mutuamente y todo ese ruido se apaga (7:48) dando paso a una de las escenas más bellas que nunca se han escrito, y no sólo por la melodía del tema de amor -Romeo, el corno inglés, la pasión, Julieta las flautas, la ternura, pero el amor son los maravillosos violines-, que tímida y suavemente al principio, crece hasta expresar un arrollador e incontenible sentimiento, con las trompas poniendo un contrapunto de ansiedad a ese amor, llorando ya por lo que será inevitable. Acaba la ensoñación y vuelve el enfrentamiento de Montescos y Capuletos (11.08) con Fray Lorenzo clamando en el desierto, pero de nuevo, sobre los tensos y angustiados violines y la llamada de las flautas y los oboes,  se impone (14:11) el amor de Romeo y Julieta, ahora un re mayor de consumación en vez del anterior re bemol. Cuando parece que el tema va a repetirse por tercera vez y hacerse eterno, se descompone precipitadamente y con los dos abruptos platillazos de los suicidios (15:49), conduce al de los clanes. Un redoble de tambores, dos segundos de silencio (17.00) y una melodía al ritmo fúnebre de esos tambores (que anuncian el final de la futura Patética), nos lleva a una recapitulación, un final muy fiel al de la obra de Shakespeare, con las recomendaciones de Fray Lorenzo a las familias y un recuerdo emocionado al amor de Romeo y Julieta y a su destino. For never was a story of more woe / Than this of Juliet and her Romeo. ¿Hay quien dé más en menos?

The Reconciliation of the Montagues and Capulets Over the Dead Bodies of Romeo and Juliet (Frederic Leighton)

El tema de amor ha sido utilizado en infinidad de ocasiones, desde los títulos de crédito de la primera película sonora, El cantor de Jazz, hasta la escena del flechazo entre bella y bestia (ambos de Teruel) en Mooonraker(1:40) pasando por una adaptación titulada Our Love que interpretaban los hermanos Dorsey, o cantada también, con la Danza de las Flautas de Cascanueces, en Los tres mosqueteros de Disney, y hasta en anuncios que recomiendan prudencia por más calva que sea la ocasión y buena la banda sonora

Y para amantes de documentos históricos, la interpretación de Stokowski con la Orquesta de la Radio de la Suiza Italiana en 1968, que tiene la particularidad de eliminar los poderosos compases finales que Tchaikovsky añadió en la tercera y hoy habitual versión de la obertura. El director coincidía así con la opinión de Balakirev, líder del grupo de Los cinco y determinante en la génesis y evolución de esta obra, quien consideró  inadecuado este último cambio por ser “contradictorio con el sentido de la pieza”. Según Modesto Tchaikovsky, su hermano escribió un final más suave que no llegó a publicarse.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Concierto inaugural de la OBC en L’Auditori (1) – Tchaikovsky

  1. Joaquim dijo:

    Intentarem no fallar, el programa és de traca

  2. kalamar dijo:

    me voy a hacer la comida, con mi catradio para escuchar la OBC en directo. Buen Concierto!

  3. Josep Olivé dijo:

    No comparto tu entusiasmo por esta obra. No digo que me desagrade, y que no impacte a cualquier audiencia, pero no entra en mis preferencias de todo lo creado por el gran Txaikovski. De todas formas yo me quedo atento a la pantalla, aunque sea sin el refrigerio de otras temporadas (¿más recortes?¿en esta casa tambièn?¡catxis la mar!) que lo que seguirá ya me interesa mucho más.

    • José Luis dijo:

      Romanticismo desaforado, le reconozco una peligrosa proximidad a sintonía de Elena Francis, no he dicho que me entusiasme, pero me encanta, para que vamos a engañarnos. Esos violines que preparan la entrada del tema de amor…

      Tienes razón; he suprimido el servicio de bar. Los hay que hacen cosas peores. Pero ya que lo pides:

      E N T R E A C T O
      Máquina de Coca-Colas en el vestíbulo😉

  4. alopez47 dijo:

    José Luis:
    Ha sido muy instructivo seguir el concierto en vídeo con tus indicaciones. Y muy divertido el anuncio preventivo… Un abrazo

    • José Luis dijo:

      Me pone malo cuando intento seguir las explicaciones de un profesional y a las dos líneas ya me he perdido y me encuentro con que la sinfonía se ha acabado cuando yo pensaba que íbamos por la mitad del primer movimiento. O al revés. Y ya sabes que nada se enseña con más ilusión que lo que se acaba de aprender. Gracias, y a ver si este año te animas. Del 18 al 20 de este mes, Obertura de Egmont, una brillante obra para piano y orquesta de Strauss y La Grande de Schubert… yo me lo pensaría 😉

  5. angels dijo:

    Por cierto ,esta cellista Natalia Gutman ,¿no es la misma que con su papel de “cellista” principal colabora en la orquesta del Festival de Lucerna ,con Abbado? si no lo es ,se le parece mucho.
    U.A.y adióoooos

    • José Luis dijo:

      Pues, según acabo de enterarme, así es. No sabía que solistas de esta categoría se prestasen a entrar en una orquesta; también veo que colabora la clarinetista Sabine Meyer, menudos lujos

  6. Diego dijo:

    Gracias por haber hecho unas indicaciones tan exactas y amenas de esta gran obra que en lo particular me gusta mucho con Gustavo Dudamel!

  7. angels dijo:

    También voy a sumarme, a darte las gracias ,por como explicas, cada minuto,desmenuzando la obra y aplicándola a la historia !Bravo! U.A.y adióooos

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s