La pregunta de Orfeo

Orpheus and Eurydice (George Frederick Watts, c1869-c1872)
El final terrible de Orfeo a manos de las sacerdotisas tracias ilustra el conflicto entre el presente instantáneo y orgiástico, que todo lo quiere para sí, y la conciencia desdichada del poeta. El poeta no sería así el libertador, el cantor confiado de la primera parte del mito, sino el que regresa del infierno después de fracasar en su misión. En esto no es distinto a las sacerdotisas tracias, cuyo reino no es el reino de la inocencia, sino el del exilio y la culpa. Pero mientras en la fiesta dionisíaca de lo que se trata es de negar el tiempo, y con él la conciencia de esa falta esencial de lo amado, lo que trata el poeta es de hacer de ese dolor terrible, el de la pérdida, el fundamento mismo de su lenguaje.
Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

Casualidades, leo este apunte de Martín Garzo mientras estoy digiriendo lo que dice Eugenio Trías en El canto de las sirenas respecto a lo apolíneo y lo dionisíaco en la tragedia de Ovidio. Se han puesto de acuerdo para explicármelo.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clasicismo, Música y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La pregunta de Orfeo

  1. Recuerdo cuánto me aburrí con esta ópera la primera vez que la vi en vídeo, con unos 21 años. Demasiado estática -lenta- en cuanto a drama. Sin embargo la música, que es de lo que se trata, es, ahora, para mí, absolutamente maravillosa. Esta versión que has encontrado… se puede mejorar… (por comentarlo nada más…) Respecto a estos filósofos que hablan de música, son muy hábiles, siempre consiguen que lea cada párrafo suyo tres veces.

    • José Luis dijo:

      Tienes toda la razón, muy mejorable la orquesta, aunque Larmore hace lo que puede. Hay una de Janet Baker que tengo reservada para otra cosa que saldrá dentro de poco, otra de Fassbaender que acaba bruscamente, y esta que no sé ni si la escuche. Ahora he encontrado una cuarta, y aprovechando que nadie nos ve, he dado un cambiazo; dejaré aquí la que puse, para mi oprobio.

      Tres veces… si con eso bastara…

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s