La OBC y el genio de Schubert en L’Auditori (1)

La OBC y el genio de Schubert en L'Auditori

La obertura de Egmont es un suspiro, y por poco bien que esté Bertrand Chamayou, lo breve de su intervención con la Burlesque de Strauss le obligará a una propina, con lo que el programa, además de magnífico será larguísimo. Pero con La Grande de Schubert en la segunda parte, muy mal tendrían que estar Krivine y la OBC para que no se haga corto, de modo que vamos a disfrutar un buen rato.

BEETHOVEN: Egmont. Obertura

Muy conocida y programada Obertura de la poco conocida y menos programada Egmont, música incidental para soprano y orquesta  que Beethoven compuso para la tragedia de Goethe en la que aquel caballero flamenco, católico y leal al rey de España, paga con su vida al enfrentarse con el duque de Alba en defensa de su pueblo.

El noble héroe ante la injusticia del tirano, despotismo y libertad, el sacrificio del individuo por el bien común, temas queridos para Beethoven resumidos en una obertura que no puede ser más explícita. El opresor es presentado por unas sombrías notas al ritmo de una zarabanda (danza de origen español) y en medio del la oscuridad y la tristeza que genera, emerge el apasionado tema de Egmont clamando libertad. Ambos temas se enfrentan (algún “crochet” puede alcanzar al vecino de localidad, conviene contenerse), hasta que, tras el silencio y el mínimo lamento que sigue a la muerte de Egmont, el pueblo se rebela y logra su libertad en un glorioso final marca de la casa. El único defecto de esta pieza es que sabe a poco.

Aunque la calidad del audio es muy baja, compensa poder ver a un joven Sergiu Celibidache dirigiendo esta Obertura a la Filarmónica de Berlín en las ruinas de su sede, poco después de acabar la Segunda Guerra Mundial. El video está centrado en el director, y vale realmente la pena.

RICHARD STRAUSS: Burlesque para piano y orquesta

La chispeante ligereza, la excitación, la fuerza y el lirismo del mejor Strauss en una breve obra compuesta a los 21 años, este Scherzo en re menor, que así se tituló inicialmente, rechazado por Hans von Bulow, a quien iba dedicado, y también dejado de lado temporalmente por el propio Strauss. La fuerte personalidad de su autor es ya patente, y entre risas, frivolidades y delicatessen, también es capaz de hacernos levitar segundos antes de volver a una de sus brutales descargas de energía en pasajes como el que sigue, aquí por un director y un pianista que deslumbró como “suplente” en L’Auditori hace unos pocos años con el segundo de Rachmaninoff.  Las cinco primeras notas del piano, mira por donde, ¿no recuerdan algo?  😉

Denis Matsuev. Verbier Festival Orchestra. Valery Gergiev

Sigue una estupenda interpretación de esta Burlesque, aunque creo que prefiero la que he dejado aquí, interpretada por un pianista llamado Malcolm Frager y la Dresden Staatskapelle dirigida por Rudolf Kempe.

Rudolf Buchbinder. Wiener Philharmoniker. Christoph Von Dohnányi

_______________________________ :?: ______________________________

Pues sí, sí, lo lamento mucho, pero Leonard Bernstein vuelve a aparecer con notas que le han dado mucha fama y que luego resulta que tienen antecedentes penales. Aunque tan leves, que este precioso Somewhere de West Side Story no va a sufrir el oprobio de verse en nueva entrada de la sección de Parecidos.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Romanticismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La OBC y el genio de Schubert en L’Auditori (1)

  1. Josep Olive dijo:

    El Egmont completo es obra que deberia ser mas interpretada. Un buen recitador i una buena orquesta pueden desplegar todo el poderio beethoveniano, desde el mas templado al mas heroico. El genio de Bonn en estado puro.

    A la espera de La Grande, en un programa de concierto interesante que incluye esta rareza de Strauss ensombrecida por sus espectaculares poemas sinfonicos y operas.

    Ayer triste aspecto del Auditorio. Muy triste. Practicamente vacio. Volvemos a las andadas de la pasada temporada. La ocupacion de la semana pasada fue un espejismo alimentado por cuantiosas invitaciones. Asi nos va…y nos viene.

    Espero salga bien esta entrada realizada en precario desde esta pantallita de mobil.

    • José Luis dijo:

      La entrada ha salido perfecta, mejor que lo que “nos viene”, porque esto es una pescadilla que se muerde la cola, y veremos como acaba. En fin.

      La burlesque es espectacular, creo que va a ser una buena sorpresa.

      • Josep Olivé dijo:

        Acabo de ver y escuchar la Burlesque y efectivamente es impactante. La conocí en un concierto del Palau y con la antigua OCB (por cierto compartiendo menú con Las Variaciones Sinfónicas para piano de Frank pero no recuerdo el pianista). Lo que ocurre es que en este gran intervalo de tiempo he podido conocer muchas de las óperas de Strauss y el artificio de esta obra pianística veo que no era nada gratuito: anunciaba al Strauss que mayormente conocemos, siempre abigarrado de notas y complejidad contrapuntística, chispeante unas veces (Ariadna auf Naxos), irresistiblemente lírico otras (die Rosenkavalier), y cuando no un volcan en erupción (Elektra)…La versión de un joven Buchbinder es pero que muy buena. Veremos que tal este pianista desconocido (para mi) que nos anuncias.

  2. Podías encargarte de las notas al programa del auditori. Total, seguro que la mitad de los que estuvieron en el último concierto leen los artículos de tu blog, que ya son unas buenas notas.
    No me puedo creer que una gran capital pueda tener el auditorio semivacío. O los precios son elevadísimos o algo falla. La peor pregunta sería la de ¿acaso se programa demasiado?
    No conocía esa burlesque, que me parece, como dices, espectacular. Esas notas del piano, pues no sé, tal vez me recuerdan a algún fragmento en el 4º concierto de Beethoven. También (la melodía) a aquella canción de West side Story, Somewhere, cuando cantan en la segunda frase: Somewhere a place for us. Parece que vemos quesestos por todas partes.

    • José Luis dijo:

      Si tuviera que cobrar por los sudores que me cuesta cada línea, no les iba a compensar, y apenas salgo de lo anecdótico y de los parecidos o citas. Las notas de los programas en L’Auditori no están nada mal, y a veces, muy bien.

      Si están las salas vacias, naturalmente, algo falla, pero me temo que las cosas no se han hecho bien desde hace tiempo. No sé, esos asuntos son muy complejos y no creo que dependan de un solo factor.

      Bingo, para mí, porque efectivamente, yo también pensaba en el Somewhere, ahora mismo lo iba a poner.

  3. oscar V dijo:

    Escuchad la Burlesca de Abbado con Martha Argerich, son los que mejor captan el espiritu de la obra y la version con la que mas disfrutareis. Esta en YouTube. Estas dos que has subido son un poco restreñidas, especialmente la de Gergiev.

    • José Luis dijo:

      Lo que estoy escuchando suena de miedo, creo que tienes razón, a Argerich le va la marcha y la orquesta está soberbia con Abbado. Creo que es tu primera visita por aquí, bienvenido y repite siempre que quieras, especialmente si traes este tipo de regalos.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s