La OBC y Los planetas de Holst en L’Auditori (1)

sistema-solar 1La música de Holst alcanza lo desconocido, pero nunca pierde un toque de humanidad.
Ralph Vaughan Williams

“Yo diría que (el Arte) tiene  ventaja (sobre la Mística). No tiene necesidad de palabras. Tiene algo a la vez más tangible y que sin embargo pertenece a la eternidad -ese algo que los artistas llaman Forma.”
“En principio, solo estudio cosas que me sugieren música.  Por eso me interesé en el sánscrito. Luego, hace poco, el carácter de los planetas me sugería muchas cosas y estudié la astrología muy de cerca.”
“Estas piezas fueron sugeridas por el significado astrológico de los planetas; no hay en ellas música de programa ni tienen relación con las deidades de la mitología clásica que llevan sus nombres. Si se requiere una guía, el subtítulo de cada pieza será suficiente, especialmente si se toma en un sentido amplio.”
“Una vez tomada  la idea fundamental de la astrología, dejaba que la música siguiese su propio camino.”
“Nunca compongas nada a menos que el no hacerlo se convierta en un verdadero incordio.”
Gustav Holst.

Debieron incordiarle mucho Los planetas a Holst, y el camino que tomó la música, convenientemente orientada y con modelos como Stravinsky  y Schönberg entre otros, concluyó en una de las composiciones más populares de la historia, al menos por lo que hace a Marte y Júpiter, una obra llena de nuevas sonoridades orquestales, en la que futuros compositores de música de película se inspirarían o copiarían de forma generalizada e inmisericorde y con la que Inglaterra se sumaba entonces a las tendencias que se manifestaban en el continente, tratando de ampliar el ámbito expresivo de la música.

Podemos seguir la suite con estos videos de la interpretación de la Orquesta Filarmónica de la BBC dirigida por Sir Charles Mackerras en los Proms de 2009. El aparente desorden de Los planetas no fue un capricho de Holst;  su orden no es el astronómico sino el astrológico, que se corresponde con el de las siete edades del hombre. Y la Tierra, queda naturalmente excluida.

Marte, el portador de la guerra.

En el agresivo militarismo y los brutales clímax de este primer movimiento se ha querido ver una premonición de la Primera Guerra Mundial, pero cuando Holst lo concluyó, en Julio de 1914, ésta aún no había comenzado, y él mismo rechazó esa interpretación. Tampoco era un pacifista, y su preocupación era crear un mundo sonoro acorde a la fuerza, rudeza y obstinación que asocian a Marte los astrólogos.

Venus, el portador de la paz.

Brutal contraste, transparencia y serenidad, el compositor parece recordar la época en que vivió obsesionado por Wagner, y al acabar el movimiento no queda rastro de la brutalidad de Marte.

Mercurio, el mensajero alado.

Vivo y veloz, cuatro minutos de carreras y brincos, no sin intención ni sutileza. Cuando Holst pedía que se entendiesen en un sentido amplio los subtítulos, precisaba: Mercurio es el símbolo de la inteligencia.

Escala en el cinturón de asteroides. Recuperen fuerzas, que la segunda etapa es larga.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clásica, Música, Primera mitad del Siglo XX y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a La OBC y Los planetas de Holst en L’Auditori (1)

  1. Josep Olivé dijo:

    Ya sales a post diario…buf…mañana, mañana me lo repaso con detalle… buf…que marcha…🙂

    • José Luis dijo:

      La actualidad lo impone, y ya ves que de uno hago tres, no es tanto. Pero seguro que tienes mejores cosas y mejor música en casa por escuchar. Y hacer novillos es a veces muy higiénico.

  2. Josep Olivé dijo:

    Pido disculpas de antemano porque lo que ahora sigue no tiene nada que ver con el post. Simplemente expresar mi satisfacción por la sentencia del tribunal en el juicio de la pianista de Puigerdà. La sentencia, en toda su extensión y detalle, es un varapalo en toda regla y aclara de manera palmaria lo ocurrido durante esos años. Y mi indignación por la pretensión de fiscal y acusación de penas tan severas (siete años de carcel e inahilitación para tocar el instrumento). Es curiosa esta posición del fiscal en un pais como el nuestro, donde según para quién más que fiscales parecen abogados defensores con una eficacia tal que hasta todo un Perry Mason dejaría de ejercer.

    • José Luis dijo:

      Suena corporativista por tu parte …🙂 Lo delirante era pedir inhabilitación para tocar el instrumento; supongo que sería a una cierta distancia de la perjudicada por el tocamiento. No he seguido el caso, pero la verdad es que si te cae un vecino haciendo escalas todo el día… Supongo que si hay varapalo es porque la otra sería de las que se quejaba porque poniendo una trompetilla en el techo la oía. Recuerdo, hace mil años, a una señora que murmuraba de una pareja de la otra punta del pueblo porque les veía besarse desnudos… mirando con prismáticos

      • Josep Olivé dijo:

        No, no, no…he seguido el proceso por curiosidad y por descontado no podía opinar acerca de cual de las partes tenía razón. Simplemente me dejaba atónito el comportamiento del fiscal en un pais en que los delitos de envergadura les salen muy baratos a los delincuetes. Esta misma semana hemos tenido un claro ejemplo, ¿verdad?. El tribunal creo que ha sido muy claro y hasta ha dejado constancia de sus dudas acerca de la “buena fe” de la acusación. No lo he dicho yo, lo ha dicho un tribunal.🙂

        • José Luis dijo:

          Te había entendido, lo del corporativismo era broma. Ojalá los jueces pudiesen valorar siempre la buena o mala fe. Pocas cosas hay más duras que una acusación injusta y con mala fe, de modo que, por mi gusto y si es tan claro, que empapelen a la vecina. Pero, al margen de comparaciones y olvidando la memez de la inhabilitación para tocar el piano, que es de manicomio, si los cargos fuesen ciertos, tela.

  3. angels dijo:

    No recuerdo haberlo escuchado nunca en concierto; pero vete a saber. Lo que si me recuerda es a muchas películas.Y lo que si me gusta mucho : es el concierto para trompeta solista. Estoy de acuerdo con J.O. ,en el asunto de la pianista , debo advertir que yo cuando estudiaba ,nunca lo hice durante 8 horas .!máximo 4 ,y repartidas ! y a según que hora !con sordina! pero jamás se quejó nadie.Era un piso del ensanche (de aquellos tan grandes) y yo tocaba en un extremo de la vivienda,pero nunca nadie se quejó. Es que me ha disgustado mucho el follón que se ha formado alrededor del tema.😉 U.A.y adióoooos

    • José Luis dijo:

      Desde luego que recuerda a películas. La música galáctica de cine sería otra cosa si no hubiese existido Holst. Si no te ha pasado nada mañana,🙂 podrías aninarte…

      No me he enterado del follón. Tampoco creo que escuchar un piano “en lontananza” sea muy grave; puede formar parte del paisaje, pero lo de la acusación era muy fuerte. En cualquier caso, me alegro de que fuese una farsante y de que la pianista haya ganado.

  4. Holst, como los caramelos…😉 Mmm… guta nene.
    Excelente dominio de los timbres, unido a altísima inspiración, igual a… guta nene mucho.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s