Deprimente Blue Jasmine

Blue_Jasmine

Entre el blanco y negro y el jazz de los títulos de crédito iniciales y los finales, muy poco del buen Woody Allen, que parece haber perdido el saber hacer que mantenía hasta en sus películas más alimenticias. Parece increíble, pero una película suya se hace muy aburrida, pesada por reiterativa, por mostrarnos dos docenas de veces la misma escena variando sólo el ambiente en que se produce. Puede que ver los variados escenarios de la opulencia entretenga a alguien, pero no es eso lo que se espera de Woody Allen.

Con un guión que apunta en una docena de direcciones distintas a la vez, tratando de paso de complacer un poquito a todo el mundo, la película se hace especialmente deprimente al recordar de modo inevitable aquel tranvía llamado deseo que sabía muy bien a dónde quería llegar, que, por si no fuese evidente la cita, tenemos un Kowalski con su camiseta, y hasta el apellido de la actriz protagonista para evocar a Blanche Dubois. Pero, abandónese toda esperanza, por muchos puntos de contacto que hayan, aquello era y es una subyugadora obra de arte y esto un aburridísimo churro, quizá porque aquí la intención no era sino hacer otra película, la del año, y parece que ya no estamos para muchos trotes. Ni Cate Blanchett, que debe trabajar muy bien, hace soportable un papel muy mal dibujado y hasta poco creíble tal como es contado.

Final con revelación de “secreto” que nadie espera ni necesita y con una patética moralina: En todas partes cuecen habas, pero los pobres honrados pueden tener su ración de felicidad y los ricos estafadores acaban muertos o pirados. Lo mejor, con mucho, la hermana proletaria, Sally Hawkins, el personaje más creible, el único relevante con el que es posible empatizar en esta decepcionante y deprimente penúltima película de Woody Allen, la peor que le recuerdo.

blue-jasmine 2

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Deprimente Blue Jasmine

  1. Allau dijo:

    Seguro que son peores las que ni siquiera recuerdas.

  2. kalamar dijo:

    Me ha encantado. Por supuesto que es deprimente. Además de salir triste de la sala, me han venido ansias de venganza. Es una gran película, totalmente creible el retrato de mujeres y hombres de patética vida occidental.
    Aquí más: http://kalamarlee.blogspot.com.es/2013/12/trista-blue-jasmine.html

  3. Miguel dijo:

    Pues yo la encuentro lúcida y corrosiva, y me ha permitido reencontrarme con mi antaño adorado Woody Allen. Estupenda.

    • José Luis dijo:

      Sé que estoy en una minoría de uno, pero no pasarán🙂 Hoy he estado meditando sobre ese hecho, y he llegado a la conclusión de que no pongo nada de mi parte para creerme lo que me cuentan. Y como no me he creido la historia (no porque no sea verosimil, sino por la cantidad de incongruencias y reiteraciones de lo obvio con que la cuentan) adiós película. Que sigue pareciéndome, cinematográficamente, de lo peor de lo peor de Allen.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s