La OBC y La Sinfonía Alpina de Strauss en L’Auditori – Takemitsu

La OBC y La Sinfonía Alpina de Strauss

November Steps (ノヴェンバー・ステップス) (“Pasos de Noviembre”) para shakuhachi, biwa, y orquesta occidental.

Tōru Takemitsu (武満 徹), 1930-1996, fue un compositor que exploró los principios de la composición propios de la música clásica occidental y la tradición musical japonesa, tanto por separado como en combinación.

BiwaLa biwa (琵琶?) es un instrumento de música tradicional japonesa que puede describirse como un laúd de mástil corto con trastes y como una variante muy semejante del instrumento tradicional chino denominado pipa. La biwa es el instrumento escogido por Benzaiten, la diosa serpiente blanca de la religión sintoísta.

El shakuhachi (尺八) es una flauta japonesa que se sujeta komosoverticalmente como una flauta dulce en lugar de como la tradicional flauta travesera. Era utilizada por los monjes de la secta Fuke Zen, seguidores del budismo zen, es su práctica ritual del Suizen (meditación mediante el soplado).

La importancia del timbre del sonido es un valor esencial en la construcción de la música japonesa y responde a un ideal sonoro completamente diferente del ideal de la música occidental.

wikipedia

Inspirada en la obra de Debussy, [November Steps] es un ensayo sobre las diferencias sonoras y estéticas que existen entre la música oriental y la occidental. 

Web de L’auditori

Sin embargo, la composición muestra correspondencias entre los dos sonidos [el oriental y el occidental]. La orquesta hace eco del punteo de la biwa con percusiones en las cuerdas, y de los efectos respiratorios del shakuhachi’s con clusters tonales y glissandos en las mismas. De esta manera, Takemitsu crea una armonía entre los dos cuerpos instrumentales manteniendo al mismo tiempo las características sonoras de cada uno.

wikipedia

“En la música japonesa, los danmono son el equivalente de las variaciones occidentales, y la palabra dan significa paso. Mis ‘Pasos de Noviembre’ son un conjunto de once variaciones.”

“La compuse en un mes de Noviembre  y para mí, este proyecto supone un nuevo paso : Por eso la he titulado ‘Pasos de Noviembre'”

“Bien pudiera haber  fracasado como composición, pero completé el trabajo con la intención de mostrar la gran diferencia que hay entre las dos tradiciones [la oriental y la occidental], sin mezclarlas.”

“A veces, estos dos mundos de Oriente y Occidente me rodean con delicadeza, pero muy a menudo me desgarran. Lo que trato de hacer es seguir ambas direcciones. No persigo encontrar una solución a esta paradoja creativa, sino mostrar los dos lados opuestos del conflicto.”

[El esfuerzo de escribir esta pieza] “de alguna forma liberó la música de un cierto estancamiento y le aportó algo claramente nuevo y diferente”

Toru Takemitsu

La obra, un encargo de la New York Philharmonic con ocasión de su 125 aniversario, fue estrenada en Noviembre de 1967 por la orquesta bajo la dirección de Seiji Ozawa.

Aunque los intérpretes de la Filarmónica de Nueva York se mostraron totalmente escépticos ante los dos instrumentos japoneses,  después de escuchar el primer pasaje extenso para la biwa y el shakuhachi, las reticencias empezaron a desvanecerse.  Se escucharon  los “¡Bravos !” de la orquesta al acabar el primer ensayo. Su estreno recibió los elogios de Leonard Bernstein, Krzysztof Penderecki , Aaron Copland y otros destacados músicos. Takemitsu comentó que la buena acogida de su obra era una prueba de que si un sonido tiene valor, interesa a gente de todo el mundo y no sólo a la de determinadas nacionalidades.

Barry Conyngham y Roger Woodward escribieron en el diario londinense The Guardian: “la música tiene un casi insoportable poder de atraccción, como si -en el intento de hacer de las dos músicas una, en el esfuerzo por acomodar  los dos ricos mundos- el compositor nos llevase con él a un extraño nuevo estado”. Otras orquestas de primer nivel interpretaron y grabaron la obra, y alrededor de 1.970 Takemitsu era ya un nombre bien conocido en los círculos de la música clásica, invitado a componer para conjuntos y festivales de todo el mundo.

wikipedia

  Takemitsu – November Steps.  Biwa : Kinshi Tsuruta, Shakuhachi : Katsuya Yokoyama. New Japan Philharmonic. Seiji Ozawa

Aquí serán Kazushi Ono dirigiendo a la OBC, Kumiko Shuto, biwa y Kifu Mitsuhashi, shakuhachi, quienes nos ofrecerán esta atractiva experiencia con una de las obras más emblemáticas de este reputado autor, una experiencia especialmente irrepetible si se tiene en cuenta que la música de los solistas es, en esencia, improvisada, y que difícilmente habremos escuchado en directo a nadie tan virtuoso con esos instrumentos. Ni es probable que adivinemos la propina (que parece inexcusable dada la brevedad de la pieza que ocupará toda la primera parte), a menos que se sumen a la bendita moda imperante y se saquen un arreglo de Bach de la manga, como tampoco parece probable que nadie se precipite a aplaudir los November Steps antes de tiempo.

Si se quiere escuchar otra interpretación con mejor calidad de audio, aquí sigue la de una grabación de la Tokyo Metropolitan Symphony Orchestra dirigida por Hiroshi Wakasugi, con unas notas muy interesantes de su autor:

– No debe ser tarea de un compositor tratar de integrar los instrumentos tradicionales japoneses en una orquesta occidental. Por el contrario, ha de intentar enfatizar el exclusivo dominio sonoro habitado por la biwa y el shakuhachi,  situándolos en violenta oposición a la orquesta.

– Una de las facetas del acto de la composición es establecer múltiples focos de atracción auditiva; otra, intentar aislar un único sonido entre otros muchos.

– En la música occidental, el sonido se desplaza horizontalmente. Pero el sonido del  shakuhachi está en pie como un árbol.

 – ¿Sabían Vds. que el sonido buscado por el maestro de shakuhachi es el del viento en un bosque de bambúes milenarios?

– Hay que concentrarse ante todo en el simple acto de escuchar. Así se empieza a comprender qué persiguen los propios sonidos.

– Un biólogo destacó un día sugestivamente que los delfines no se comunican entre sí por el sonido, sino por la duración de los silencios que separan un sonido de otro.

– Igual que el tiempo cambia según el lugar de la Tierra donde se esté, hay distintas franjas de tiempo en la orquesta. Como un espectro temporal.

– Nunca hay que dar la impresión de que una obra se ha completado. ¿Qué se prefiere, un viaje perfectamente planificado o uno improvisado?

 – La mayoría de los compositores actuales construyen muros de sonido con sus propios y únicos métodos de construcción. Pero, ¿quién está entre esos muros?

________________________________________________________________

EL POST

Cuando ha empezado a escucharse la biwa, como una mala y descuajaringada guitarra castigada con una especia de peineta  por una señora con kimono, el recuerdo del alucinante traductor de sordomudos sudafricano debe haber sobrevolado el auditorio. Ha sido necesario un breve ejercicio de relajación y tolerancia para aceptar el nuevo sonido, aunque para ello hiciese falta situarlo, probablemente de forma absurda para un oriental, en un ambiente selvático. Eso ha empezado a suceder a medida que el más agradable y menos exótico sonido del shakuhachi (relativamente próximo al de las flautas andinas más graves, siempre esa conexión japonesa) ha ido adueñándose de la situación. A medio concierto, aún podía pensarse en lo buenos que serían estos November Steps sustituyendo la biwa por una guitarra española, pero al final, absolutamente hipnotizados por el dúo, por la autenticidad del lamento y de la ansiedad que transmitían los intérpretes, de los reparos se pasaba a la admiración por una música extraordinaria, mucho más asequible e interesante para un oído occidental no especialmente entrenado que el dodecafonismo y tantas desconcertantes vanguardias. Tampoco es que sea fácil de entender esto; yo aún me estoy preguntando donde estaba el Tema y dónde las  variaciones, pero esta improvisación para shakuhachi, acompañado por biwa (y voz, que la biwista también ha cantado hoy) enmarcada entre  las breves interjecciones de una orquesta occidental, ha sido absolutamente fascinante. Probablemente ambos intérpretes han estado muy bien, pondría más la mano en el fuego por el flautista, impresionante. A la orquesta, con un papel menor que parece haber interpretado correctamente, también le han gustado. Yo repetiría mañana mismo.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Música, Segunda mitad del Siglo XX y Contemporánea y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

28 respuestas a La OBC y La Sinfonía Alpina de Strauss en L’Auditori – Takemitsu

  1. Joaquim dijo:

    o sigui, no ens expliques res de l’Alpina?😳😳 , no m’ho puc creure…😥

  2. Allau dijo:

    Ha, ha, Joaquim de l’editorial Alpina: mapes i xiruques. En José Luis s’ha venut a la Sushi Wong.

  3. kalamar dijo:

    muy bien documentado, contigo no se puede competir, supongo que mañana me regalarás un buen artículo alpino. De momento, que se acuerden todos que aquí se celebra un aniversario, y que sólo la loligo se acuerda:

  4. angels dijo:

    !!!!PER MOLTS ANYS!!!!!!! 😀 Un Abrazo y adióoooooos

  5. angels dijo:

    Que conste ,que te tenía anotado en mi agenda ,porque vas detrás de mi nieta Inés ,que ayer cumplió 20 !qué bonito ! ahora el 24 ,la hermana de Alex que se llama Clara , también cumple los 20. !!!Qué tiempos!!! U.A.y adióooooos 🙄

  6. ¡Felicidades, chaval! Mi opinión es que es un concierto peligroso: Takemitsu: interesante o incluso muy interesante. Como salga mal, puede llegar a odiarse. Me preparo para el post de la Alpina, cuya audición, si no te agarra, también puede hacerse larga.

  7. alopez47 dijo:

    Por muchos años, José Luis. Por cierto, el vídeo, un poco coñazo…

  8. Diego dijo:

    Felicidades que vivas muchos años y con tu blog!!! supongo que es tu cumple (o fue) por los comentarios.

  9. Josep Olive dijo:

    Siempre es bueno que te preparen de esta formidable manera ante obras desconocidas… ya no lo es tanto felicitar con mucho retraso…pues eso, felicidades JL! Un abrazo!🙂

  10. kalamar dijo:

    Me ha interesado mucho, la obra y la flauta de bambú; la biwa, con esa macropúa parecía más un instrumento de percusión que de cuerda, a momentos hasta desagradable. He cerrado los ojos, me he sentado en el tatami y he disfrutado, a pesar de que, a momentos, era un concierto de biwa, shakuhachi, tos seca/mucolítica y orquesta.

  11. Josep Olivé dijo:

    Ayer quedé un poco sorprendido por el carácter de la obra. Yo diría que no estaba preparado para oirla, así de claro. O cambias de esquema mental musical o esto no entra. Es como escuchar música dodecafónica: o estas por la labor o mejor quedarse en casa. Hoy ya ha sido muy distinto. Sabía lo que se me ofrecería y estaba mucho más receptivo, he cerrado los ojos y esa especie de flauta calaba en mis oídos y en mi mente, y hasta ese instrumento de sonoridad desconcertante, la biwa, pero claramente oriental, áspero, seco, nada amable, me ha parecido que le daba un acento a la obra mucho más agradable que esas toses, deserciones, llantos y sustos con los que parte del público ha acompañado una obra especialmente cautivadora en la parte de flauta solista.

    • José Luis dijo:

      Para mí ha sido muy curioso ver como ese sonido tan feo al principio ha ido gananado poco a poco hasta parecer el más adecuado. El flautón, tremendo desde le principio, tiene una fuerza expresiva brutal.

  12. Josep Olivé dijo:

    Y por cierto, os habeis fijado como clavaba los pies en el suelo el solista? Lo ha hecho de manera ostensible, primero uno y después el otro, bien espaciados y con una leve posición quebrada…Todo un samurai…casi.🙂 (Lo de samuari no es original mio, se lo he leído a Jorge de Persia).

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s