La OBC y el Requiem de Mozart en L’Auditori (3)

Requiem Mozart Antecedentes

Antecedentes

Hay que señalar, sin embargo, que la utilización de obras de otros autores era una práctica habitual en el siglo XVIII. El presunto “plagio” también puede haber sido accidental, dada la bien conocida extraordinaria memoria musical de Mozart. También hay que tener presente que en una de sus cartas Mozart afirma “nadie escribirá una sola nota igual que la mía”, así como las crónicas de la época, donde se lee que cuando un músico era copiado, el público  celebraba en los aplausos finales al músico plagiado.

de la wikipedia

El prefacio es a propósito de la relación entre el Confutatis maledictis del Requiem de Mozart y la Sinfonía “Venezia” de Pasquale Anfossi, un compositor italiano famoso en su tiempo, a quien Mozart llamaba en una carta “el muy conocido napolitano”.  Parece ser que en el centro del Andante de esa Sinfonía, escrita en 1776, quince años antes que el Requiem, se halla la célula melódica de su Confutatis, y que “la equivalencia es confirmada por la presencia de una misma estructura armónica y por la exacta correspondencia rítmica (corchea con punto, semicorchea, blanca, blanca), si bien en Mozart se añade una pausa final (negra)

Como cabe la posibilidad de que el centro esté algo desplazado y de que alguien tenga a bien señalar dónde se halla la célula en cuestión, aquí sigue el Andante completo

Pero hay otros antecedentes mucho más nítidos para los profanos que este. El primero es el coro And with his stripes we are healed del Mesías de Händel, en el que se basa de forma evidente el Kyrie del Requiem. Y es sabido que Mozart conocía perfectamente esa partitura, cuya orquestación revisó y amplió.

Quizá sea porque la música es más que melodía, o porque las cumbres se confunden en la distancia, el hecho es que esta gran semejanza, de la que advirtió enriquedeburgos hace unos meses en una página sobre autopréstamos y descendientes del Mesías, no se detecta tan  fácilmente como otras. Pero Händel aparece de nuevo, ahora por The ways of Zion do mourn, el himno fúnebre para la Reina Carolina (empleado luego por él mismo en Israel en Egipto), muy próximo al Requiem aeternam de Mozart. Es una buena ocasión para disfrutar y reivindicar al Händel trascendente.

Más argumentos que Händel tendría para quejarse Michael Haydn, el literal y figuradamente hermano pequeño de Joseph Haydn, y no porque él no tomase prestadas ideas ajenas, sino porque es triste que sea tan ignorado su extraordinario Requiem en Do menor, a cuyas tres primeras representaciones acudió Mozart a los quince años al lado de su padre y que tan claramente recuerda el suyo, ya desde el Requiem aeternam que acabamos de escuchar,

y en el Domine Jesu del Ofertorio, especialmente en la impresionante fuga con la frase quam olim Abrahae promisisti

repetida al final del más breve Hostias…

…el famoso “Da Capo” con que concluyen las interpretaciones de los coros y la orquesta de la Radiodifusión Bávara dirigidos por Leonard Bernstein que han ilustrado esta página de antecedentes del Requiem de Mozart.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clasicismo, Música, Parecidos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La OBC y el Requiem de Mozart en L’Auditori (3)

  1. Vaya. Me ausento unos días y me pierdo un queasoma. No sé si hubiera caído en ello.
    Verdaderamente impresionantes los préstamos de Michael Haydn y de Israel en Egipto. El copiar era como “rehacer”, aunque fuesen plagios tremendos. Lo que pasa con los buenos, como Mozart o Bach, es que plagiaban un trocito, y sobre él construían después una obra de arte.
    Imposible el de esa sinfonía Venecia. No veo ni préstamo ni nada. Sólo células rítmicas y patrones armónicos muy comunes en esa y en toda época. No soy enemigo de wikipedia (al contrario), pero aquí la fuente cojea mucho. Tal vez con ganas de confundir.

    • José Luis dijo:

      Yo me quedo sin saber si hubiera caido en todas las que pongo.🙂 De los préstamos, lo que ahora me llama más la atención es que puedan pasar desapercibidos cuando se parecen tanto y conoces bien el original y la copia, y parece propia de los dos. En cuanto a la sinfonía Venecia, me consuela que no lo veas tampoco, no entiendo el interés que pueden tener, salvo el hacerse notar.

  2. Vicicle dijo:

    No sé si conoces esta peli sobre la muerte de Mozart, que más parece estar basada en una novela de Agatha Christie que en hechos documentados, pero al igual que el reportaje sobre el 23F de Évole, si non è vero, è ben trovato

    • José Luis dijo:

      Ni remota idea. Y grave pecado por lo que veo:

      Cada uno tenía un motivo: La Logia Masónica, de la cual Mozart fue miembro y a la que defraudó; su esposa a quien abandonó para ingresar a una vida licenciosa y de lujuria; su amigo Salieri a quien ridiculizó; su médico por error profesional. “AMADEUS MOZART, LA VERDADERA HISTORIA”, una película adulta pero accesible para un público diverso. Esta es la verdadera historia, verla es una necesidad.

      En Youtube solo hay ese fragmento, pero me huele que no será tan divertida como lo de Évole, y creo que con lo leído ya me hago una idea…😉

  3. Pingback: Dime, por favor, que la Novena sí que es de mi venerado Beethoven… | Ancha es mi casa

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s