La OBC y el Requiem de Mozart en L’Auditori (y 4)

claudio-abbado-hommage-a-herbert-von-karajan

Interpretaciones históricas

Aunque es probable que las notas del Requiem de Mozart se escuchasen a los cinco días de su muerte en una ceremonia en su memoria en la Iglesia de San Miguel, la primera audición completa fue un año después, en Enero de 1793, a beneficio de su viuda. En 1809, el Requiem era interpretado en el funeral de Haydn, en 1827, en una ceremonia unos días después de la muerte de Beethoven, y en 1849 en el funeral de Chopin. Y como de todo se puede hacer un juego, en una página dedicada a pasatiempos y curiosidades se encuentra la siguiente pregunta: ¿Qué más tenían esos tres funerales en común? La respuesta, aquí.

En esa misma primera mitad del siglo XIX, en 1840, el Requiem fue la música elegida para acompañar la inhumación de los restos de Napoleón en Los Inválidos, en una ceremonia sobre la que Víctor Hugo, refiriéndose a los diputados asistentes, escribió: “Unos escolares de séptimo habrían sido azotados si se hubiesen comportado en un lugar solemne como esos señores”.  Un siglo después, las formas se cuidaban más en una Misa en memoria de Kennedy celebrada en la Catedral de la Santa Cruz de Boston, también con el Requiem.

Cinco de diciembre de 1991, Misa conmemorativa del bicentenario de la muerte de Mozart en la catedral de San Esteban. George Solti con la Filarmónica de Viena y unos solistas de lujo: Arleen Auger, Cecilia Bartoli, Vinson Cole y René Pape.

Ese mismo día, el Requiem se interpretaba en ciudades de todo el mundo. En Barcelona, a la misma hora en el Liceo y en el Palau de la Música, tenemos el  testimonio del que tuvo lugar en el Palau, con Sir John Elliot Gardiner y su orquesta y coro habitual, y con las voces de Bárbara Bonney, Anne Sofie von Otter, Anthony Rolfe Johnson y Alastair Miles.

Julio de 1994,  Zubin Mehta dirije la Orquesta Filarmónica de Sarajevo en las ruinas de la Bioblioteca Nacional de esa ciudad. Los solistas son Cecilia Gardia, Ildig Koinlosi, Ruggero Raimondi y José Carreras, y en la crónica de El País se lee:  “En ese desolado decorado sin público, reducido en dimensiones y peligroso por su estado, del que habían sido retirados sólo días antes los escombros más aparatosos para dejar paso a los focos y los micrófonos indispensables, Zubin Metha, titular de la Orquesta Filarmónica de Israel, dirigió ayer a un grupo de músicos emocionados, tan entregados como desentrenados…” Las imágenes del concierto alternan con las del asedio, “mientras Mozart suena como un canto de paz”

La última interpretación, por su calidad y por  mantener vivo el homenaje a quien la dirigía, Claudio Abbado, debiera haber sido la de la Filarmónica de Berlin con el Coro de la Radio Suiza conmemorando en 1999, en la Catedral de Salzburgo, el décimo aniversario de la muerte de  Herbert von Karajan.  Pero el reciente fallecimiento del maestro debe haber revalorizado económicamente la grabación, y el video que había en Youtube “ya no está disponible por una reclamación de copyright realizada por berliner_philharmoniker”. Y nada de rencor ni de venganzas, vamos con unos minutos de publicidad con este glorioso fragmento del Domine Iesu Christe,  en el que aparecen los cuatro solistas, Karita Mattila, Sara Mingardo, Michael Schade y  Bryn Terfel, además de unas emotivas imágenes de Claudio Abbado,

aunque, para emoción, la vivida en el Festival de Lucerna de 2012 y la que podemos revivir ahora viendo las imágenes de lo que sucedió al finalizar el que sería su último Requiem

Aquí esta la letra traducida del Requiem. Un exceso de confianza con el latín puede hacer que muchos viejos  ex-monaguillos de misa diaria nos perdamos los detalles que se revelan al escucharlo viendo cómo Mozart subraya sus palabras.

Y ya sólo queda desear que la interpretación de este próximo fin de semana, con el Cor Madrigal y la OBC dirigida por su titular y con Elizabeth Watts, Ann Hallenberg, James Gilchrist y Jose Antonio López, se incorpore a la lista de interpretaciones históricas de cada cual. Amén.

ABBADO

_______________________________________________________________

EL POST

Por lo leído, las funciones de los viernes debieran cambiar de categoría (y precio) pasando de estreno a  ensayo.  Hoy domingo, el Requiem de Mozart no ha sido memorable, pero sí muy digno. Cuatro solistas magníficos, Ann Hallenberg, Elisabeth Watts y el tenor James Gilchrist de lujo, José Antonio López muy bien, y muy bien también los músicos, con matrícula de honor para un solo de tuba impecable. La interpretación, en un tempo algo rápido, ha sonado muy musical pero no todo lo dramática que debiera, seguramente porque al coro le faltaba volumen, presencia y contundencia en los registros graves, y el tono de las agudas ha resultado chillón en algunos momentos. Si a pesar de un problema así en una obra como el Requiem de Mozart puede seguir defendiéndose que el resultado ha sido muy notable, es porque solistas, orquesta, dirección, y el mismo coro, con esa salvedad, han estado bien. Y porque el Requiem de Mozart es el Requiem de Mozart. A una envidiable joven vecina de localidad, le han estado rodando las lágrimas desde el Kyrie. Lo de envidiable  no es tanto por la edad como por la sensibilidad.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clasicismo, Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a La OBC y el Requiem de Mozart en L’Auditori (y 4)

  1. angels dijo:

    !No sé que tendrán los Requiems ,que me entusiasman ! Debo ser un poco “rara”. Queria hacerte una precisión;la Berliner Philharmoniker ,he creado en su Webb,con motivo de la muerte de Abbado, una recopilación de sus obras, siempre al frente ,de la que fué su orquesta. Y allí está el Requiem que mencionas ,con la colaboración de los coros de la Radio Sueca (que le debían gustar mucho ),porque los utilizó en alguna otra ocasión.. Igualmente han hecho una recopilación de la integral de las Sinfonías de Beethoven. Que tienen la culpa ,de que no me gusten otras versiones (que no le llegan ,ni a la suela del zapato). Si supiera ,o pudiera te lo transcribiría ,pero no llego a este nivel. Bueno ,!basta de requiems ! y a ver si llega la primavera y nos anima a todos !!. U.A.y adióooooos 🙂

  2. angels dijo:

    Exactemente 14,90 euros al mes ;,como ya debes estar suscrito a 50.000 cosas de este tipo,y aún trabajas ;,comprendo que “pases”. Pero realmente está !muy bien!. A mi me va muy bien, lo cual no es ningún dogma de fé. Bona nit ,no es que me vaya a dormir,pero como ya es tarde ,pues me parece lo más “normal”. U.A.y adióooooos 🙄

    • José Luis dijo:

      No estoy suscrito a nada en la tele (por ahora), me sale la música por las orejas y, como dices, aunque menos, aún trabajo.🙂 Lo de dar las Buenas noches por la noche, efectivamente, tampoco me parece raro; habrá que buscar algo más original🙂

  3. angels dijo:

    Por cierto ,no me comentaste nada sobre lo ,del “muro de Adriano”, es que a mi me resultó muy chocante. Adióooooos 🙂

    • José Luis dijo:

      Sí que te contesté, tengo el resguardo🙂 Algo así como que en este preciso momento, no me apetecía mucho pensar en un muro que los romanos construyeron para separar Inglaterra de Escocia🙂

  4. angels dijo:

    Ja ,Ja ,Ja,y Ja.,!que bien que sabes quedar! U.A.y adióoooos 😀

  5. Josep Olivé dijo:

    Un Rèquiem regularcillo. Mejor que el del viernes, pero regularcillo a mi entender, porque el coro es parte substancial del mismo, y si falla lo desequilibra todo. Y el coro falló el viernes y hoy ha estado pelin mejor, con menor volumen, y no ha sonado tan crispado ni gritaba tanto, pero vaya, es el peor Rèquiem que he escuchado en directo. El canto no me llegaba limpio, resultaba estridente y con excesivo volumen. La orquesta mucho mejor que el viernes y los solistas vocales nada que objetar. Pero ya digo, el papel del coro en esta obra es tal que si desluce entonces es dificil acabar satisfecho de su audición. Es fácil que me emocione con esta obra, pero hoy lo he hecho con la de Britten, no con esta.

    • José Luis dijo:

      Coincido en que el emocionómetro se ha excitado más con Britten que con Mozart, y en el lugar en que ha estado la llaga. Pero, aunque se puede esperar mucho más del Requiem, el regularcillo lo subo a un notable. Pero no discutiremos😉

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s