El enigma de la música (tras el concierto de Janine Jansen & Friends en L’Auditori)

Es tanta su belleza que uno ya no sabe cómo sentarse y comportarse para ser digno de escucharlo. Permanece largo tiempo en el recuerdo y te sorprende que, al salir a la calle, el cielo no sea azul y que el Partenón no surja de la tierra. Las bocinas de los autobuses, sin embargo, rápidamente retornan las cosas a su sitio

Debussy

Eso que dijo Debussy a propósito del Andante del Concierto en la mayor para violín, según pudimos leer en el programa de mano del concierto de Janine Jansen de este pasado lunes en L’Auditori, es lo que casi sucedió esa noche con la reconstrucción del Concierto para violín y oboe en do menor, muy especialmente con su Adagio. El “casi”, es porque, al salir al calle, la conversación con los amigos y el volver a casa pensando en cómo explicar y compartir lo vivido, hizo ignorar el frío viento que nos recibió en la calle, los ruidos del metro y cualquier otra nimiedad como el negro color del cielo.

Debussy tiene razón, pero además de no saber cómo ponerse ante tanta belleza, uno sigue sin  saber que pensar del mecanismo que la produce y sin entenderlo.  La música de Bach carece de programa, aunque vaya acompañada de un texto, es abstracta, aunque el barroco sea su antítesis, y el sentimiento que transmite y domina a cualquier otro, es el del puro placer y la estupefacción ante la belleza. Cuando el sonido de un oboe se combina con el de un violín tan armoniosa y complejamente como lo hace en el Andante de su Concierto para ambos instrumentos (el BWV 1060 que conocemos más interpretado por dos claves), no queda ni un resquicio para simbolismos ni para historias,

y la cita del primer comentario que hoy sigue en Youtube a este video, coincide nada milagrosamente con lo que trato de entender y expresar; nada milagrosamente, porque al final, no somos tan distintos y es tan difícil moverse de forma inteligible en ese terreno, que los cuatro balbuceos coherentes que se encuentren no pueden diferir mucho

He dicho que Dios le debe todo a Bach. Sin Bach, Dios sería un personaje de tercera clase. La música de Bach es la única razón para pensar que el Universo no es un desastre total. Con Bach todo es profundo, real, nada es fingido. El compositor nos inspira sentimientos que no nos puede dar la literatura, porque Bach no tiene nada que ver con el lenguaje. Sin Bach yo sería un perfecto nihilista.

Cioran

Lo que hace a Bach tan grande y a la música tan mágica no es el sentimiento melancólico, alegre o místico que sea capaz de evocar, no es ninguna historia, no es ningún argumento, sino los únicos e inexplicables sentimientos que su inmensa belleza provoca. La vertiente apolínea, si se quiere, estará en esa inefable experiencia metafísica, pero no en palabra alguna.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Barroco, Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El enigma de la música (tras el concierto de Janine Jansen & Friends en L’Auditori)

  1. josep dijo:

    Es molt difícil transmetre els sentiments davant la bellesa musical. Ho has explicat molt bé.
    Espero gaudir la Janine Jansen, quan torni a finals d’abril per interpretar amb l’OBC el concert num.2 de Prokófiev.

    • José Luis dijo:

      Moltes gracies, de fet he dit poca cosa mes que no sé explicar-ho😉 Potser amb una imatge de les teves…

      Jansen es molt bona i el so del seu Stradivarius, miraculós, però no té massa volum, espero que L’Auditori no la castigui. Ens veurem, una abraçada.

  2. pol dijo:

    jo també seria un perfecte nihilista sense la música de Bach !!!!

  3. Gloria Aparicio dijo:

    Després d’un bon concert de Bach, no existeix res més…. personalment no em bé de gust ni comentar-lo, es per això que m’estimi més assistir als concerts de nit i quedar-me dormida encara amb l’èxtasi del record……..

    • José Luis dijo:

      Alguns som impúdicament xerraires i aquest va ser un concert molt estimulant, els Allegros et carreguen totes les piles, però t’entenc perfectament. No crec que oblidi mai el so de l’oboe barrejat amb el del violí d’aquesta mossa, amb aquests diàlegs insuperables de Bach..mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm 😉

  4. Josep Olivé dijo:

    Es que lo bello es bello, la belleza es la belleza, la calidad es la calidad, lo perfecto es perfecto, lo grande es grande y lo mágico es mágico. Solo hay que verlo, captarlo, aprovecharlo y… disfrutarlo! Debemos sentirnos pues, afortunados!🙂

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s