La OBC y el Requiem de Brahms en L’Auditori

La OBC y el Requiem de Brahms en L'Auditori

El Requiem Alemán de Johannes Brahms es uno de los símbolos artísticos con texto sacro más importante que ha dado la historia de la música, y uno de los más representativos del denominado periodo romántico. Se trata de una obra sinfónico coral que, por sus dimensiones, podría catalogarse como gran cantata o pequeño oratorio. 
Las motivaciones de Brahms para componer un requiem han sido muy discutidas por historiadores y musicólogos. En un principio, se insistió con la idea de que el Requiem estaba inspirado por la muerte de su madre. Esta hipótesis coincide con el hecho que en cartas a Clara Schumann, Brahms confiesa que dicho trabajo estaba siendo esbozado a la memoria de su madre. Por otro lado, los extractos que utiliza de la biblia luterana se refieren al “consuelo maternal” para aquellos que la muerte ha dejado atrás: “ich will euch trösten, wie einen seine Mutter tröstet.” (Os consolaré, como una madre consuela a su hijo. Isaías 66, 13). Otros estudios afirman que Brahms se vio muy afectado por el fallecimiento de su mentor, Robert Schumann, en 1856, por lo que se decidió a concluir la idea de escribir un réquiem; a todo esto se suma el hecho que Brahms mencionó de que dicha obra fue creada por y para toda la humanidad. Evidentemente, a pesar de que no se podría determinar o certificar una fuente de inspiración específica, todos los hechos mencionados deben haber jugado un importante papel, tanto en el trato semántico de la obra, como en el musical.
El Requiem de Brahms no se circunscribe a la secuencia litúrgica tradicional de la misa de difuntos. En su lugar, la partitura se presenta como una extensa cantata en siete movimientos donde el coro es el principal protagonista. Aunque con importantes intervenciones solistas de barítono y soprano, es la masa coral la que da un fuerte sentido de unidad a toda la obra, donde los temas generan una trama musical con un preponderante sentido de melancolía y consolación.
Johannes Brahms fue un agnóstico confeso, por lo que se entiende que su reflexión sobre la muerte toma posición no desde el pensamiento religioso, sino más bien desde la meditación filosófica y poética. Es decir, no busca explicación alguna a la trascendencia humana, sino que propone al hecho artístico como vehículo para tratar a la muerte como una experiencia de vida, fundamentalmente personal, pero esencialmente compartida e universal. Donde el hecho en sí mismo, la muerte, es algo que nos afecta y damnifica durante el transcurso de nuestras vidas, especialmente con la pérdida de nuestros seres queridos. Es aquí donde el compositor alemán dispone a esta obra, quizá la más significativa de su repertorio, como una fuente de misericordia, compasión y optimismo.
Del programa del XXIII Festival de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid. Iglesia Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Madrid, 20/3/2013

Conmocionado por la muerte de su madre y de su amigo Robert Schumann y, a su vez, contrariado por los sentimientos de amor que le despertaba la mujer de éste, Clara Schumann, Brahms compuso un réquiem poco escolástico y muy personal, siguiendo pasajes libremente escogidos de la Biblia luterana (algunos con connotaciones biográficas, como la referencia a su madre en el solo de soprano: “Así como una madre conforta, así os confortaré Yo”). Los temas principales son el anhelo de transcender el mundo terrenal, la angustia existencial de no encontrar respuestas y el consuelo del compañerismo humano.
Esta pieza es un homenaje a la tradición compositiva alemana: alberga influencias de Bach, Mozart, Haydn y Beethoven, pero también de Händel y Schütz. A su vez, el Réquiem tiene instantes de una paz cautivadora, como en el punto de unión entre el primero y el último movimiento, en el que el coro susurra la palabra selig (bienaventurado(s)) de la frase “Bienaventurados son los que sufren, porque ellos serán consolados”. Este es el consuelo que los oyentes, tanto si son creyentes como si no lo son, experimentan al escucharla.
 De la web de L’Auditori.

 Ein deutsches requiem / Un réquiem alemán

I

…un cálido primer movimiento sobre una fragmento de las Bienaventuranzas…

Selig sind, die da Leid tragen / Bienaventurados los que lloran,
denn sie sollen getröstet werden. / porque ellos serán consolados.
(Mateo 5.4)
Die mit Tränen säen / Los que con lágrimas sembraron
werden mit Freuden ernten. / cosecharán con alegría.
Sie gehen hin und weinen / Se han ido y lloran
und tragen edlen Samen / y portan preciosas semillas
und kommen mit Freuden / y vuelven jubilosos
und bringen ihre Garben. / y trayendo sus gavillas.
(Salmos 126, 5 y  6) 

II

…en el segundo encontramos el tema del destino en forma de marcha fúnebre con unísono del coro, así como una fuga que disuelve el terror en reconciliación…

Denn alles Fleisch / Porque toda carne
es ist wie Gras / es como hierba
und alle Herrlichkeit des Menschen / y toda la gloria del hombre
wie des Grases Blumen. / como la flor de los prados.
Das Gras ist verdorret / La hierba se seca
und die Blume abgefallen. / y la flor se marchita.
(1. Pedro 1, 24)
So seid nun geduldig, lieben Brüder, /  Sed pues pacientes, amados hermanos,
bis auf die Zukunft des Herrn. / hasta la llegada del Señor.
Siehe, ein Achermann wartet / Mirad,  un campesino espera
auf die köstliche Frucht der Erde / los preciosos frutos de la tierra
und ist geduldig darüber, / y aguarda pacientemente,
bis er empfahe den Morgenregen / hasta que llega la lluvia de la mañana
und Abendregen.  / y la de la tarde.
So seid geduldig / Así pues, sed pacientes.
(Santiago 5, 7)
 Die Erloeseten des Herrn / Los redimidos por el Señor
werden wiederkommen; / retornarán;
und gen Zion kommen mit Jauchzen; / y vendrán a Sión jubilosos;
Freude, ewige Freude, / La alegría, la alegría eterna
wird ueber ihrem Haupte sein; / reinará sobre ellos,
Freude und Wonne / la alegría y la felicidad
werden sie ergreifen, / se apoderarán de ellos,
und Schmerz und Seufzen  / y el dolor y el llanto
wird weg muessen. / desaparecerán para siempre.
(Isaías 35, 10)

III

…también acaba en fuga el tercer movimiento, que ha empezado con un diálogo entre el barítono y el coro…

Herr, lehre doch mich, / Señor, hazme pues saber
daß ein Ende mit mir haben muß, / que mis días tienen fin,
und mein Leben ein Ziel hat, / y que mi vida tiene un destino
und ich davon muß. / y que me debo a él.
Siehe, meine Tage sind / Mira, mis días  son
einer Hand breit vor Dir, / como un palmo ante Ti
und mein Leben ist wie / y mi vida no es
nichts vor Dir. / nada ante Ti.
Ach, wie gar nichts sind alle Menschen, / ¡Ah!, qué insignificantes son los hombres
die doch so sicher leben. / y sin embargo, viven tan confiados.
Sie gehen daher wie ein Schemen, / Van por la vida como sombras,
und machen ihnen viel  vergebliche Unruhe; / se inquietan en vano;
sie sammeln und wissen nicht / Acumulan riquezas y no saben
wer es kriegen wird. / a quién aprovecharán.
Nun Herr, wess soll ich mich trösten? / Y ahora, Señor, ¿qué podrá consolarme?
Ich hoffe auf Dich. / En Ti confío.
(Salmos 39, 4-7)
Der Gerechten Seelen sind in Gottes Hand / Las almas de los justos están en manos de Dios
und keine Qual rühret sie an. / y ninguna pena podrá perturbarlas.
(Sabiduría  3, 1)

IV

…después de la gran tensión previa, el cuarto movimiento es mucho más lírico y sencillo…

Wie lieblich sind Deine Wohnungen, / Qué agradable son tus moradas,
Herr Zebaoth!  / ¡Oh, Señor de los ejércitos!
Meine Seele verlanget  und sehnet sich / Mi alma desea y anhela
nach den Vorhófen des Herrn; / los atrios del Señor;
Mein Leib und Seele freuen sich / Mi corazón y mi alma se regocijan
in dem lebendigen Gott. / en el Dios vivo.
Wohl denen die in Deinem Hause wohnen,  / Bienaventurados los que habitan en tu casa,
die loben Dich immerdar. / ellos te alaban para siempre.
(Salmos 84, 1, 2, y 4)

V

…el quinto, en el que destaca un conmovedor solo de soprano de gran dificultad técnica, es el más “camerístico” de todos…

Ihr habt nun Traurigkeit; / Ahora estáis afligidos;
aber ich will euch wiedersehen / pero Yo os volveré a ver
und euer Herz soll sich freuen, / y se alegrará vuestro corazón,
und eure Freude soll niemand  von euch nemmen. / y nada podrá privaros de vuestro gozo.
(Juan 16, 22)
Ich will euch trösten, / Yo os consolaré
wie einen seine Mutter tröstet. / como una madre consuela a su hijo
 (Isaías 66,13)
Sehet mich an: / Mírame:
Ich habe eine kleine Zeit  Mühe und Arbeit gehabt / He tenido un corto tiempo de trabajos y fatigas
und habe großen Trost funden. / y ahora he hallado un gran consuelo.
 (Eclesiástés 51, 27)

VI

…en el sexto -una especie de fuga- reaparece la profecía del barítono, coronada con otra fuga coral…

Denn wir haben hie keine bleibende Statt, / Pues no tenemos aquí morada permanente
sondern die zukunftige suchen wir. / por ello buscamos la que está por venir.
(Hebreos 13, 14)
Siehe, ich sage euch ein Geheimnis: / Mirad, os revelaré un secreto:
Wir werden nicht alle entschlafen, / Ciertamente no todos moriremos,
wir werden aber alle verwandelt werden; / sino que seremos transformados;
und dasselbige plötzlich in einem Augenblick  /  en un abrir y cerrar de ojos en un instante,
zu der Zeit der letzten Posaune. / al tiempo que sonará la última trompeta.
Denn es wird die Posaune schallen, / Puesto que entonces sonará la trompeta,
und die Toten warden auferstehen unverweslich;  /  y los muertos resucitarán incorruptos;
und wir werden verwandelt werden.  / y nosotros seremos transformados.
Dann wird erfüllet werden  das Wort, / Entonces se cumplirá la Palabra,
das geschrieben steht:  / lo que está escrito:
Der Tod ist verschlungen  in den Sieg. / La muerte será engullida por la victoria.
Tod, wo ist dein Stachel!  / Muerte, ¿dónde está tu aguijón?
Hölle, wo ist dein Sieg!  / Infierno, ¿dónde está tu victoria?
(Corintios, 15, 51 y 52, 54 y 55)
Herr, Du bist würdig  zu nehmen  / Señor, digno eres de recibir
Preis und Ehre und Kraft, / la gloria, el honor y el poder.
denn Du hast alle Dinge erschaffen, / pues Tú  has creado todas las cosas
und durch Deinen Willen haben sie / y por tu voluntad existen
das Wesen und sind geschaffen. / y han sido creadas.
(Apocalipsis 4, 11)    

VII

…el séptimo movimiento vuelve a la beatitud del primero para cerrar la obra de forma circular.

Selig sind die Toten, / Bienaventurados sean los muertos,
Die in dem Herrn sterben, / que mueren en el Señor
von nun an. / de ahora en adelante.
Ja, der Geist spricht, / Sí, dice el Espíritu:
daß sie ruhen von ihrer Arbeit; / descansarán de sus fatigas,
denn ihre Werke folgen ihnen nach. / pues sus obras permanecerán tras ellos.
(Apocalipsis 14, 13)

-♦-

…pues sus obras permanecerán tras ellos.

-♦-

parecido-razonable

Escuchar después del primer movimiento del Requiem (o también después del cuarto)


Berlioz – Adiós de los pastores (L’enfance du Christ, 1852). Boston Symphony Orchestra and the Harvard Glee Club and Radcliffe Choral Society. Charles Munch.

y después del segundo, esto:


Wagner – Escena de la transfiguración (Parsifal, 1882) Hans Sotin, Siegfried Jerusalem. Coro y orquesta del Festival de Bayreuth. Horst Stein.

El Requiem de Brahms se interpretó por primera vez en 1867, quince años después que L’enfance du Christ y quince antes que Parsifal. No hay préstamo, ni robo ni cita, pero sí ambientes compartidos.

_________________________________________________________________

EL POST

En el comentario firmado por Albert Torrens en el programa de mano (del que he tomado las breves descripciones añadidas a cada movimiento) se cita la reacción de Clara Schumann ante el Requiem de Brahms, al que calificó de “impresionante, de efecto maravilloso, conmovedor y sobrecogedor, que hace que el ser humano tome conciencia de su pequeñez”. Pero es un Requiem cuyo Dies Irae es un sexto movimiento, con Bach y Händel de invitados, que no habla de temor sino de esperanza  y que, después de proclamar el triunfo sobre la muerte, conduce a un final que encuentra consuelo en el reposo y en el recuerdo.  Porque la conciencia de la pequeñez y de la intrascendencia es también una liberación.

Cierto que un coro con unos bajos más poderosos y una soprano con una voz algo más dulce hubieran hecho aún mejor el magnífico Requiem que hemos disfrutado, y que recordaremos también por el inusitadamente prolongado silencio que le ha seguido, tan largo como ha querido el director. Pero esta noche, seríamos pocos los asistentes que dudaríamos si nos pusiesen en la tesitura de elegir entre Brahms o el sol.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Parecidos, Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a La OBC y el Requiem de Brahms en L’Auditori

  1. kalamar dijo:

    Saboreando tu post xino xano. Me toca el sábado. Que sepas que te enlazo en mi muro de FB en un preparatorio con Rattle. No podrás leer los comentarios 😉 se siente!

  2. Pues sí, el ambiente es parecido. En Berlioz es más navideño, menos severo tal vez.

  3. Josep Olivé dijo:

    “Un réquiem alemán” de Brahms es una obra fascinante, una de las maravillas más absolutas creadas. Música de una calidad enorme, brutal, conmovedora, y es tal su grandiosidad que no reparas en ella hasta escucharla insistentemente. Es una obra que crece, se hace mayor cuanto más la escuchas, se expande, te penetra, y cuando descubres su inmensa riqueza musical ya jamás bajarás ni un ápice del aprecio que se siente por ella. Y posee toda esa riqueza musical propia de Brahms, compositor de obras que llegan a fascinar pero que requieren de lecturas y relecturas, audiciones y más audiciones para alcanzar la verdadera dimensión de lo creado. ¿Y quién diría que esta obra, profunda, que sería de una madurez aplastante en otros compositores y de tintes poco dados a complacer a los públicos, fue compuesta mucho antes que sus sinfonías? Es curiosa la introspeción compositiva de Brahms. Ese Requien o sus conciertos para piano, sobre todo el lúgubre primero, parecen talmente obra de una madurez impresionante y dieron la luz mucho antes que sus sinfonías. Pero volviendo a la obra que nos ocupa hoy, hay otro aspecto sorprendente: el sentido que le da el mismo compositor a esta misa de difuntos. Para ello quiero recoger lo descrito por Josep María Sauret en el libro “Música per a la mort” de distintos autores:

    “La estructura del texto y de la música del Réquiem alemán no tiene nada que ver con la habitual misa de difuntos de la iglesia católica. Brahms creó una liturgia propia, a partir de textos bíblicos y basándose en una forma cíclica de siete movimientos. Desde el principio se observa, no sin sorpresa, que el nombre de Cristo no se menciona en ningún momento de la obra. Tampoco se recorre a textos del Antiguo Testamento que den una visión negativa de la muerte. No se contempla, por tanto, la muerte como una agonia, catástrofe o comparecencia angustiosa delante del juicio extremo. Su Réquiem es una obra esperanzada, transformadora, que mantiene un diálogo entre el dramatismo i la esperanza. En comparación con otras obras ligadas al tema de la muerte en época romántica, este réquiem destaca por su carácter meditabundo, grave, íntimo y también por su grandeza sin artificios ni exageraciones. Eso es tal vez debido al hecho de que Brahms no era hombre de especial inclinación hacia obras dramáticas o teatrales, tal y como se ha observado agudamente.”

    Así és, transformar el dolor en esperanza, transformar la liturgia asfixiante en serena iluminación, cantar a la muerte en la serena intimidad, resignada y contemplativa. Es portentoso cambiar el destino y el sentido de formas sacro-musicales muy asentadas. Y si además se hace con una música de una belleza incomparable, entonces no te queda más remedio que dar gracias a la vida por poder vivir y disfrutar de creaciones tan hermosas.

  4. angels dijo:

    Como J.O. ya ha dicho todo lo habido y por haber ,del Requiem Alemán de Brahms, a mi solo me queda !!suscribirlo en su totalidad!! U.A. y adióoooos y !que hombre! (los dos J.O.y Brahms)
    😀

  5. angels dijo:

    la s que faltaba..

  6. Josep Olivé dijo:

    Soy de los que no tengo ni podios ni rankings para obras y compositores, pero si tengo un aprecio muy especial para algunas obras y algunos compositores. Pertenecen al terreno de lo indiscutible, de lo sagrado. Brahms y su réquiem son para mi sagrados, y si la interpretación esta a la altura de la obra su audición me deja un poso de felicidad incomparable. La pregunta es: donde encontrar una interpretación a la altura de una obra tan sublime? Todos tenemos en mente tres o cuatro posibles lugares. Pero, de verdad, es necesario hacerse esa pregunta? Y es que yo creo que lo que hay que pedir y exigir a nuestra orquesta, la OBC, es que lo que consideramos sagrado no nos lo estropee, que nos haga evidente, una vez más, porqué una obra la llevamos en nuestra alma sin contaminación posible. I así fue ayer. Una interpretación excelente de l’OBC, emocionante, con unas cuerdas de solemnes pianísimos, unos bajos que me transportaron con su maravilloso ostinato de la fuga del tercer movimiento y un gran director que supo llevar todo el conjunto sinfónico-coral a unos niveles de calidad dignos de tan suprema y maravillosa obra. Por todo ello, y muy probablemente, tuvimos un increíble y precioso premio sorpresa: un largo silencio, respetuoso y emotivo después del último acorde. Un silencio a la altura de una obra tan sagrada. Salí muy y muy feliz.

    • kalamar dijo:

      Em va agradar més ahir que avui a la ràdio. Viure en viu aquell silenci final va ser el millor tribut per a un rèquiem. El director semblava pregant.
      Les sopranos no eren angelicals, ni molt menys. Però el conjunt va ser embriagador i Brahms em va aparèixer entre les cordes més greus. Quina gran partitura.

    • José Luis dijo:

      Josep, creo que he acabado un comentario en IFL con las mismas palabras, lo feliz que salí ayer. Menuda semanita.😉

  7. He oído rumores de que el “tosedor de conciertos” va a intentar arruinaros el Requiem de Brahms.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s