Vespres d’arnadí y María Espada en L’Auditori

Vespres d’Arnadí y María Espada en L’Auditori

El último Habsburgo: Música de ópera en Barcelona
La música ha sido una compañera fiel del esplendor de las cortes a lo largo de la historia. Barcelona fue sede de la corte de los Habsburgo en la época convulsa de la guerra de Sucesión y tuvo el privilegio de conocer el esplendor musical del principio del siglo XVIII.
Intérpretes
Vespres d’Arnadí
María Espada, soprano
Dani Espasa, clavicèmbal i direcció
Obras
FUX: Suite en Fa major K.354, del Concentus Musico Instrumentalis
FIORÈ: È la fede ognor contenta, Pianga pur in doppia vena, arias de Zenobia in Palmira
RINCÓN, Baró d’Astorga: Vo cercando en questa valli, aria de Dafni
HÄNDEL: Suite de danzas de Agrippina
Vaghe perle, Se giunge un dispetto, arias de Agrippina
RAGAZZI: Sonata para cuerdas en Sol menor, opus 1 núm. 6
CALDARA: Farfalletta ch’arder suole, aria de Il nome più glorioso
Se gle’èver che amasti un di, aria de Il più bel nome
ALBINONI: Simfonia de Il nascimento dell’Aurora
Questa fronda, Aure, andate e baciate, arias de Il nascimento dell’Aurora’
CALDARA: Obertura de Scipione nelle Spagna
Se mai que’ll alma, Cosi la Navicella, arias de Scipione nelle Spagna
De la web de L’auditori

.

Concierto incluido en los actos del tricentenario de la caída de Barcelona ante las tropas borbónicas, con un precioso programa dedicado a la música que se escuchaba por aquel entonces en la corte de los Habsburgo. Y con muchos nombres, unos más conocidos que otros:

Vespres d’Arnadi. Grupo historicista barroco creado en 2005 y liderado por el clavecinista tarraconense Dani Espasa. Toman su nombre de los conciertos privados que se ofrecían al anochecer, en las vísperas, tras las cenas de familias nobles y burguesas, unas veladas en las que se podría disfrutar del “arnadí”, antiquísimo dulce valenciano a base de calabaza, azúcar y almendras. En este video grabado en el Foyer del Liceo interpretan la Ciaccona de Merula:

Maria Espada. La gran soprano extremeña, ya habitual en Barcelona. Sus más recientes actuaciones en L’Auditori han sido con Mahler, en la Cuarta la pasada temporada, y en la Sinfonía de los mil hace un mes. Aquí la podemos ver con el Euskal Barrokensemble de Enrike Solinís, un guitarrista que trabajó asiduamente en los grupos de Jordi Savall, en un concierto titulado “In furore”

Un video más breve, con Ann Hallenberg y Les Talens Lyriques de Christophe Rousset en el Fac, ut ardeat cor meum del Stabat Mater de Pergolesi.

Y un reportaje sobre esta artista.

Johann Joseph Fux (1660, Hirtenfeld – 1741, Viena). Compositor, teórico de la música y pedagogo austríaco del último periodo del Barroco, particularmente importante por ser el autor de Gradus ad Parnassum, un tratado de contrapunto de gran importancia para la polifonía renacentista de Palestrina y con el que se dice fue educado Mozart, además de ser muy estimado por Beethoven y practicado por Haydn. En 1713 llegó al cargo de vicemaestro de capilla del archiduque Carlos. Su obra instrumental se halla reunida en el Concentus musico-instrumentalis, 1701, del que han programado la Suite en Fa major K.354, a falta de la cual podemos escuchar esta amable Aria de su Suite en Do mayor No. 83 interpretada por la Freiburger Barockorchester a las órdenes de Gottfried von der Goltz.

Andrea Stefano Fiorè (1686, Milán – 1732, Turin). Compositor del barroco tardío, empezó cómo “músico de cámara” de Vittorio Amadeo II, y estudiando gracias a él con Corelli, con 21 años se convirtió en maestro de capilla en Turín, posición que mantuvo hasta su muerte, aunque entre 1704 y 1714 trabajó en Milán y en Viena. Se dice que fue capaz de sintetizar en su música el estilo del Piamonte con el francés. Ni rastro en la red de su Zenobia in Palmira, ni de ninguna de sus óperas.

Emanuele Gioacchino Cesare Rincón, Barón de Astorga (Augusta, 1680 – Madrid o Lisboa, c. 1757) También conocido como Emanuele d’Astorga, nació en Sicilia en el seno de una noble familia de origen español. Sus obras más famosas son un Stabat Mater y el “drama pastoral” Dafni, que se representó en el teatro de la Santa Cruz de Barcelona en 1709 y al que pertenece la bonita aria programada, Vo’ cercando en questa valli, cantada aquí a dúo por un par de jovencitas

G.F. Händel (Halle, 1685 – Londres 1759) No necesitan presentación ni él ni la obra escogida, Agrippina, reciente su representación el Liceo. Estrenada en 1709, seguramente se escucharía en la corte de Carlos de Austria. Maria Espada cantará dos arias de Popea, Vaghe perle i Se giunge un dispetto, tras una Suite de danzas que debe ser el breve ballet con que concluye la ópera, aquí por los English Baroque Soloists de Gardiner

 

Angelo Ragazzi (Nápoles, 1680 – Viena, 1750). Compositor y violinista precoz, antes de ser llamado a Viena, estuvo en Barcelona entre 1707 y 1713 como músico de la Capilla Real de Nápoles. Escribió varios conciertos y numerosas sonatas para violín, como la Sonata para cuerdas en Sol menor, opus 1 núm. 6 que interpretará Vespres d’Arnadí. Este es su último movimiento, Vivace, en la versión de la Accademia per música

Antonio Caldara (Venecia, 1670 – Viena, 1736) Tampoco necesita mucha presentación el autor de Maddalena ai piedi di Cristo, especialmente después de que cantantes como Bartoli y Jaroussky lo incorporasen a su repertorio. Caldara vivió una corta temporada en Barcelona como compositor de cámara del archiduque Carlos, que luego lo reclamaría desde Viena, y será el gran protagonista del concierto en L’Auditori, pues de él escucharemos cuatro arias y una obertura: Las dos primeras de dos de la óperas que compuso para la familia real, con títulos tan explícitos como Il nome più glorioso, para el santo del efímero primer Carlos III de España, en 1709, e Il più bel nome, el encargo que éste le había hecho el año anterior como regalo de bodas para Isabel Cristina de Brunswick, estrenada también en la Sala gótica de la Llotja, y de la que María Espada nos cantará la preciosa aria que fué protagonista del concurso del mes pasado, S’egli è ver che amaste un dì

Y antes de que vuelva Caldara con la obertura y un par de arias de una ópera posterior, Scipione nelle Spagna, de 1722, tendremos un interludio con Albinoni:

Tomaso Albinoni (Venecia, 1671 – Venecia, 1751). Mucho más mentado que escuchado gracias al Adagio de Albinoni que nunca compuso, la riqueza de su familia le permitió ser uno de los pocos compositores de su época que no dependió del clero o de la nobleza. Tampoco fue especialmente famoso entonces por la música instrumental por la que hoy se le conoce, sino por sus numerosas óperas, como Il nascimento dell’Aurora, a la que pertenece la emocionante aria Questa Fronde que podemos escuchar ahora a Krisztina Jónás y el Clemencic Consort, y que será una de las dos de esa ópera que se interpretarán en L’Auditori tras la Sinfonía que la inicia.

-♦-

Próximo miércoles 14 en la sala Oriol Martorell, el concierto promete y aún quedan entradas al muy razonable precio de 15 €

 -♦-

EL POST

Vespres d’arnadí, con solo dos violines, una viola, un cello, un contrabajo y un oboe dirigidos desde el clave por Dani Espasa, forman un grupo muy efectivo y serio que estuvo especialmente bien con la Sonata de Ragazzi, un descubrimiento en el que brilló su primer violín, Nick Robinson.  Y María Espada, que podría mejorar el control de su chorro de voz y dar más matices a su canto, gustó sin embargo mucho, llevándose los mayores aplausos con Se giunge un dispetto a pesar de las dificultades que había pasado con esa preciosa y difícil aria. La propina prevista fue un aria de Ariodante, que según nos explicó el director del grupo acaban de grabar con ella, y que resultó ser Volate, amori y no la gran Scherza infida que podía presumirse. Luego, ante la insistencia del público, repitió Vo cercando in queste valli de Rincón, concluyendo un bonito concierto que merecía haber convocado mayor audiencia: Ni el tricentenario, ni un precio muy ajustado, ni un programa tan atractivo logró reunir en una ciudad como Barcelona a más de trescientas personas.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Barroco, Clásica y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Vespres d’arnadí y María Espada en L’Auditori

  1. Josep Olivé dijo:

    Es tan interesante que obraremos en consecuencia.🙂

  2. Josep Olivé dijo:

    Esa barra azul-grana es subliminal? Tiene que ver con algún acontecimiento del fin de semana próximo?🙂

  3. Josep Olivé dijo:

    Pues sí, tienes razón. Músicos de la cantera (la mayoría, no todos) que merecen más audiencia por su buen hacer y proyección. Fué un buen concierto temático, en el que poder escuchar lo mismo que se escuchaba en 1714 (estoy convencido que con mucha más calidad) ya resultaba de por sí interesante. Más teniendo en cuenta que la interpretación fué francamente buena. Por lo que respecta a Maria Espada se trata de una esperanza vocal muy interesante, que debe pulir su caudal de voz, porque voz le sobra, y aunque sea difícil por lo natural del fenómeno, debe proyectarla con armónicos suficientes para enriquecerla mucho más. En cualquier caso se trató de un bonito y más que agradable viaje (musical) al pasado.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s