La OBC y Cuadros de una exposición en L’Auditori

Tableaux d'une exposition

No es probable que el arquitecto y pintor ruso Viktor Hartmann hubiese pasado a la historia, si Mussorgsky, su amigo y cómplice en la defensa del arte ruso, no hubiese compuesto una Serie de diez piezas para piano evocando la exposición organizada con su obra tras su prematura y súbita muerte. Pero también puede ser cierto que parte de la enorme popularidad de los Tableaux d’une exposition se deba al atractivo de la música de programa y al de la relación entre la música y unas estampas en este caso, y por tanto, a la existencia de Hartmann y de esa amistad.

Lo cierto es que, mientras la mayor parte de aquellas pinturas se han perdido, la obra de Mussorgsky sigue programándose con regularidad y gozando del favor del público, aunque bastante más en la orquestación de Ravel que en su forma original, habiendo atraído además a artistas de ámbitos como la música electrónica, el pop, el rock progresivo, el heavy metal, y naturalmente, el jazz (que debiera citarse aparte), en algunos casos haciendo versiones más o menos completas, en la mayoría, usando alguno de sus fragmentos, muy especialmente la famosa Promenade, el paseo que hace el visitante de una sala a otra y que inicia y vertebra esta Suite en diez movimientos:

Promenade (si bemol mayor) (Allegro giusto, nel modo russico; senza allegrezza, ma poco sostenuto)

En cartas dirigidas a sus amigos, Mussorgsky llamaba “intermezzi” a los movimientos relativos a los cuadros, como si la Promenade fuese el tema principal y la composición un rondó. Su primera aparición, la más solemne y decidida, correspondería a la llegada al museo.

Gnomus (Mi bemol mayor) (Sempre vivo)

Las piernas arqueadas de un gnomo eran los brazos de un cascanueces diseñado por Hartmann. Tras su pavoroso despertar, podemos escucharle avanzar con dificultad, a trompicones, haciendo unas pausas en las que parece asustado, meditando sobre su destino.

Promenade (La bemol mayor) (Moderato comodo e con delicatezza)

En su segunda aparición, el tema se hace dulce y pensativo. Y en las notas al programa de los recientes conciertos en que la Sinfónica de Burgos ha interpretado los Cuadros, enriquedeburgos dice a propósito de esos paseos:

Dicho desplazamiento no es rítmico, es decir, no podría ser representado como una marcha (pongamos con un compás de dos por cuatro), sino que requiere la lógica ambigüedad en el compás de quien pasea con cierta aleatoriedad en el interior de un museo. Para ello, Mussorgsky juega con la original alternancia entre los compases de cinco por cuatro y seis por cuatro, un detalle que puede resultar curioso a unos oídos educados en el academicismo europeo, pero que es usual en el folklore y que aquí viene a subrayar la esencia rusa de la obra.

Il Vecchio Castello (Sol sostenido menor) (Andante molto cantabile e con dolore)

Ravel confió al saxofón la melancólica melodía de este movimiento, cuyo “ostinato” quizás aluda al acompañamiento del laúd del trovador que cantaba ante el castillo en el cuadro. Y Andrés Segovia, hizo un estupendo arreglo para guitarra, un instrumento que aparece en cuanto se nombra la melancolía.

Promenade (Si mayor – relativa mayor de la tonalidad del movimiento precedente). (Moderato non tanto, pesamente)

Nuevo y brevísimo paseo, el satisfecho espectador encuentra pronto otro motivo de atención en tres acordes que le hacen detenerse, como indica genialmente su repetición en pizzicato tras una mínima pausa.

Tuileries. Disputes d’enfants après jeux (Si mayor) (Allegretto non troppo, cappricioso)

Luminosidad y brevedad en contraste con el anterior movimiento para acompañar unas disputas tan inocentes que pueden confundirse con los juegos que las provocan.

Bydło (Sol sostenido menor) (Sempre moderato, pesante)

En Bydlo, Ravel sustituyó el piano por una espectacular tuba para representar una pareja de bueyes arrastrando penosamente una carreta, transmitiendo una sensación de esfuerzo que llega a hacerse agobiante cuando pasan por delante del espectador, antes de alejarse. “Bydlo” significa ganado, pero la dureza de esa vida era también la del campesino.

Promenade (Re menor) (Tranquillo)

El visitante sigue su recorrido, entristecido por la estampa anterior. Hasta que le sorprende el piar de unos polluelos

Балет невылупившихся птенцов. Ballet de los pollitos en sus cáscaras (Fa mayor) (Scherzino : vivo, leggiero – Trio)

Hartmann - Esbozo para el ballet TrilbyEn la exposición que inspiró a Mussorgsky se mostraban varios de los esbozos que Hartmann había hecho para el vestuario de “Trilby”, un ballet compuesto por un músico ruso llamado Yuli Gerber (1831-1883) con coreografía de Marius Petipa, en una de cuyas escenas aparecía un grupo de niños disfrazados de canarios, que salían corriendo disparados en todas direcciones, algunos, como los de uno de los apuntes que se conserva, todavía en el huevo.

Samuel Goldenberg und Schmuÿle (Si bemol menor) (Andante)

Hartmann - El judio ricoHartmann - El judio pobreO “Dos judíos, el rico y el pobre”, los de un par de cuadros que Hartmann había regalado a Mussorgsky, que admiraba su expresividad. Aunque tampoco él se quedó corto al dibujar la pareja, el rico (Goldenberg: montaña de oro), naturalmente moralista y autoritario; el pobre, un mar de lamentaciones y gimoteos. Pero se discute quién dice la última palabra.

Promenade (Si bemol mayor) (Allegro giusto, nel modo russico, poco sostenuto)

Prácticamente idéntica a la primera y en su misma tonalidad, cierra la primera parte de la obra, pero fue eliminada por Ravel en su orquestación, de modo que hoy es difícil escucharla, si no es en piano.

Limoges. Le marché. La grande nouvelle (Mi bemol mayor) (Allegretto vivo, sempre scherzando)

No se sabe de ningún cuadro de Hartmann sobre el mercado de Limoges, pero es cierto que vivió algún tiempo en esa localidad. “La gran noticia” que anuncia el subtítulo, viene en las anotaciones de Mussorgsky en la partitura: “Mr de Puissangout ha encontrado su vaca”. Porque, en los mercados, la lengua es la extremidad que más se mueve.

Catacombae. Sepulcrum romanum (Si menor) (Largo)
Cum mortuis in lingua mortua (Si menor) (Andante non troppo, con lamento)

Hartmann - Las Catacumbas de ParisBruscamente, la última carrera en el mercado se trunca en unos tremebundos acordes fúnebres. Estamos en las catacumbas de Paris, en las que Hartmann se representó visitándolas en compañía de un arquitecto y un guía. Stassov (el crítico que había presentado a Hartmann y Mussorgsky y a quien éste dedicó la obra), escribió a Rimsky-Korsakov: «En esta segunda parte de los Cuadros, hay algunas líneas excepcionalmente poéticas. Esa música sobre el cuadro de Hartmann Las catacumbas de París, hechas totalmente con cráneos. Nuestro querido Mussorgsky ha representado primero la oscuridad subterránea (por medio de largos acordes sostenidos, a menudo orquestales, con largas fermatas). Luego, sobre un tremolando llega el tema de la primera Promenade en tonalidad menor iluminando los cráneos y entonces, de golpe, resuena en Mussorgsky la embrujada apelación poética de Hartmann…».

Избушка на курьих ножках (Баба-Яга). La cabaña con patas de pollo (Baba-Yaga) (Do menor) (Allegro con brio, feroce – Andante mosso – Allegro molto)

Hartmann - La casa de Baba YagaDe un bosquejo de Hartmann para un reloj de bronce en forma de casita con patas de pollo, vamos a parar a su propietaria, Baba-Yaga,  una vieja bruja de la mitología rusa. La música es explícita, no es difícil imaginarla volando en su escoba o caminando renqueante sobre su pata de palo, y luego, en la parte central, preparando sus pócimas. Música para asustar a las criaturas, que en el clímax de la repetición de su primer tema, se funde con el siguiente y último cuadro

Богатырские ворота. В стольном городе во Киеве La gran puerta de Kiev (Mi bemol mayor) (Allegro alla breve. Maestoso. Con grandezza)

Hartmann - Proyecto para La Gran Puerta de KievEste último movimiento se inspira en un dibujo que Hartmann presentó a un concurso de arquitectura para la puerta de Kiev que Alejandro II había decidido construir en acción de gracias por haber salido milagrosamente ileso de un atentado, pero que no llegó a realizarse nunca. El tema principal es una melodía rusa tan solemne y majestuosa como el tempo indicado, y cuyo claro parentesco con la Promenade sugiere la incorporación de Hartmann a la memoria del pueblo ruso, que se hace presente en un segundo tema de carácter contemplativo. Tras la repetición de ambos temas, las campanas acompañan una marcha en la que pronto aparece la Promenade, ahora literalmente, seguida de una monumental coda final.

Y, sin interrupciones ni cambio de versión, aquí siguen los Cuadros de una exposición interpretados por la Chicago Symphony Orchestra dirigida por George Solti (25:46), precedida de su ensayo y de comentarios del director desde el piano, aludiendo especialmente a la transcripción de piano a orquesta, en este interesantísimo video sobre una obra que él califica como “milagrosa colaboración entre dos genios separados por medio siglo”.

-♦-

P.S. Gracias al comentario de Diego, subsano la imperdonable omisión de una interpretación completa de la versión pianística, con este video de su preferida, la de Mikhail Pletnev.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clásica, Nacionalismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a La OBC y Cuadros de una exposición en L’Auditori

  1. Diego dijo:

    Gracias por esta maravillosa descripción ! de verdad a diario sorprendes; en lo particular me quedo con la original para piano y sobre todo en manos de Pletnev.

    • José Luis dijo:

      Gracias a ti por tus palabras. Esta es una obra muy adecuada para hablar y comentar sin necesidad de saber de música, pero la verdad es que me ha dado mucho trabajo montar esta página.

      Solti dice en el video que el piano es mejor en algunos fragmentos, pero que es superior la versión orquestal, barriendo para su casa, claro. He encontrado un estupendo video de Pletnev (que voy a añadir como postdata), que demuestra lo fundado de tu preferencia: Es la esencia, sin distracciones, parece que haya más música. De modo que, gracias de nuevo a ti.

  2. Josep Olivé dijo:

    Intuyo que eres renuente a los halagos, así que me limitaré a decir que el Auditorio debería imprimir este post y utilizarlo de programa de mano en este concierto, previa negociación con su autor, evidentemente. Y es verdad la primera sentencia del post. Frecuentemente le perdonamos la vida a todo origen (Hartmann) otorgándole una popularidad sobrevenida a causa de la actuación alegórica o temática de un segundo (Mussorgsky) y hasta éste no se libra puesto que vendría un tercero (Ravel), cuando efectivamente sin el original no habría nada que recordar ni admirar. Pues dejar constancia de que entre los tres nos dejaron una obra espléndida, con uno de los más majestuosos finales orquestrales jamás concebidos. Finalmente, impagable y objeto de culto el youtube de Solti.

    • José Luis dijo:

      No me amargan los dulces y los prefiero a una patada, fíjate lo raro que soy, pero aquí hay más laboriosidad que otra cosa. Y no es falsa modestia; reconozco que me ha halagado mucho que hayas coincidido en que la popularidad de la obra puede deber más que lo obvio a Hartmann, idea original de servidor (o eso creo). Los “Cuadros” no son una composición que me entusiasme, a pesar de momentos como ese portentoso final, y no sé si sería tan conocida si no fuese tan agradecido y vendiese tan bien el poder explicar (y entender facilmente) lo que hay tras cada movimiento, y el que sean breves que nadie pueda perderse.

    • José Luis dijo:

      Martinu, concierto para dos pianos…🙂

      • Josep Olivé dijo:

        Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii…….
        Mil gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!🙂🙂🙂
        Bueno, de Martinu a Dutilliex…no me negaras que la confusión es altamente probable… claro, se pronuncia casi igual…jajajajajaj…y además Martinu no es ni Frances, que es casi como no ser de Bilbao… Ahora nos ponemos serios y diremos que ese concierto es muy bueno, pero que muy bueno! U muchas gracias por reconducir a descarriados!🙂

        • José Luis dijo:

          Si los pronuncias con la boca en punta, para la “u” francesa, suenan parecido😀
          Ya ví que se te había pasado la respuesta completa, con youtube de unas pianistas que te gustaron mucho, aquí.

  3. Desde luego es un estudio preconcierto estupendo. Si en el concierto se repartiera una tableta interactiva con sus auriculares en lugar de un programa de mano en papel, la gente escucharía las notas al programa de José Luis. Todo llegará, ya veremos cuándo. O no.

    • José Luis dijo:

      Mucho me parece eso de “estudio”, salvo por alguna cita que lo es. Respecto a lo de las tabletas, mejor no des pistas, no sea que además de los móviles se ponga a sonar los youtubes en medio del concierto. Muy de acuerdo en el “O no”, que están los tiempos muy revueltos😉

  4. kalamar dijo:

    Nos veremos el domingo, no me pierdo esta maravilla, nunca. La Obc la interpretó de 10 hace poco.

  5. rexval dijo:

    Enhorabuena por tan excelente trabajo que aúna dos artes: la pintura y la música. La verdad es que no sé si quedarme con el piano o con la versión orquestal. Ambas son magníficas. Si tuviera que quedarme con un solo número, sería la entrada a las puertas de Kiev, tan majestuoso que recuerda a su ópera “Boris Godunov”, por supuesto con orquesta, que le da mayor grandilocuencia.

    Saludos

    Regí

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s