El canto de las sirenas (IX) – Gesualdo, la exacerbación manierista

Gesualdo da VenosaGesualdo no tenía que agradar a nadie, escribía para sí mismo, el resultado fue una obra original, extraña y sorprendente en el Renacimiento. Fue así de extraña por su uso constante de la disonancia y del cromatismo, algo impensable para la época que veía en su seno el inicio de una protoarmonía tonal que en el barroco se desarrollará. 

Carlo Gesualdo logra en sus últimos Libros, unos madrigales que exacerban las tendencias expresivas de la tradición madrigalesca, con una música que se ciñe, en esa tradición, al valor icónico, pero sobre todo emocional, de algunos términos. Lo que hace, no es tanto destacar palabras por su contenido objetivo sino por su capacidad de expresión de afectos. Términos como crudo, crudel, sospirar, moriré, dolore. Términos que convocan chirriantes disonancias. Gesualdo llegará al extremo, sobre todo en sus dos últimos libros, Quinto y Sexto, de promover un general deslizamiento tonal de la música por la escarpada vía del cromatismo.

Gesualdo – Moro, lasso al mio duolo. Libro VI, Nº 17. Gesualdo Consort Amsterdam.

La disonancia no preparada es asistida por el sustento textual, como sucede también en Monteverdi.  Pero en ningún momento se presagia y barrunta en Gesualdo el gran logro inventivo de Monteverdi: la movilización dramática del discurso musical mediante el acopio de todo el conjunto de recursos que proceden del madrigalismo expresivo y hasta expresionista. (…)  La música de Gesualdo no es, todavía, una música en la que esa expresividad exacerbada  se produzca en el argumentado discurso de una música impregnada de dramatismo; de un dramatismo volcado en la  acción.  Falta el tiempo, el “pulso dramático” que es lo que introducirá Monteverdi. Por el contario,  la  exacerbación expresionista en Gesualdo no redunda en el dramatismo de la acción sino en su parálisis; no en el drama que “corre” o discurre” (Drama o teatro es una palabra que proviene del idioma griego δράμα y que significa “hacer” o “actuar) sino en la intensa emoción pasmada e inmovilizada, casi petrificada en la expresión del dolor, de la queja, del abandono. No corre la acción. Ni la música se ciñe en su discurso a ésta. Más bien parece, al revés, inmovilizarla en un perpetuo pasmo ex-stático.

Gesualdo – O Vos omnes.  Responsorio de tinieblas del Sábado Santo. Les Eléments, Joël Suhubiette.

En Gesualdo no hay el menor avance, se deconstruye por dentro el juego de suspensiones de las voces, se liberan disonancias chirriantes, se desliza el verso madrigalesco por el abismo de las disonancias, pero lo que resulta es una situación yuxtapuesta de momentos de extrema intensidad, cada uno de ellos autosuficiente en su inmovilismo pasmado.

________________________________________________________________

Todo lo que en estas páginas aparece en este color verde, son citas literales del libro El canto de las Sirenas de Eugenio Trías; en negro están los ajustes gramaticales, lo resumido y todo lo que proviene de su texto y en este azul lo añadido, comentarios propios y definiciones o explicaciones de terceros.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Antigua, Clásica, El canto de las sirenas, Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a El canto de las sirenas (IX) – Gesualdo, la exacerbación manierista

  1. rexval dijo:

    Muy interesantes estas entradas, aunque debo confesar que con los madrigales a capella me pasa lo mismo que con la polifonía renacentista o la música contemporánea. No me acaban de gustar. Se me da el caso de que las óperas de Monteverdi, sobre todo L’Orfeo, me encantan, pero sus madrigales se me hacen pesadísimos. Hace años me compré una caja de madrigales por Alessandrini, y me llevé un chasco. La compré pensando en la ópera y, claro está, son dos géneros distintos. Sin embargo, la música instrumental del Renacimiento o la medieval en general sí que me gustan. Marcel Pérès tiene cosas muy buenas. Cuestión de gustos.

  2. Mer Ville dijo:

    ¡Qué estupendo artículo! A mí me gustan especialmente sus madrigales, pero siempre recuerdo los programas de Fernando Argenta sobre su vida -recordarlo me hace sonreír con nostalgia- y me viene a la cabeza lo malísimo que era Don Gesualdo, el príncipe de Venosa. Parece mentira, aunque leyendo este artículo… el último párrafo me deja pensativa…

    • José Luis dijo:

      ¡Cuántos aficionados recordamos a Argenta y a Araceli! No creo que haya otro divulgador que haya hecho tanto y tan bueno por la música.

      Relación entre las disonancias y lo malo que era… quizás quería desconcertar a la crítica 😀 En todo caso, y aunque supongo que ya lo sabes, debo decir que todo esto es del libro de Eugenio Trías

      • Mer Ville dijo:

        O componía desde un interior tormentoso y disonante. Y no, no sabía que era de Trías, ¿de La imaginación sonora? Desde luego interpreta de una forma muy plástica y hermosa la música. Otro libro para la lista de pendientes. Obrigada.

        • José Luis dijo:

          De “El canto de la sirenas”, como su propio nombre indica😀 La historia empezó aquí.

          En la respuesta a Angels, más abajo, hay unas frase de Herzog sobre Gesualdo que te gustará

          • Mer Ville dijo:

            Ja,ja, ja, mira que soy berzotas. Es como cuando buscas las gafas y las llevas en la cabeza… Se ve que me salté el primero o también que mi subconsciente busca un pretexto para comprar La imaginación sonora

  3. Josep Olivé dijo:

    Perdóname la licencia extraordinariamente extramusical, y no es mi deseo hacer saltar la banca en este post, pero las expresiones…

    “…autosuficiente con su inmobilismo pasmado….”
    “…en un perpetuo pasmo ex-stático…”

    se adaptan perfectamente a uno que no se llama Gesualdo precisamente y que lo sufrimos en ésta época muy nuestra…

    Dicho esto, sin la menos intención de armar bronca aunque lo parezca, pues que me ha sido muy interesante conocer la figura de Gesualdo y conocer como son sus madrigales. Y sí, suenan muy cromáticos y disonantes, y es cierto lo que dice Trias (el filósofo, no el otro que tal), hay cero de progresión en la acción dramática. Solo que el lo explica pués como casi siempre, magistralmente.

    • Josep Olivé dijo:

      …bueno, las “b” y las “v” los catalanes no lo llevamos bien: debe ser “inmovilismo” con “v”.

    • José Luis dijo:

      “se adaptan perfectamente a uno que no se llama Gesualdo” 😀 ¿Sólo a uno? Es casi una manifestación de principios, y estoy pensando que cierto amigo dirá que a Trías se le notan las querencias hasta en esto. Lo preocupante es que mi fluida prosa se acerca a menudo a ese tono…. 😉

      La verdad es que el primer capitulo es farragoso y repite una y otra vez la misma idea, lo cual, por otro lado, tiene la virtud de que algo te queda. Para mí, lo de localizar ejemplos ha sido muy instructivo. En este tipo de libros, el futuro es el e-book con música e imágenes, o con enlaces. Y si no existe ya, podríamos ir pensando en patentarlo…🙂

    • José Luis dijo:

      Y además, la b y la v bien juntitas en el teclado. Y para acabar de adobarlo😀 tenemos a Rigoletto

  4. angels dijo:

    Siendo ,un personaje tan “malvado”, algo debían tener sus madrigales ,para que se celebraran
    en Arezzo un concurso cada año ,en su memoria .¿no sé si actualmente siguen ,o están en el olvido? U.A.y adióoooos 😀

    • José Luis dijo:

      No lo sé, he mirado un poco y lo que sale es antiguo. Mira cómo explican su crimen en una página de las que he ojeado:

      “Sposato a Maria D’Avalos, ritenuta ”la piu’ bella donna del suo tempo” la soprese in flagrante adulterio con Fabrizio Carafa, duca D’Andria e la fece massacrare con l’amante dai servi. Un episodio che fece scalpore in Europa e che getto’ un’ombra inquietante sull’intera produzione madrigalistica scossa da passioni violente, da fremiti improvvisi e deliranti.”

      y lo que dice luego el director Werner Herzog:

      “Di Gesualdo mi affascina inoltre la sua impossibile convivenza con la morte, terribile premeditata e la sua drammatica solitudine di uomo”

      Y, si quieres practicar el ingles, su película

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s