Abuela prodigio

Se llama Carmen Díez Martín, ha cumplido 102 años y sigue tocando igual de bien que en ese video, grabado cuando tenía 96. Fue catedrática de piano en el Real Conservatorio de Música de Madrid, ahora lleva diez años en una residencia, en la que murió su marido, José Fernández, violinista fundador de la ONE. Dice  que “mientras que no de un bajón y acabe de una vez” seguirá “haciendo ruido” a sus compañeros de residencia, porque “vienen con mucha ilusión, así que toco el piano para ellos y para mí”

 Carmen Díez Martín en 1935

Carmen Diez

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s