El barbero (y 2)

El barbero de Sevilla (Luis Alvarez Catala)

El barbero de Sevilla (Luis Álvarez Catalá)

ACTO II

Almaviva aparece de nuevo en casa de Don Bartolo, esta vez disfrazado de seminarista, repartiendo melifluamente paz y alegría, «Pace e gioia sia con voi…» y exasperando al tutor.

El pretendido seminarista, Don Alonso, acaba por fín presentándose como profesor de canto sustituto de Don Basilio, enfermo, y le cuenta a Bartolo que se ha hecho con la carta que Rosina ha dirigido a Lindoro (a Almaviva, a él mismo) y que, aprovechando la lección de música, desalentará a la ingenua jovencita haciéndola pasar por la carta de otra amante del conde. Cuando Bartolo trae a Rosina, ambos ocultan el mutuo reconocimiento, y Rosina canta, acompañada al clave por el falso seminarista, el aria o rondó «L’inutil precauzione» con la cavatina «Contro un cor» (Contra un corazón), alternándola con manifestaciones amorosas, menos disimuladas cuanto más amodorrado va viendo a Don Bartolo. «L’inutil precauzione» había sido citada al principio, cuando Rosina dice que la carta que se le ha caído al patio no es más que la letra de esa canción. La opera, por distinguirse de El barbero de Sevilla de Paisiello se estrenó bajo el título Almaviva, o la precaución inútil.)

Entra en escena Fígaro, que convence a Don Bartolo para afeitarlo ahora y no al día siguiente, como estaba previsto, y cuando va a buscar las toallas, aprovecha para robar la llave de la celosía del balcón. La inoportuna llegada de Don Basilio «¡Don Basilio!»-«Cosa veggo!» se resuelve sobornándole para que se finja enfermo y marche. Luego, mientras Figaro afeita a Don Bartolo para tenerlo distraido, Rosina y el conde planean escapar juntos, pero el tutor escucha como Almaviva habla de su disfraz de seminarista, echa a todo el mundo de la habitación y se apresura a pedir a Don Basilio un notario para redactar el contrato de matrimonio con su pupila.

Don Bartolo muestra a Rosina la carta que ella escribió a Lindoro, y la convence de que éste es un impostor al servicio de Almaviva. La indignación hace que Rosina confiese sus planes de huida y acepte la boda con Don Bartolo. Ya en su cuarto, cuando el conde entra por el balcón acompañado de Fígaro, Rosina le increpa por su engaño. Pero Almaviva descubre su verdadera identidad y deshace el equívoco ante la alegría de la chica y las prisas de Fígaro por escapar y dejar las zalamerías para mejor momento, expresada en el magnífico trio «Ah! Qual colpo inaspettato!». Dándole la razón al barbero, se oyen unas voces que se acercan, y el trío decide huir por el balcón.

Pero la escalera ha desaparecido. Los que llegaban eran Don Basilio y el notario que había ido a buscar, y Fígaro decide aprovechar la situación, haciendo creer al notario que le han llamado para casar al conde y a Rosina, mientras Don Basilio tiene que elegir entre aceptar otro soborno y hacer de testigo o recibir dos balas en la cabeza (una elección fácil, dice él). Cuando llega Don Bartolo con el oficial de guardia y unos soldados, ya es demasiado tarde. El oficial se cuadra de nuevo ante el conde de Almaviva y el viejo y aturdido tutor se ve obligado a aceptar los acontecimientos, especialmente cuando el conde le regala la dote de Rosina. El final, «Di sì felice innesto» (De tan feliz unión), cierra la obra a ritmo de bolero, la única –y muy vaga– referencia a España en toda la obra.

(Comentario y resumen argumental de la web del Liceo y la wikipedia, con modificaciones)

-♦-


Figaro – Hermann Prey
Il Conte Almaviva – Luigi Alva
Rosina – Teresa Berganza
Dr. Bartolo – Enzo Dara
Don Basilio – Paolo Montarsolo
Berta – Stefania Malagù
Fiorello – Renato Cesari
Un Ufficiale – Luigi Roni
London Symphony Orchestra. Ambrosian Singers. Claudio Abbado

-♦-

Próximo sábado, desde el Met

el-barbero-de-sevilla

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Opera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El barbero (y 2)

  1. josep dijo:

    Ja m’agradaria veure-la dissabte, però tinc entrades per la Dessay al Liceu. M’hauré d’esperar al vídeo.
    Una abraçada

  2. drcachorro dijo:

    Gioia e pace sia con Voi… !

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s