Una clase con Don Giovanni

moz_don

[En Don Giovanni,] Mozart crea niveles de expresión dramática empleando recitativo secco, accompagnato y arias de distintos estilos. Por medio del recitativo secco, Mozart da gran cantidad de información del argumento con máxima economía musical.

Erwin Schrott, Alex Esposito

El recitativo accompagnato se reserva para momentos de gran emoción, en los que el acompañamiento orquestal asume virtualmente un papel dramático. En la escena décima (d) del segundo acto, la orquesta prácticamente habla por la boca de la indecisa Doña Elvira, con enfáticos ritmos punteados que expresan su rabia y borrosos pareados que dan voz musical a sus suspiros.

¿

La dramáticamente estática aria da capo que era el pilar de las óperas de George Friedrich Haendel se halla prácticamente ausente en Don Giovanni. La llamada “aria del catálogo” de Leporello (“Madamina, il catalogo è questo”) del primer acto, por ejemplo, incluye tanto elementos formales contínuos como bipartitos.

René Pape

Algunas arias de Don Giovanni, sin embargo, tales como la de Don Ottavio en el primer acto, “Dalla sua pace”, contiene trazas de la idea de la forma ternaria, volver al material inicial tras una sección de música contrastada.

Luigi Alva

El aria de Donna Elvira en el segundo acto, “Mi tradi quell’alma ingrata” yuxtapone ideas de forma ternaria y de rondó, reforzando a través de esas formas musicales el retorno de Donna Elvira a la misma posición de compasión y anhelo por Don Giovanni.

Lisa della Casa

En consonancia con la función de la obertura de presentar los principales temas de la ópera, la música con que se inicia, marcada por las alternancias entre la tónica re menor y sus dominantes, reaparece en la escena del Comendador del segundo acto

Orquesta del Teatro alla Scala. Riccardo Muti

Samuel Ramey, Kurt Moll, Ferruccio Furlanetto

El dramatismo de esta escena queda resaltado por el contraste con la ligera música popular de la precedente escena de la fiesta, en la que los músicos del escenario tocan melodías de arias de Martín y Soler, Sarti, e incluso de Le nozze de Figaro del propio Mozart durante la fiesta de Don Giovanni.

Samuel Ramey, Ferruccio Furlanetto, Julia Varady

La canzoneta de Don Giovanni del segundo acto (“Deh, vieni, alla finestra mio tesoro”), una etérea canción estrófica acompañada por cuerdas en pizzicato y mandolina, es una yuxtaposición musical de distintos planos de realismo similarmente ingeniosa.

Simon Keenlyside

Jennifer Hambrick

Afortunadamente, no hace falta entender nada de todo esto para pasárselo de miedo con esta genial ópera que el próximo jueves se proyectará en el cine desde la Ópera de Paris.

Don Giovanni

Y el que pueda, en Mayo en el Palau de la Música, con Rene Jacobs y la Freiburger Barockorchester.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Opera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Una clase con Don Giovanni

  1. timamót dijo:

    He començat el dia sentint els fragments fins al Luigi Alva. Què bé ho canta!
    I ara he seguit escoltant els fragments següents. Subscric completament la teva “moraleja” final: No cal saber moltes coses de música per disfrutar d’aquesta magnífica òpera. Les de Mozart-Daponte són de les meves preferides i no em canso de sentir-les o veure-les. Bé en veritat el que no vull tornar a veure és el muntatge que va fer el Bieito al Liceu. Vaig quedar tan fastiguejada de la seva versió que em va caldrà passar un temps sense sentir-la, perquè em venia al cap la seva posta en escena i no ho resistia. Afortunadament la indigestió provocada pel Bieito se m’ha passat i puc tornar a xalar sentint-la. Al Palau de la Música hi anirem!
    Per cert, l’Àngels U.A. y adiós estarà contenta amb el Leporello del Terfel que has posat.

    • José Luis dijo:

      M’has fet ballar el cap i comprovar-ho quatre vegades, no fos que…, I el cas és que un Leporello de Terfel va ser candidat, i sempre que trec youtubes d’ell penso en Angels UA y adiós😀 Però aquesta vegada em va agradar més aquest que he posat, de René Pape😉

  2. Àngels dijo:

    Hola ,jo no el trobo Timamot ,però gràcies per la intenció U.A.y adióooooos 🙂

  3. timamót dijo:

    Vaja. Quina confusió! Ho sento José Luis. Mentre ho anava sentint al matí anava pensant en l’Àngels, i mira que diu clarament Pape, però jo tossuda imaginat-me el Terfel.
    Ai! què perdo facultats!

  4. Josep Olivé dijo:

    Vengo de Shostakovitx, de Mahler y ahora Mozart. Este blog ha estado “sembrao” esta semana. Y esta una de mis óperas fetiche. Y efectivamente para no perdersela, sea en testro, sea en cine o sea semi-escenificada, porque hay tanto de bueno en ella que sobrevive a cualquier medio. Ópera de óperas, se ha dicho, o madre de todas las óperas también. Son frases hechas que para muchas cosas pueden servir, pero no para Don Giovanni, ya que a mi parecer, ella, por si sola, esta en un trono de calidad y belleza insuperable y no necesita de comparaciones ni parentescos. Para no perderse la versión de Jacobs en el Palau, enérgica e historicista. Jacabs ya ha pasado por aquí con la maravillosa Flauta y con las Bodas, y el éxito fué mayúsculo. Un solo pero a la versión que nos va ofrecer: que si és la misma de la del DVD que ha editado, opta por la versión vienesa, es decir, que introduce la tonta y desconcertante (y bastante insoportable para mi) escena (recitativo y duo) de Leporello y Zerlina en el segundo acto en detrimento de la magnísifca ária de Don Ottavio (“Il mio tesoro”), manteniendo, eso sí, le concertante final con su moraleja. Sin duda prefiero la versión original de Praga, en la que Mozart no tenía por qué mirar de reojo a la conservadore corte vienesa. Y digo yo, que puesto a ser historicista pues lo seamos en todo. Los genios, ya se sabe.

    • José Luis dijo:

      Pero convendrás en que ojalá disfrutemos de muchos males como ese, con tal acompañamiento. También es una de mis óperas preferidas, aunque de las tres con Da Ponte + La Flauta me costaría prescindir de ninguna. Yo tengo curiosidad por saber que hace Jacobs con el dramatismo de la escena final, Pentiti o scellerato, Non vecchio infatuato… que bueno es ese pasaje, con Leporello terciando Dite di no, dite di no😀

      Respecto a la cosecha del blog, basta con extender la mano, las semillas caen del cielo…

    • José Luis dijo:

      P.S. A mi no me importa que los historicistas no sean radicales. Y como Ottavio me cae gordísimo, aplaudo la elección de Jacobs.😉

      • josep olive dijo:

        …pobte Ottavio…su amada no le hace ni caso…y se va con el dissoluto…y tiene que que esperar otro año para agenciarsela…ten compasión hombre y dejale cantar su pena…🙂

        • José Luis dijo:

          Es un pánfilo. Y si no le pongo más verde es porque en un Don Giovanni muy modesto pero muy agradable que ví en Praga, en el teatro donde se estrenó, sus arias fueron las mejores.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s