Madres

d403687340c2d9338a82814fa8e1f71b

Hace unos años, una perra vagabunda parió en unas ruinas cerca de nuestra casa. Con la mirada herida, no dejaba aproximarse a ningún hombre. Era menos agresiva con las mujeres. El destino normal de las camadas sin techo era un saco con piedras en el fondo del río. La perra, a la que ellas llamaron Nai, solo permitió acercarse a las niñas. Unos días más tarde, una extraña comitiva recorrió el lugar: las niñas paseaban la camada en coches de bebé. Nai detrás, vigilante, con la cola en vilo. Las crías se salvaron. La vagabunda desapareció.

Extracto de la columna “El abrazo” de Manuel Rivas en El País de este pasado 28 de Febrero.

Elefante paseando a un bebé

 

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Madres

  1. Ângels dijo:

    Precioso.(no digo nada más,porque después de la “plancha” anterior,me voy a pensar 10 veces lo que voy a decir o escribir .U.A.y adióoooos 😀

  2. Josep Olivé dijo:

    Angels, no insistas y SI… :-)…UA
    Emotiva historia!

  3. Ângels dijo:

    !Gracias ,amigos! adióoooooos 😀

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s