Primera edición crítica en español de Las tertulias de la orquesta de Berlioz

Las tertulias de la orquesta

Acompañado por Pablo Heras-Casado, autor del prólogo, Enrique Garcia Revilla (enriquedeburgos para sus lectores de blog), acaba de presentar la primera edición crítica en español de Las tertulias de la orquesta de Berlioz. Este es el magnífico párrafo del libro que el director leyó en ese acto de presentación, del que hay también testimonio fotográfico en Les soirées de l’orchestre de Enrique.

No estoy exagerando en absoluto. Este gozo de los músicos, más profundo que cualquier otro, está fuera del alcance de la mayor parte de la raza humana. Las demás artes, de las que unas se dirigen sólo a la inteligencia y otras están privadas de movimiento, no podrían producir nada comparable. La música (reflexionen un momento sobre lo que yo entiendo con esta palabra, y no la confundan con otras cosas con las que no comparte más que el nombre), la música, decía, habla (o hechiza) en primer lugar a un sentido cuya excitación, que propaga a todo el organismo, produce una voluptuosidad, unas veces suave y calmada y otras fogosa y violenta, que uno no cree que pueda existir hasta que la ha experimentado. Entonces, al asociarse a ideas que sabe hacer surgir de mil maneras, aumenta la intensidad de su acción con todo el poder de lo que conocemos comúnmente como poesía. Una vez que arde por sí misma, cuando expresa la pasión, se apodera de su llama y, relumbrante de rayos sonoros, los descompone con el prisma de la imaginación; abraza al mismo tiempo lo real y lo ideal. Como dijo J. J. Rousseau, hace hablar al silencio mismo. Al suspender la acción del ritmo que le proporciona movimiento y vida, puede adoptar el aspecto de la muerte. Con sus juegos armónicos, podría limitarse (y con demasiada frecuencia lo ha hecho) a ser un divertimento para la mente; y con los melódicos, simplemente a acariciar el oído. Pero cuando, al aplicar a un tiempo todas sus fuerzas sobre el oído, al que deleita u ofende hábilmente; o sobre el sistema nervioso, al que sobreexcita; sobre la circulación sanguínea, a la que acelera; sobre el cerebro, al que ilumina; sobre el corazón, al que hinche y hace palpitar al doble de velocidad; sobre el pensamiento, al que expande con desmesura y transporta a las regiones del infinito; es entonces cuando actúa en la esfera a la que pertenece, es decir, sobre los seres en los que el sentido musical existe realmente; es entonces cuando su poder es inmenso, tanto que verdaderamente no sé con cuál otro podría compararlo. Y es entonces cuando devenimos dioses. Y si los hombres a quienes la fortuna colmó de favores pudieran conocer nuestros deleites y comprarlos, se desharían de su oro para compartir tan sólo un instante.  

¡Enhorabuena, Enrique!

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Literatura, Música y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Primera edición crítica en español de Las tertulias de la orquesta de Berlioz

  1. Josep Olivé dijo:

    Qué fragmento! Qué fragmento! Repito lo que ya he dejado escrito en casa de Enrique. Pues que hay libros en los que un titulo acertado te empuja a leerlos…o a empezarlos por lo menos. Y los hay que con tan solo un magistral y majestuoso fragmento te empuja a…devorarlos! Voy a poner la mesa! Hay que felicitarte Enrique!

  2. Ângels dijo:

    Escuché y vi toda la pieza entera ,y es “tremenda”, en el 2º tiempo con el solo del trombón de varas, ya ves visiones ,de como un trombón pueda ser solista.En fin ,tiene muy buen gusto Enrique.Si no meto la pata iré también a felicitarlo.U.A.y adióoos 🙂

  3. timamót dijo:

    Gràcies per la notícia. Ja hem felicitat a l’Enrique. I ja l’he dit que el fragment tradueix molt bé el que sentim els que no tenim el goig de fer música, però si d’escoltar-la amb gust i passió

  4. Vicicle dijo:

    Ahora mismo vengo de felicitar a Enrique, que llevo unos días despistado por culpa de las falleras viciclistas🙂 que no vicetiples🙂 Siempre es una grata noticia que los textos de Berlioz estén al alcance de los aficionados. Ojalá se reeditaran las “Memorias” que Taurus publicó hace ya muchos años. Gracias por la noticia.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s