En 1892 Enrique Granados conoció a Amparo Gal y Lloberas…

ENRIQUE+GRANADOS+AMPARO

En 1892 Enrique Granados conoció a Amparo Gal y Lloberas, hija del industrial valenciano Francesc Gal. A partir de ese momento se pierde la pista de Granados de la escena musical barcelonesa durante unos tres años, lo que algunos de sus biógrafos han denominado “el largo silencio”.

Se supone, naturalmente, que Granados estaba ocupado cortejando a su futura esposa, haciendo los preparativos para la boda e iniciando su vida familiar. Enrique y Amparo contrajeron matrimonio en 1893 en la Iglesia de la Mercé de Barcelona. Su primer hijo, Eduardo, nació en julio de 1894. Seguirían otros cinco: Solita, Enrique, Victor, Francisco y Natalia.

Canciones amatorias: Mañanica era. Pilar Lorengar.
Mañanica era, mañana
de San Juan se decía al fin,
cuando aquella diosa Venus
dentro de un fresco jardín
tomando estaba la fresca
a la sombra de un jazmín:
Cabellos en su cabeza,
parecía un serafín.
Sus mejillas y sus labios
como color de rubí
y el objeto de su cara
figuraba un querubín.
Allí de flores floridas
hacía un rico cojín,
de rosas una guirnalda
para el que venía a morir
¡ah!, lealmente por amores
sin a nadie descubrir.

El 24 de marzo [de 1916] el matrimonio abandonó Londres con destino al puerto de Folkestone, y embarcó en el vapor Sussex de la Compañía de los Ferrocarriles Franceses. La nave zarpó a las 13:15h con rumbo al puerto francés de Dieppe, en la otra orilla del Canal de la Mancha. Hacia las 14:30 el Sussex fue detectado por el submarino de guerra alemán UB-29, que aparentemente lo confundió con un barco minador y hacia las 14:50 lanzó un torpedo que impactó en el medio del casco, partiendo al Sussex por la mitad. La proa del Sussex se hundió enseguida, mientras que la popa quedó a la deriva y fue remolcada posteriormente hasta el puerto de Boulogne. El camarote de los Granados se hallaba en la popa, y en él fueron encontrados sus equipajes y muchos objetos personales, pero se sabe que en el momento del impacto el matrimonio se encontraba en otra parte del barco.Enrique Granados se lanzó al agua y fue izado al poco a bordo de una de las lanchas de salvamento, pero al ver poco después a su esposa debatiéndose entre las olas, se lanzó a rescatarla, siendo engullidos los dos por el mar.

wikipedia
Escenas románticas: Epílogo. Daniel Ligorio

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a En 1892 Enrique Granados conoció a Amparo Gal y Lloberas…

  1. timamót dijo:

    Si mires la portada de la partitura veuràs que tota l’obra està dedicada a Maria Olibveró que va ser alumna de Granados i amb la qual va tenir un affaire amorós, segons he llegit a la xarxa i a una pàgina del llibre “Enrique Granados: Poet of the Piano”. Sembla que quan la dona va descobrir aquesta història, va prohibir a Granados que tornés a tocar en públic aquesta obra. Una curiositat que alguns remarquen és que el tercer moviment de les Escenes, porta per títol *** (tres asterics) que amagarien algun secret inconfesable. No va ser l’única relació extramatrimonial de Granados, pel que he anat llegint…
    El fulletó del CD de casa on tenim les “Escenes”, tocades per l’excel·lent Alícia de Larrocha, comenta que en aquesta obra les influències de Chopin i Schumann són notables.
    Moltes gràcies per aportar-la al concurs!!!

    • timamót dijo:

      Volia dir Maria Oliveró

      • José Luis dijo:

        Per què sempre fem clic abans de revisar? 😀

        Els amorios de Granados enfonsen l’espirit mito-romantic d’aquesta pàgina, però així de crua es la realitat.

        “En el número sucesivo no hay título sino unos asteriscos, aunque el propio Granados utilizaba como expresión para designarlo “El poeta y el ruiseñor”. No faltó quien, amigo íntimo, lo aceptó con un cierto matiz: «Bien. Pero un ruiseñor con faldas y nombre de mujer», porque hay mucho amor dentro. La frase es larga, apasionada, bellísima, anunciadora quizá de Goyescas, aunque sin carácter español. Si, en general, es Schumann el músico más afín a las Escenas románticas, aquí se piensa más en el Liszt de los Funerales. Trinos leves y escalas sutiles ponen la rúbrica. La indicación «apasionadamente» no hace sino confirmar el contenido.

        El poeta y el ruiseñor, en 8:23. Y antes, a quien se escucha en la Berçeuse, en 6:54, no es precisamente a Schumann ni a Liszt😉

  2. Josep Olivé dijo:

    La influencia de Schumann y Chopin es clara, y la Mazurca y el Epílogo són fragmentos preciosos que destaco sobre una preciosa partitura al completo. Y lo que suena justo en el 6’54” me suena…me suena…me suena a algo escrito para “organillo” no?…🙂

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s