West Side Story, la eterna historia

west-side-story

Desde luego, la de Romeo y Julieta, pero no sólo la historia de amor:

Tal vez lo más importante de la obra, ahora igual que en los 50, es que nos hace pensar en la inutilidad de la guerra de pandillas. No es nada nuevo, pero es todavía algo que deja cicatrices en la humanidad. Y no es algo que sólo funciona a nivel de barrios, entre los jóvenes. ¿Qué hay en los conflictos religiosos o las guerras entre naciones sino este mismo proxenetismo patético que azuza los instintos? Bernstein era un idealista que sabía que la música puede poner un espejo ante la sociedad. Nos muestra un mejor camino, y es por eso por lo que más de medio siglo después de que impactase en Broadway, esta brillante obra sigue siendo tan importante.

Stephen Pettitt, crítico musical.

(A propósito de las Danzas sinfónicas de West Side Story, la suite que López Cobos dirigirá a la OSCyL este fin de semana, en un atractivo programa americano que incluirá además obras de Gershwin, Respighi y Ginastera.)

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Bandas Sonoras, Música, Musicales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s