Brahms mosqueando al solista

Se dice que Sarasate se negó a interpretar el Concierto para violín de Brahms porque no le apetecía “estar de pie en el podio, con el violín en la mano, para escuchar cómo el oboe toca la única melodía de toda la obra.” (*) Se refería al Adagio, que luego regala al violín montañas de buena música, y si no fuese por el reconocido virtuosismo de Sarasate, cabría pensar que lo que le echó atrás fue la enorme dificultad técnica del concierto.

Julia Fischer. NDR Sinfonieorchester, Michael Tilson Thomas.

También es de Brahms otro concierto con una larga introducción a cargo de otro solista distinto del destinatario de la obra, el violoncelo en el Andante de su Segundo concierto para piano (que también fue utilizado arteramente para un quesesto) El propio Brahms lo estrenó desde el piano, y no hay noticias de que ningún pianista se haya quejado posteriormente del papelón.

Maurizio Pollini. Wiener Philharmoniker. Claudio Abbado.

Es posible que la idea de Brahms tuviera que ver con el Concierto para piano de su amiga Clara Wieck-Schumann, cuyo precioso movimiento lento está acompañado únicamente por un violoncelo, aunque el piano es protagonista exclusivo al principio y no hay por tanto lugar para confusiones ni mosqueos.

Carmen Daniela. Philharmonia Hungarica, George Alexander Albrecht.

(*) vicicle lo explicaba mucho mejor en su censurada respuesta al concurso:

Dicen que Sarasate se negó a estrenar el Concierto de violín de Brahms precisamente por el solo del oboe en este 2º tiempo, porque no estaba dispuesto a esperar con el violín debajo del sobaco hasta que acabara de lucirse el oboísta, que allí el que estaba para lucirse era él🙂

-♦-

La prueba del delito del quesesto del mes

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Romanticismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Brahms mosqueando al solista

  1. Vicicle dijo:

    La pobre Clara -porque la alumna se llama Clara, claro- cuando la DD -la Diana Doherty- gira el folio en el minuto 14:10 con el arreglo que tú le mandaste -no lo niegues- se preguntó lo mismo que nos preguntamos nosotros todos los días 10 a las 10 de la noche: Qué es esto, por Dios!!! -el “por Dios” es una versión suave en horario infantil. Y eso que el alumnado de esta Masterclass es de altura😯

  2. Josep Olivé dijo:

    Hombre, hay que ponerse en la piel del violinista. Resulta que el precioso tema lírico que expone el violín en el primer tiempo aparece casi por sorpresa, y de la misma desaparece como desvaneciéndose, y sin dejar margen para que los oidos lo saboreen…y lo hace por dos veces, la segunda poco antes de la cadenza (algo parecido hace con uno de los temas de las cuerdas en su segunda sinfonia y que suena casi como un brevísimo scherzo, con el agravante que éste no lo repite, y mira que uno desea que suene otra vez…que cruel!). Y entonces va y empieza el adagio con la bendita parsimonia (para el violínista, no para los oyentes) del oboe exponiendo el bellísimo tema en su minuto de gloria y claro, el violinista por las paredes. No me extraña. Tiempo tendrá de resarcirse, y casi al momento, pero si el violinista es celosillo pues entonces ve fantasmas por todos los sitios y entonces es cuando al acabar la intervención del oboe, “cree” oir al solista decir por lo bajini eso de…”…ahi queda eso…”…y eso a Sarasate pues… Ni al mismísimo Jochim le convencía el concierto, y eso que era el dedicatario. Intentó convencer a Brahms de hacer modificaciones y el grande de Johannes accedió casi por caridad a algunas, pero la mayoría ni agua. Y es que estamos ante una mentalidad musical puramente sinfónica cuando de la forma concertante se trata. El solista no se aísla de la orquesta (Mozart) o entabla un diálogo con ella (Beethoven) sino que esta integrado en el corpus orquestal (Brahms). Y como los tres dominaron de maravilla sus respectivas áreas los tres son como que muy buenos. Lo dice mucha gente.

  3. Josep Olivé dijo:

    Bien, ahora constato, al ir al “quesesto”, que la tercera pista era el tema de marras…. Disertación mucha (la mia), eficacia menos que poca (la mia). Sera posible!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s