Grieg y el swing

Edvard_Grieg_c._1900

Para saber algo sólo hay que saberlo. Para preguntarse algo hay que tener curiosidad y una mente despierta. Enrique de Burgos, además de reconocer el Concierto para piano de Grieg en la introducción del It don’t mean a thing que cantaba Audra McDonald, planteaba con su comentario una pregunta tan buena como sencilla : “no sé muy bien por qué [lo] han metido ahí”. Y aunque la respuesta correcta sólo la sabe el arreglista, un americano llamado Larry Hochman, el gran hermano Google ofrece un par de posibles explicaciones:

Suites EllingtonLa primera y más incierta sería que con esa cita, el arreglista hace que Duke Ellington devuelva el favor a Grieg, cuya suite Peer Gynt había adaptado al jazz en 1960, como poco antes había hecho con el Cascanueces de Tchaikovsky. Este es su estupendo In the Hall of the Mountain King, “En la gruta del rey de la montaña”.

La otra, bastante verosímil, tiene que ver con el valor premonitorio de la canción de Ellington en la historia del Jazz. Publicada en 1931, It Don’t Mean a Thing (If it Ain’t Got That Swing), “No significa nada (Si no tiene ese swing)”, fue seguramente la primera canción que utilizó la palabra “swing” en su título, y se anticipó tres años a la era del swing. Y resulta que Grieg tenía mucho swing. O eso dicen los señores Sigurd Slåttebrekk y Tony Harrison, que han analizado y recreado el estilo interpretativo de Grieg partiendo de los vinilos de 1903 en los que el músico noruego toca en el piano sus composiciones, y que han dedicado una web llamada Chasing the butterfly a explicar ese trabajo. En ella se habla ampliamente del swing en la música de Grieg, y hay un apartado titulado precisamente como la canción de Ellington (y de ahí que haya sido inmediato dar con esa web). Del capítulo Tempo, “swing”, y “schwung”, es lo que sigue:

La palabra swing es de hecho una expresión muy vaga, un término que la mayoría de la gente de hoy no relaciona en absoluto con la música clásica, sino exclusivamente con la música popular y el jazz. Es tal vez el elemento más fundamental en el que se basa: “No significa nada (Si no tiene ese swing)” (Irving Mills / Duke Ellington).

Sin embargo, no hay razón para que el swing deba ser considerado como un dominio exclusivo del jazz y la música pop. Muy al contrario, el swing es uno de los elementos básicos de las interpretaciones en la mayoría de las épocas, incluyendo desde luego a Grieg y a nuestros otros héroes de los primeros años de las grabaciones. El Swing es un elemento fundamental en la forma de tocar el piano de Grieg, y una aspecto más esencial en sus interpretaciones que en cualquiera de las grabaciones recientes de su música que hemos encontrado. El propio Grieg considera claramente al swing, o a lo que él llama ‘Schwung’, como un aspecto esencial de la creación musical, y lo menciona varias veces en su correspondencia.

Pero, ¿estamos hablando del mismo tipo de swing en los maestros clásicos de las primeras grabaciones y en Duke Ellington o por ejemplo Frank Sinatra? La respuesta a eso es sí y no.

Lo que la mayoría reconocería hoy como swing se halla generalmente en la música relacionada de una forma u otra con el baile. Si rebobinamos un siglo, (y probablemente encontraríamos lo mismo si pudiéramos escuchar también la música de uno o dos siglos más atrás), hallaríamos en realidad el mismo tipo básico de swing, creado por el centrado de la melodía en un recurrente, regular, y a menudo fuerte ritmo. Este ‘centrado en’ es precisamente lo que crea el swing, y su interpretación distingue al maestro del aficionado, y lo ha hecho a lo largo de la historia.

(Tradicionalmente, el centrado de la melodía en un acompañamiento estricto se llama Rubato, del italiano robado, tiempo robado. Y fue utilizado principalmente para fines expresivos. Sin embargo, en la época de los últimos románticos, el término Rubato se había convertido en algo un poco diferente, evolucionando hacia una más generalizada flexibilidad rítmica, un flujo y reflujo de tempo más o menos momentáneo o duradero. Encontramos este tipo de rubato en muchas de las interpretaciones de Grieg. A menudo, todavía hay exactamente en ellas la misma sensación de centrado en el ritmo, pero ahora sin esa característica separación de la melodía de un acompañamiento estricto. E incluso aunque no los encontremos en las interpretraciones de Grieg, esa otra forma de rubato también se halla en compositores tan posteriores como Grieg, sobre todo en las interpretaciones de Chopin, que apreciaba mucho este particular recurso expresivo. En la época de las grabaciones de Grieg, parecía estar muriendo poco a poco. Por extraño que parezca, pervive en el siglo XX en la música popular y en el jazz, y es difícil pensar en jazz y en ciertas formas de la música pop sin él.)

Y como luego la cosa y su traducción se complica mucho más, lo dejaremos aquí, con uno de los ejemplos que ponen comparando el swing de Grieg con interpretaciones posteriores: Un fragmento de Gangar, de sus Piezas líricas, primero en una de aquellas viejas grabaciones suyas, y luego en una actual

Finalmente, el inicio del Alla Menuetto de su Sonata para piano, un “maravilloso ejemplo” de lo que, según creen esos músicos, era el ‘schwung’ del que hablaba Grieg, un swing dinámico o estructural,

y un estupendo video con Duke Ellington y su orquesta: It Don’t Mean a Thing (If it Ain’t Got That Swing)

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Clásica, Jazz y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Grieg y el swing

  1. Josep Olivé dijo:

    Mmmmmmmm…ehhhhh…pues… Creo que estamos “forzando” un poquitín las cosas… Mi opinión es que el hecho de que haya células o frases rítmico-melódicas que se “parezcan” no quiere decir que se deban a la misma forma musical, El “swing” es propio del jazz (o en todo caso, a una forma musical muy próxima al jazz cultivada por cantantes y orquestas americanas en canciones y musicales de la primera mitad del siglo pasado), y no creo que sea extrapolable a otro registro o género musical. Otra cosa es que tengamos ejemplos clarísimos de algo parecido conceptualmente al “swing” en Beethoven, Schumann, Chopin, Xostakovitx, Grieg y unos cuantos más. No se, no comulgo con estas aproximaciones un tanto forzadas. Es como decir si un nocturno de Chopin tiene “duende”. Tendrá lo que tendrá y se puede explicar, pero el “duende”, lo que se dice “duende”, es adecuado aplicarlo en el flamenco. Pues el “swing” lo mismo.

    • José Luis dijo:

      Es desde luego chocante, pero lo curioso es que el propio Grieg hablase de swing. En su página, esos músicos argumentan mucho la idea, aunque, en el mejor de los casos, me parece que habrían muchas clases de swing. Y ni siquiera en el pop sé yo ver tampoco el swing del jazz.

  2. luis dijo:

    Interesantísimo, y peliagudo, el tema del swing. Como sucede con muchos otros términos asociados a la interpretación musical nos movemos aquí sobre terreno movedizo. El swing -como pasa con el groove o con el feeling- es un concepto difícil de delimitar. No hay más que echar un vistazo a lo que dice la wikipedia para darnos cuenta de lo escurridizo del término:  the term swing is used to describe the sense of propulsive rhythmic “feel” or “groove” created by the musical interaction between the performers, especially when the music creates a “visceral response” such as feet-tapping or head-nodding ¡Ahí es nada! O sea, que si la música te incita a mover el pié o la cabeza es que muy probablemente haya swing…
    Es más, aunque seamos capaces de comprender la parte técnica de cómo se crea rítmicamente el efecto swing (convertir los ritmos de subdivisión binaria o straight en ritmos atresillados o triplet) esto no nos garantiza estar en posesión de un buen swing: While some jazz musicians have called the concept of “swing” a subjective and elusive notion, they acknowledge that the concept is well-understood by experienced jazz musicians at a practical, intuitive level. Jazz players refer to “swing” as the sense that a jam session or live performance is really “cooking” or “in the pocket.”. Vaya, que: o naces con un buen swing de serie (algo extrapolable al concepto de duende en el flamenco) o solo puedes adquirirlo en contacto con músicos experimentados en estas lides.
    Por tanto, si tenemos en cuenta que el swing es un concepto interpretativo que se refiere a una determinada manera de tocar que incita al oyente a bailar (o por lo menos a balancear el cuerpo en su asiento), si que me parece factible hablar de que Grieg tocaba con swing, o de que tal o cual versión de una pieza clásica tiene más o menos swing.

    • José Luis dijo:

      El problema debe estar efectivamente también en la propia definición. De hecho, uno mueve rítmicamente el pie o la cabeza (o trata de no hacerlo para no molestar al vecino de localidad) cuando escucha por ejemplo a Beethoven, y no hubiese pensado nunca que eso fuese cosa del swing. Si tuviese que definirlo, ya apelaría a autėnticas vísceras, no a la cabeza o a los pies. El swing pasa por el estómago, o por todo el cuerpo, y tiene algo de ondulante. Me ha hecho gracia que pueda tener relación con el rubato. Creo que los músicos con swing tienen algo con eso, juegan con el tiempo de las notas.

  3. luis dijo:

    Desde luego que el swing puede entenderse como una especie de rubato rítmico. Pero, mientras que el rubato es un efecto que consiste en flexibilizar el ritmo y el tempo de una obra en determinados pasajes -y que suele ser utilizado con discreción por los buenos intérpretes- , el swing es una alteración rítmica sistemática que estructura toda una pieza. Digamos que los músicos que tocan con swing le añaden un extra de “mordiente” o inercia a la música que la hace irresistible para el baile. Totalmente de acuerdo con lo de la visceralidad el ritmo musical.

    • José Luis dijo:

      “Mordiente” no parece muy próximo a “inercia”, y sin embargo… Gracias!

      • luis dijo:

        Sí, perdón. Confundí la conjunción. Quise decir mordiente e inercia. Mordiente en el sentido de fijar con mayor intensidad los sutiles matices rítmicos que diferencian una interpretación común de una con swing. ¡Gracias a ti por el artículo!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s