Imbuidos

Carlos II El imbuido

No creo que fuera Carlos II el que estaba imbuido de ideas románticas, porque en el siglo XVII, de ser él, hubiera estado imbuido de otras cosas. Y para no llamarle directamente tontolaba ya le sacaron lo de hechizado. Sería a propósito de otro, pero esa expresión, imbuido de ideas románticas, está anclada en mi memoria con tanta fuerza como Monsieur Vincent se promène sur la rue de Rivoli o León: El Bierzo, con Ponferrada y Villablino y La Maragatería con Astorga.

Tampoco encuentro en Google muchas referencias a imbuidos de ideas románticas que pudieran ser los auténticos adjudicatarios de la frase. Milà i Fontanals, Pushkin, Larra, Sabino Arana, una chica que se hizo monja sin vocación, y poca cosa más. Por el camino, se me ocurre que imbuido debe venir de embudo, y en efecto, parece que tienen una raíz común: Imbuir, de imbuĕre, embeber, y embudo, de [traiectorĭum] imbūtum, [conducto] lleno de líquido. El embudo es un artilugio muy bien inventado para llenar de ideas románticas y no tan románticas la cabeza de los otros. También sirve de capirote, además de sus diversos usos domésticos.

La-extracción-de-la-piedra-de-la-locura

Extracción de la piedra de la locura (Hieronymus Bosch, 1494)

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Lengua y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Imbuidos

  1. Vicicle dijo:

    ¿Estás seguro de la expresión?, mira que la memoria es muy traidora. ¿No será “embutido de hierbas aromáticas”? Lo de la Maragatería, ves, no te lo discuto. A mí me sonaba a pastelillo, tipo buñuelo rebozado de azúcar, ¿será por lo de Astorga? Qué traidora es la memoria🙂

    • José Luis dijo:

      😀 No me falla. Lo recuerdo tan bien como lo de la mantecada de Proust. 🙂

      • Vicicle dijo:

        Por no hablar de la empanada de Gallego o el sobao de Pasiego, verdaderos detonantes de grandes hitos de la literatura universal. Lo que no recuerdo con precisión son los hitos😯 De la empanada dudo entre Crimen sin castigo o Hamlet. Creo que la primera fue llevada al cine con el título de A mí la legión, y la segunda con el de Raza, contando con el protagonista danés como principal guionista, pero no tengo la total seguridad, se lo consultaré al nuevo ministro de educación, que ve mucho Cine de barrio. El sobao dio a luz o bien El bello durmiente del bosque o tal vez Sueño de una noche de verano. Y que yo sepa no tuvieron adaptaciones cinematográficas porque de tanto estudiar por las noches se durmieron en los laureles. Ay!, qué traidora es la memoria.

        • José Luis dijo:

          Desde luego. Creo que hubo una peli titulada directamente “El bello sobao”, que se quedó en proyecto. Y, a menor nivel, no deben olvidarse los canutos de la O, los roscos de comer y no comer y los bollycaos de yogurín, todos ampliamente representados en la literatura y la cinematografía. ¡Y cuánto duele la memoria!

  2. Timamot dijo:

    T’has descuidat de “la llei de l’embut” que pot donar molt de sí.
    També podríem parlar del costum d’alguns d’embutxacar-se sobres …

    • José Luis dijo:

      La vaig tenir present, però em vaig trobar amb la sorpresa de què no significava el que jo pensava, quelcom com fer passar pel tub. I resulta que és “lo estrecho para otros, lo ancho para uno”. Naturalment, tothom diu que es de los otros. Donava tant de joc que la vaig deixar😉

  3. lluisemili dijo:

    Apasionante el tema infundibuliforme.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s