Si amas la belleza

Nunca se ha alcanzado tal intensidad de expresión en la inmovilidad absoluta, tal suspensión del tiempo, ese misticismo casi oriental, esa inmovilidad armónica y tonal tanto cómo rítmica, que hacen de esta canción un espejo fascinante en el que se refleja el cielo.

Henry-Louis de La Grange

Pero la sombra de Ich bin der Welt abhanden gekommen, en la cumbre de los Rückert-Lieder y de la obra de Mahler, oscurece injustamente a sus compañeras, y muy injustamente a Ich atmet’ einen linden Duft y a Liebst du um Schönheit. A propósito de los versos finales de esta última, (“Liebe mich immer, / Dich lieb’ ich immerdar”,  “Ámame siempre / como yo te amaré eternamente!) se lee en el texto de de la Grange: La emoción culmina en el melisma final “immer, immerdar“, que retrasa el final de la frase y la suspende de alguna manera en un sentimiento de éxtasis inmóvil, liberado de cualquier peso, “como si el sentimiento no fuese capaz de expresarse más, como si se ahogase a sí mismo en su propio desbordamiento… Lo que se expresa tiene tanta fuerza, que el fenómeno, el mismo lenguaje de la música, resulta insuficiente. El discurso no logra llegar al límite de sí mismo, la expresión se convierte en sollozo”, escribe Adorno.

Y Jessye Norman lo muestra:

Liebst du um Schönheit, / Si amas la belleza,
O nicht mich liebe! / ¡oh, no me ames!
Liebe die Sonne, /¡Ama al Sol,
Sie trägt ein gold’nes Haar! / cuyo cabello es dorado!
Liebst du um Jugend, / Si amas la juventud,
O nicht mich liebe! /¡oh, no me ames!
Liebe der Frühling, / ¡Ama a la primavera,
Der jung ist jedes Jahr! / que es joven cada año!
Liebst du um Schätze, / Si amas las riquezas,
O nicht mich liebe. /¡oh, no me ames!
Liebe die Meerfrau, / ¡Ama a la sirena,
Sie hat viel Perlen klar. / dueña de relucientes perlas!
Liebst du um Liebe, / Si amas el amor,
O ja, mich liebe! /¡oh, sí, ámame!
Liebe mich immer, /¡Ámame siempre,
Dich lieb’ ich immerdar. / como yo te amaré eternamente!

-♦-

Los cinco Rückert-Lieder con los comentarios de Henry-Louis de La Grange, aquí.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Post-Romanticismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Si amas la belleza

  1. gloria aparicio dijo:

    Y yo digo como no amar esa belleza con su forma de sentir, de cantar…..es verdad que esos lieds son bellísimos pero tambien lo es el que según quién los interpreta te obliga a tocar el “Cielo” Jessie Norman es una de las voces a mi juicio que se puede permitir muchos rols, aqui es un Angel…….

  2. gloria aparicio dijo:

    con la emoción se me olvidaba GRACIAS J.LUIS, un abrazo.

  3. timamót dijo:

    És un cicle que estimo molt.
    Ich bin der Welt abhanden gekommen ja el tinc demanat pel meu funeral, ;o)

    • José Luis dijo:

      Cuan largo me lo fiáis😀 Jo el sentiré demà. Han canviat un baríton de nom, Markus Werba, per una mezzo menys coneguda que es diu Elisabeth Kulman, i pels Youtubes que he sentit, em penso que sortirem guanyant.

  4. ¡Qué bien está expresado el sentimiento de la música con palabras! Es curioso que nos gusta, además de escuchar la música, leer unas palabras acertadas sobre ella, como quien lee poesía.

  5. Ângels dijo:

    Realmente es una maravilla de canción (un poco triste) pero se te olvida la tristeza con la belleza
    que transmite. U.A.y adióoooós.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s