Tan Dun

Tan Dun

Tan Dun (1957, Si Mao, Hunan Central, China), uno de los principales exponentes de la vertiente clásica de la llamada “world music”, alcanzó la fama como autor de la banda sonora de Tigre y Dragón

Pero Tan Dun es a la vez un vanguardista, discípulo de Takemitsu y Varese y compañero de Cage y Reich, que se inició musicalmente tocando ollas y cacerolas con los campesinos de una comuna y que, imitando a los chamanes de su infancia, en muchas de sus obras emplea materiales “orgánicos” como papel,

piedras

o agua.

Además de bandas sonoras y de “música organica”, es autor de cuatro óperas, sinfonías, conciertos y obras de cámara. Para conmemorar el 250 aniversario del nacimiento de Bach, compuso un “oratorio multicultural/multimedia” titulado La pasión del agua (según San Mateo), que puede verse completa aquí si esta presentación resulta atractiva.

En 2012 estrenó The tears of nature, un concierto que compuso para el percusionista Martin Grubinger, quien lo interpretó en el Delibes de Valladolid los pasados 20 y 21 de Noviembre. Interesados en la obra con los comentarios de su autor, aquí. Y en las impresiones tras asistir a ese concierto, aqui. Justificaria un viaje a cualquiera de las ciudades Europeas donde Martin Grubinger lo interpretará esta temporada.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Segunda mitad del Siglo XX y Contemporánea y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Tan Dun

  1. lluisemili dijo:

    Molt interessant aquest post. Suscita un munt de reflexions entre les quals la necessària complicitat d’un públic respectuós i silenciós. I la polèmica sobre l’amplificació dels sons amb altaveus. I moltes més.

    • José Luis dijo:

      Arribes al mateix lloc que jo després del concert, al que vaig anar amb molta prevenció, perquè els youtubes no em deien gran cosa i va resultar sensacional. Es música per sentir en directe, i dins d’un gran espai silenciós. Ens va fer sentir el so de l’aire, quan apropava i allunyava dos petits platerets. I no era un circ, música melodiosa, i un concert formalment clàssic. Mot, molt interessant, un camí molt més transitable que el dels minimalismes i l’atonalitat. Si hi ha temps, faran via per aquí.

  2. lluisemili dijo:

    Primer no entenia el lloc on arribavem i coincidiem. Quan jo parlo de la polèmica de l’amplificació penso en música clàssica vs música amplificada (trestenores, waldbuhnes, etc).
    Suposo que l’experiència va ser meravellosa sentit en directe. Com ho va ser el cor de Letònia al Pi de Barcelona.

    • José Luis dijo:

      Jo parlava de l’amplificació domestica, si més no, coincidència a un paral•lel.

      Un bon cor amb música religiosa a un espai com el Pi ha de ser la monda. L’altra dia vaig sentir a una violinista eivissenca grandíssima, Lina Tur Bonet, amb les sonates de Biber (las que acaben amb la Passacaglia que no és de Respighi, je je) i pensava que seria sensacional escoltar-les a una església. Qué important que son també els llocs.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s